Anuncios

Transición de Danilo: encender alarmas de control de daño, y evitar ayuda social siga de piñata a garata con puño

Por Nelson Marte

El presidente Donald Trump sigue apostando a que será reelegido, pese a sus conflictos comerciales con China y la Unión Europea, y los mortales golpes que el Coronavirus está asestando a su país.

Pero al mismo tiempo está formando un consejo de transición, de conformidad con la Ley de Transición Presidencial, reportó el jueves la agencia norteamericana Prensa Asociada.

“Esa decisión representa la primera vez que la implementa un presidente en funciones que se prepara para un segundo periodo”, informa AP.

El traspaso de mando en Estados Unidos será en enero 20, en 9 meses, aquí en agosto 16, en tres meses.

Pero mientras que el repentista presidente norteamericano, que no descarta reelegirse, empieza a preparar un eventual cambio de mando, aquí el calculador Danilo Medina, que no tiene oportunidad de mantener a su PLD en el poder, no envía ni señales de humo, como las que eleva el Vaticano, cuando elige papa.

¿Tiene Trump, y no Danilo,  la experticia para saber que los gobiernos y los partidos y los países deben ir  adecuándose a la transición que antecede a los cambios de mando, más cuando el relevo es de un partido distinto al que está en el poder, como será aquí?

No.

Los antecedentes  que en materia de transmisión presidencial tiene Danilo, por experiencia personal y porque fue el hombre al mando en las transiciones de Leonel Fernández en 1996 y 2004, indican que debe llevarle la milla al gringo.

¿No sabe Danilo que en este trópico que se ha vuelto más revuelto y brutal que el Norte, las transiciones presidenciales resultan períodos de crispación, nerviosismo e incertidumbre, que achican las inversiones y la actividad económica, agravadas ahora con esta especie de huelga general en que nos tiene sumidos el Coronavirus?

Claro que lo sabe.

El problema de Danilo no es de conocimiento sino que parece no haber terminado de interiorizar o está resistido a reconocer que su partido quedó en minoría y que la mayoría del electorado se decidió a jacha y machete por un cambio.

Son notorios el silencio y la inacción en la conducta del Presidente, en lo relativo a ir organizando a sus funcionarios para que arreglen sus papeles y se preparen a rendir cuenta y entregar a funcionarios de otro partido, pese a que eso ocurrirá en apenas par de meses.Diferente a los buzos, que cuando van subiendo desde las entrañas del mar deben ir descompresionando, los del gobierno que irán bajando, deben ir reduciendo la adrenalina que suele disparar el metabolismo de la mayoría de los que disfrutan del mandito de que hablaba Lilís: ¡Si quieres ver quién es Mundito, dale un mandito!

Él mismo, el Presidente, debe prepararse anímicamente para aceptar que no podrá cumplir su vaticinio de que ganaría las elecciones, pues ya perdió las primeras, la municipales y nos dijo que quien ganara esas quedaba a punto de ganar las congresuales y presidenciales del 5 de julio.

Además de las encuestas y ahora el vaticinio preciso de Antonio Sola, que adelantan a Luis Abinader y al PRM como los ganadores del próximo certamen, para las próximas elecciones Danilo ya sabe que se le han colocado además en la acera del frente los jóvenes representados en los plantones de la Plaza de la Bandera, muy atentos al desempeño de la JCE, y las damas de los ensordecedores cacerolazos de las 8:00 PM, sectores ambos antes apáticos a la política o más bien enrolados con el PLD.

Este es el momento de internalizar que él no puede cambiar el dictamen de la historia.  Que debe encender todas las alarmas de control de daño para evitar más o nuevos escándalos como los de las compras y licitaciones del plan de emergencia, y ver que –como denuncian candidatos del PLD–, los insumos de la ayuda social de la Presidencia dejen de ser más que una piñata de cumpleaños, una garata con puños, y ojalá que sin tiros.

El audio de una candidata a senadora denunciando como a ella no le dan y a otros candidatos sí y de un aspirante a diputado sacado en camilla, abimbao a golpes por competidores, no son denuncias de la oposición sino de los mismos peledeístas, evidenciando cómo los insumos de la ayuda social, que se compra con dinero de los contribuyentes de todos los partidos,  se han vuelto oferta electoral del PLD.

Ojalá que el presidente Medina empiece a dar señales de que se prepara para la transición, para que en su próximo cumple no pasemos por la pena de verlo a  ¡él solito… cantándose su happy birthday!

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario