Anuncios
Enrique Piera Puig.

Chinino Lluberes también está señalado como sospechoso del asesinato en 1970 del padre de la periodista Nuria Piera

El ex jefe de la Fuerza Aérea Dominicana y de la Policía Nacional, general retirado Salvador Lluberes Montás (Chinino), quien ha reaparecido en la palestra pública desde febrero de este año luego de que le habrían robado 6.4 millones de dólares en su villa de Casa de Campo, La Romana, no sólo está acusado del asesinato de Orlando Martínez. Pocos saben que también está señalado como el principal sospechado del homicidio de otro periodista: Enrique Piera Puig, padre de la comunicadora Nuria Piera.

A la hora del atentado, Piera Puig producía el programa radial “Sobre las Ies”, por Radio Visión, y fungía como profesor de economía de la Universidad Dominicana OyM, con cuyo rector, el también economista doctor José Rafael Abinader, estrechó relaciones amistosas.

El entonces jefe de la Fuerza Aérea Dominicana, general Salvador Lluberes Montás, durante la era de los «doce años» de gobierno del ex presidente Joaquín Balaguer.

Aunque investigadores periodísticos sabían que Chinino Lluberes Montás se movía sigilosamente entre Casa de Campo y Miami -y en ocasiones en la capital dominicana-, el denunciado extraño robo sorprendió a muchos dominicanos que lo creían fallecido.

Al ser imputado judicialmente por el asesinato de Orlando Martínez, el citado alto oficial vinculado a la Gulf and Western y a la alta inteligencia de Estados Unidos, a un sobrino recién graduado de abogado, el connotado dirigente estudiantil de la UASD y del Partido Comunista de la República Dominicana (PACOREDO) Salvador Uribe Montás, le reveló detalles de esta ejecución.

Por razones políticas y éticas, Uribe Montás no pudo asistirle técnicamente, pero le buscó a un reconocido jurista proveniente de la izquierda -que no conoció la verdad- y meses antes de morir ofreció su testimonio a este periodista, bajo un compromiso que ha sido cumplido fielmente.

¿Sería Chinino Lluberes una fuente para despejar el camino contra la impunidad?

En el libro de nuestra autoría “Crímenes contra la prensa. Atentados y censuras en República Dominicana 1844-2007”, tomo II (1961-2007), publicado en el 2009, se inserta un apartado titulado “Enrique Piera Puig: balazo por denuncias en su programa lo lleva a fosa”, que copiamos a continuación:

“Toca el timbre Enrique Piera Puig a la muchacha del servicio -7:30 de la noche del viernes 9 de octubre de 1970- de su residencia del ensanche Ozama y, de repente, un chubasco de balas atrona y penetra en su bajo vientre, en la puerta, la persiana y la pared frontal del inmueble. Tapa sus ojos infinitamente, aposentado en la temeridad de su lenguaje, el lunes 19, disolviéndose el esfuerzo de los galenos en su lecho de 10 días.

“No sacó Piera Puig el revólver calibre 38 que portaba, porque con su cuerpo cubrió del fuego de los proyectiles a su esposa Berna Gainza y a sus hijas Sonia y Nuria, de 12 y 10 años de edad. Tampoco reaccionó el chofer, el agente policial Luis María Meléndez, quien estaba en el interior del automóvil que acababa de estacionarse en la marquesina de la casa número 45 de la calle Costa Rica esquina Masonería.

“Los siete disparos de armas calibre 38 y 9 milímetros fueron hechos desde la verja de cemento y arbustos ubicados frente a la vivienda, cuando la pareja y Sonia, de 12 años de edad, llegaron de la playa Villa del Mar. Nuria, quien se había quedado con una amiga en una casa vecina, le dio la bienvenida en la maroma del tiroteo.

“Los tres atacantes emprendieron la huida en un carro blanco, placa 18581, que le aguardó en las inmediaciones.

“Dos balazos alcanzaron al productor del programa ‘Sobre las Ies’: uno en el tercio medio del muslo derecho, que le perforó la arteria femoral, y el otro en la cara externa del muslo izquierdo.

“La señora Gainza y el chofer Meléndez llevaron a Piera Puig –con una hemorragia profusa- al hospital Darío Contreras, donde ‘por una impericia le pusieron sangre en la misma pierna afectada. La sangre se le salía por la incisión causada por la bala’ (1).

