Anuncios

Forcejeos y gritos: los minutos de caos que se vivieron en la cumbre de Biden y Putin

GINEBRA. —La cumbre de los presidentes Joe Biden y Vladimir Putin comenzó el miércoles con varios minutos de forcejeos y gritos entre los periodistas estadounidenses y rusos por un lado y efectivos de las fuerzas de seguridad por el otro.

Los organizadores del encuentro en Ginebra abrieron la sala de reunión a los periodistas para lo que habitualmente son algunos minutos de fotos, video y preguntas a los gritos antes del inicio de las conversaciones, pero el miércoles los agentes de seguridad estadounidenses y rusos bloquearon inicialmente el ingreso de los periodistas.

Periodistas estadounidenses dijeron que agentes de seguridad rusos los aferraron por los brazos y la ropa. Trataron de abrirse paso y uno fue arrojado al suelo.

Se alzaron gritos de gente que decía que los estaban aplastando, hasta que finalmente se impuso la calma.

Al principio, Biden y Putin se mostraron incómodos frente a la prensa, pero luego parecieron divertirse con el tumulto.

La Cumbre

El presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, se reúnen este 16 de junio en la Villa La Grange en Ginebra (Suiza) en la que será su primera reunión cara a cara desde que el inquilino de la Casa Blanca asumió el poder.

Los dos mandatarios se reunieron en el porche de la villa, donde estaba presente el presidente de Suiza, Guy Parmelin, con quien Putin tiene previsto celebrar una reunión separada tras la cumbre Rusia-EE.UU. Tras escuchar un discurso de bienvenida del mandatario suizo, Putin y Biden intercambiaron saludos y se estrecharon las manos. Luego, entraron al edificio.

Al principio del encuentro, Putin agradeció a Biden por su iniciativa de reunirse, señalando que las relaciones entre ambos países «acumularon muchas cuestiones» que deben ser abordadas durante negociaciones a alto nivel. En ese contexto, expresó la esperanza de que la cumbre sea «productiva».

El jefe de la Casa Blanca, a su vez, sugirió que ambos países trabajarían en los ámbitos en los que tienen un interés mutuo. «Tenemos desacuerdos, y podemos hacer todo lo posible para resolverlos de forma racional y previsible«, declaró.

En la parte protocolaria del encuentro estuvo presente un gran número de periodistas. En estas condiciones, el ruido generado por los reporteros impidió que se pudiera escuchar a los mandatarios claramente e hizo que fueran finalmente invitados a salir de la sala.

Mientras tanto, a la entrada a la villa, se creó una aglomeración. Según corresponsales rusos, el caos se produjo después de que periodistas estadounidenses se confundieran de puerta.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
Anuncios