Anuncios

No es cierto, presidente Abinader

Por Alberto Quezada

Una de las mayores contribuciones  que haría Gobierno alguno  al  logro de la tan anhelada justicia social en la República Dominicana es lograr mediante el mecanismo legal que sea que los 5.4 millones de dominicanos y dominicanas que cotizan  en los fondos la de pensiones  puedan  acceder en lo inmediato a una  parte de esos más 700 mil millones que hay depositado.

El Gobierno que lo logre materializar esa aspiración se llenaría de gloria, el partido político que lo canalice pasaría a la  historia como la organización política de más sensibilidad social e identificación con los de bajo en el  XXI.

Las autoridades del Gobierno, el Congreso Nacional y los sectores progresistas que quieren que este país avance y rompa definitivamente con las cadenas del subdesarrollo tienen que unirse en ese  reclamo tan sentido del pueblo dominicano.

No es cierto como afirman algunos  que tradicionalmente  han sido soportes ideológicos de los sectores sociales más atrasados de la sociedad dominicana que el tocar esos fondos significaría el colapso total de la economía. No es verdad.

Produce mucha pena que actores y personalidades   del mundo jurídico, económico, religioso  y de la comunicación social, a los cuales uno le atribuía cierta equidad y conciencia social hoy estén haciendo el terrible papelazo de peones del veneno.

Los afiliados  tienen el derecho legítimo de reclamar el avance del 30 por ciento de los fondos acumulados en sus cuentas de Capitalización Individual, o que estos recursos se conviertan en un fondo de garantía para que ellos puedan emprender, liquidar o realizar  préstamos hipotecarios con una mejor tasa de interés.

No es posible que la banca pública y privada que administra esos fondos millonarios de los trabajadores se crea dueña y señora de ese capital que ha sido  acumulado con tanto esfuerzo y sacrificio.

Los trabajadores cotizantes en las AFP  son en realidad los que tienen el derecho de hacer negocios y obtener las mayores de las ganancias de esos fondos ya que son los propietarios. Ya son 20 años que tienen las AFP degustando filete. Ya basta!

El autor es periodista y magíster en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo.quezada.alberto218@gmail.com

 

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.