Anuncios
Calle Toledo de Madrid, España.

Tres muertos tras una explosión en Madrid mientras revisaban una caldera

Una enorme explosión ha destruido las cuatro plantas superiores del edificio ubicado en el número 98 de la calle de Toledo, en el distrito de Latina, junto a la parroquia Virgen de la Paloma. En estos momentos se han contabilizado al menos tres fallecidos –aunque podrían ser más de cuatro– y once heridos. De ellos, el sacerdote Rubén Pérez, de 26 años, reviste mayor gravedad.

Concretamente, la explosión ha tenido lugar en los locales parroquiales y los pisos de residencia de los sacerdotes de la parroquia Virgen de la Paloma, según ha confirmado a ABC el Arzobispado de Madrid. Todo apunta a que el accidente ha sido provocado por una explosión de gas, mientras dos hombres manipulaban la caldera de la quinta planta del inmueble. Uno de ellos, David Santos, de 35 años, padre de cuatro hijos y técnico de mantenimiento de Metro, Abengoa y el Hospital de Mostoles, ha fallecido. A las otras dos víctimas mortales, un hombre de 85 años y un varón, la deflagración les pilló por sopresa en mitad de la calle. El sacerdote Rubén Perez, que había pedido a David que le echara una mano con la caldera, ha sido trasladado con pronóstico grave al Hospital de La Paz.

Por suerte, el estallido se ha producido en un momento en que el que no suele haber muchas personas en el edificio. En el enclave dañado se suelen reunir comunidades del Camino Neocatecumenal, también conocidos como «los kikos». Las llamas continúan a esta hora en la parte baja del edificio, sin que por ahora se conozcan más detalles acerca del estado de la estructura afectada. Al menos, sobre el terreno.

En la parroquia, cuenta una feligresa, coexisten actualmente 18 comunidades de entre treinta y cuarenta personas cada una. «Es un bloque entero, donde nos reunimos en diferentes salas y en días alternos», resume esta mujer, visiblemente afectada. Dentro del inmueble también hay un centro de Caritas y otro destinado a ayudar a niños en situación de vulnerabilidad. «Precisamente, hoy estábamos citados a las 20.30 horas», añade la testigo, quien pertenece a la comunidad número 13: «He venido desde el trabajo en cuanto me lo han contado».

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
Anuncios