“Dos hechos despertaron la curiosidad en el centro asistencial: la flagrante negligencia médica y/o mala intención en la sala de emergencia, y que a los 10 minutos se registró un impresionante operativo de unidades de la Policía, el Ejército y la Marina de Guerra, que incluyó la instalación de una ametralladora pesada.

“A las tres de la madrugada del sábado 10 de octubre fue transferido, en estado de gravedad, al hospital militar Enrique W. Lothgow Ceara (ubicado en las riberas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde le hicieron un injerto artificial en la arteria femoral. Le pusieron dos pintas de sangre y lo acomodaron en la cámara de oxígeno.

“El domingo 11, Piera Puig reaccionó positivamente, dentro de su cuadro crítico: la circulación de la sangre era normal, y conversó con familiares. Había superado la crisis más aguda.

“‘Los muchachos se salieron con la suya’, comentó Piera Puig en su lecho, refiriéndose a los grupos de izquierda.

“Padecía de una flebitis en las dos piernas. Tenía 46 años, pesaba unas 260 libras y fumaba de 60 a 80 cigarrillos diarios. En ese episodio, le sobrevino el desprendimiento de trombos (sangre coagulada), que le ocasionaron una embolia pulmonar. Expiró a las 3:50 de la tarde del lunes 19 de octubre, orillados sus parientes, amigos y los periodistas en el pétalo de la pesadumbre.

“El martes 20 de octubre, a las 10 de la mañana, partió el sequito fúnebre desde la capilla de la protectora La Altagracia, situada en la avenida Bolívar número 31, hacia el cementerio de la avenida Máximo Gómez.

“La ceremonia religiosa fue oficiada por el sacerdote de este camposanto, Antonio Hirozo, quien expuso que ‘Piera Puig era un hombre de un temperamento ardiente y fogoso, pero que siempre practicó el bien a manos llenas. El amigo Enrique en España, su patria natural, fue herido peleando al lado de la Legión Azul contra los comunistas (en la Segunda Guerra Mundial), y aquí en esta tierra que tanto amó ha sido vilmente asesinado. Murió cumpliendo con un deber para la patria dominicana’.

“El sindicalista Fernando Muñiz pronunció el panegírico: “La libertad supone grandes sacrificios y los hombres y mujeres que han creído en la democracia han tenido que sacrificarse, como hoy lo ha hecho Enrique Piera. Nuestros corazones se encuentran embargados porque murió un gran amigo al que hoy le damos las gracias por este sacrificio a favor de la libertad y la democracia, que aún no gozamos. Vamos a seguir los deberes sagrados de este pueblo por el que acaba de dar la vida” (2).

“Los periódicos censuraron, editorialmente, la acción deleznable.

“El Listín Diario expuso en su primer párrafo que ‘Enrique Piera murió ayer’. En otros explica que ‘se dirá que Piera cometía excesos verbales, en que no debe incurrir el hombre de ideas ni el comunicador social. Pero excesos verbales se cometen diariamente en nuestro país, de uno y otro lado, y a la gran mayoría de las víctimas de esas jaurías no se les ha ocurrido que el crimen, que el asesinato, pudiera ser su reivindicación”.

“Y concluye en que ‘Nada justifica el asesinato de Enrique Piera, como no se justifica nunca ningún asesinato. Hoy Enrique Piera es un mártir. Y su muerte es parte de nuestra deshonra colectiva” (3).

“El Caribe dijo que ‘Un periodista ha caído, víctima de las balas asesinas disparadas por quienes no acaban de comprender que cada hombre tiene derecho de sustentar las ideas que considera justas”.

“Y más adelante manifestó que ‘el señor Piera Puig fue siempre una figura muy controversial en el campo periodístico nacional. Pero lo que nunca estuvo en discusión es que le asistía el derecho –enmarcado dentro de la ley- de defender sus ideas, como siempre lo hizo, y en las cuales creía con vehemencia” (4).

“¿Quién era Piera Puig?

“José Enrique Piera Puig vino al cosmos el 26 de marzo de 1924, en Tarragona, Barcelona, España. Estudió economía en una universidad de ese territorio europeo, y en 1952 casó con Berna Gainza Oñez, quien falleció el 9 de marzo del 2004, en Santo Domingo.

