Anuncios

Hambre en NYC se reduce 50% después de los peores meses del COVID-19


El fuerte ‘golpe’ al estómago que causó la pandemia el año pasado a millones de familias pobres de Nueva York, fue mucho menos severo en este 2021 que ya finaliza.

De acuerdo con un análisis del grupo ‘Hunger Free América‘, en todo el estado el número de personas que “no tenían suficiente para comer” se había disparado a más de 6 millones en abril del 2020. Pero en septiembre de este año esa cifra se desplomó a 2.715 millones de personas.

Esto significa que los problemas de acceso a alimentos y trabas para completar la carga calórica diaria mejoró en un 56% en todo el estado y 45% en la Gran Manzana.

Esta tendencia a juicio de Joel Berg, director ejecutivo de Hunger Free America, se debe a que tanto la Ciudad como el Estado y el Gobierno federal pusieron desde principios de año “muros reales” a la posibilidad de una hambruna empujada por la crisis de salud pública creada por el COVID-19.

“Millones de neoyorquinos siguen teniendo dificultades, pero la realidad es que observamos que las autoridades en todos los niveles expandieron la red de seguridad y aumentaron los beneficios para que las familias vulnerables no tengan que saltarse comidas o comprar productos menos nutritivos”, explicó Berg.

En el balance de esta organización sin fines de lucro, El Bronx sigue siendo el condado con más dificultades de nutrición en la ciudad de Nueva York.

Más de uno de cada cuatro residentes del Condado de la Salsa (25.4%) experimentan inseguridad alimentaria, esto incluye a 35.8% de todos los niños, casi el 18% de los adultos que trabajan y más del 21% de los adultos mayores.

Nunca más me acosté sin comer

Hay algunos testimonios que plantan cara a estas secuencias estadísticas. El trabajador de restaurantes mexicano Saturnino Aviles, de 60 años, desde el principio de la pandemia quedó desempleado. Ahora solo ha conseguido un ‘part time’ de cuatro horas. Sus ingresos todavía no le permitan compensar del todo su refrigerador, ni sus necesidades.

“Uno no quisiera tener que recibir ayuda porque uno trabaja, pero no alcanza, pero por otra parte hay que reconocer que en esta ciudad hay muchas ayudas. Es casi imposible pensar que alguien puede pasar hambre aquí”, destacó el poblano residenciado en El Bronx mientras hacía una larga fila en una despensa de alimentos.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.