“Piera salió de España por un conflicto que tuvo con un alto funcionario del gobierno del dictador Francisco Franco, motivado por artículos que escribía, en una revista, contra este régimen. Desde entonces vivió en varios países de América.

“En varias ocasiones vino a República Dominicana a realizar trabajos de tipo económico, hasta que decidió quedarse definitivamente y procrear aquí una familia. Nacen las dos únicas hijas del matrimonio: Sonia y Nuria, archiconocida por su popular programa ‘Nuria en el 9’.

“Enrique Piera Puig adquirió la nacionalidad dominicana, y se relacionó con el periodista Pedro Alvaro Bobadilla, con quien participó, en 1968, en el programa Conclusiones, por el canal televisivo Rahintel.

“Poseía cualidades de polemista. El 3 de febrero de 1968, El Nacional publicó dos textos controversiales, que reproducimos:

CARTA PUBLICA

Santo Domingo, D. N.,

2 de febrero de 1968.

Dr. Freddy Gatón Arce

Director del Nacional de Ahora

Sr. Hernández

Redactor

Dr. Rafael Molina Morillo

Director de la Revista “Ahora”

Sr. José Ayuso

Jefe de Información

De Mi Consideración:

En el No. 504 del periódico El Nacional de “Ahora” de fecha 1ro. de febrero en curso, en la primera página hay un artículo, cuyo título dice: “DEFINEN LA ROMANA BOMBA DE TIEMPO”. En la revista “AHORA” del año séptimo No. 821, que inexplicablemente tiene fecha 5 de febrero del año actual y se está vendiendo al pregón en el día de hoy aparece en la portada: LA ROMANA UNA BOMBA DE TIEMPO y en las páginas 4, 5, 6, 7 y 73 reza el título de “Las noticias entre Bastidores: LA ROMANA. LOS EXPLOSIVOS INGREDIENTES DE UNA BOMBA DE TIEMPO.

Acontece, que en mi programa CONCLUSIONES hice un reportaje al Central Romana donde llegué a las lógicas conclusiones que me indujeron las palabras y expresiones de cuantos laboran en esa importante Empresa.

Ustedes, en sus dos órganos de difusión, en cuanto a Central Romana se refiere, llegan a exposiciones completamente dispares a la mía.

Yo respeto muchísimo la opinión pública. Respeto mucho la tranquilidad del país. Lucho con todos los medios que están a mi alcance para que el país llegue al bienestar que merecemos los dominicanos. Presumo, que ustedes también deben respetar la opinión pública, como mínimo, tanto como yo. Más acontece, que sobre un mismo tema hay dos versiones completamente opuestas. Una de las dos partes, sin prejuzgar la calidad de la fe puesta en ambos reportajes, ha faltado el respeto a la opinión pública.

Conviene a la opinión pública y a la honestidad de nuestros medios de expresión, que se aclare cuál parte ha cometido error.

En vista de esta exposición que creo ustedes deberían compartir, y como quiera que todos los reportajes se basan en hechos reales con pruebas, me permito, en beneficio de la otra vez repetida opinión pública, citarlos a ustedes cuatro al programa “CONCLUSIONES” del próximo sábado día 10 a las 2:00 p. m. en RAHINTEL para que aclaremos los conceptos vertidos en mi programa “CONCLUSIONES” y en su periódico y revista EL NACIONAL DE “AHORA” y “AHORA”.

Me permito proponer como moderador de este programa al periodista Pedro Alvaro Bobadillla y al Dr. Salvador Pittaluga Nivar, si me conceden el honor de aceptar.

Hago provecho de la ocasión para testimoniarle mi consideración más distinguida.

ENRIQUE PIERA PUIG,

Céd. No. 134449661 (5).

“La invitación a Freddy Gatón Arce, Rafael Molina Morillo, Juan José Ayuso y Miguel Angel Hernández fue declinada por la dirección de El Nacional, señalando numerosas razones.

“Un año después, en 1969, produjo y dirigió el espacio “Sobre las Ies”, que se difundía diariamente por Radio Visión, a las dos de la tarde, luego de las alocuciones del doctor José Francisco Peña Gómez, alto dirigente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

“En estos últimos dos años, dedicó tiempo completo a la publicación de dos periódicos. En 1968 fundó “Siete Fechas” y la revista “Abejón”, de contenido humorístico, político y literario.

“Se desempeñó en varias ocasiones como asesor de los síndicos Manuel Antonio Jiménez (Manolín) y Ramón Báez Acosta, por cuyas funciones cobraba, simbólicamente, un peso mensual.

“¿Quién lo mató?

“Desde un principio, se sospechó que el asesinato había sido cometido por la izquierda, a la que Piera Puig fustigaba constantemente. Se atribuyó la autoría, específicamente, al Movimiento Popular Dominicano (MPD), al Comando Militar Constitucionalista y al Frente Estudiantil Flavio Suero.

“Piera Puig era amenazado por la vía telefónica y atacado por sus posiciones de derecha. Cada vez que se movilizaban los estudiantes de la tanda nocturna del Liceo República de Panamá, situado en la cercanía de la residencia del productor radial, en el ensanche Ozama, lanzaban consignas contra éste.

“Los alumnos le tiraban piedras a la casa, y en una ocasión una bomba casera destruyó la verja de esta edificación. Al otro día, Piera Puig citó públicamente por su nombre a quien consideró el responsable de la acción.

“El productor del programa “Sobre las Ies” era directo, incisivo y tajante. No tenía pelos en la lengua. Ofrecía primicias: fue el primero en revelar que el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó estaba en Cuba.

“Lo tenemos ubicado…lo mataremos”. Este y otros mensajes se decían en las llamadas anónimas.

“El 25 de septiembre de 1970 en que fuerzas gubernamentales asesinaron al dirigente del MPD, ingeniero Amín Abel Hasbún, Piera Puig presagió su muerte: ‘el próximo voy a ser yo’. Y así ocurrió.

“Por los peligros reales que le acechaban, la Policía Nacional le asignó una custodia, pero días antes del crimen ésta le fue retirada. El jefe de esa institución, general Elio Osiris Perdomo Rosario, pidió excusas y alego que se enmarcó dentro de  la política de reducción de agentes al servicio de particulares.

“A los 20 años de la tragedia, un miembro de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD) confesó a un familiar de Piera Puig que cumplió la orden de vigilar la casa de éste, para saber la hora de entrada y salida.

“¿Quiénes la impartieron?

“La impartieron los jefes de esa institución, generales paracaidistas Salvador Lluberes Montás (Chinino) y Eladio Marmolejos. El Chino Pichardo fue pieza clave del equipo en proceso de observación…

“La Policía Nacional achacó el asesinato a varias personas, pero los parientes de Piera Puig se negaron a firmar la acusación.

“¿Por qué…?

“Piera Puig penetró a una zona gris, y afectó dividendos de ‘sectores incontrolables’ del gobierno de Joaquín Balaguer y también embistió acremente contra el MPD y sus dirigentes.

“La otra versión propalada es que el móvil de la actuación criminal fue la denuncia hecha por Piera Puig, en su espacio radial, de que militares precitados comprarían, a un precio irrisorio, una amplia franja de los terrenos de la antigua Hacienda de Galá (Gallard), propiedad del Estado.

“A partir de esta exposición pública sobre estos solares, que cubrían la zona donde ahora está el campus principal de la UNPHU, la venta de esos terrenos fue desautorizada por el presidente Balaguer.

 “El panorama se agravó tras una discusión, en voz muy alta, sostenida entre Piera Puig y una hermana del presidente Balaguer, en el Palacio Nacional, en torno a una candidatura a síndico del Distrito Nacional. El primero respaldaba a Manolín Jiménez.

La opinión de Radhamés Gómez Pepín, en su columna Pulsaciones de El Nacional, merece consideración. Afirma que antes de las elecciones de mayo, Piera Puig ‘estaba enfrentado, en esa oportunidad, sobre todo a la derecha electorera, puesto que la izquierda había anunciado su abstención y sólo los electoreros podían poner en peligro el triunfo del presidente Balaguer, a quien Piera defendió hasta la hora de su muerte’.

“‘¿Habrá ocurrido contra Piera un caso de venganza a seis meses de plazo?’. “Pero el asesinato de Piera también ha puesto a circular otra grave versión, según la cual se busca incitar crímenes similares contra periodistas que no sea del agrado de ciertos sectores del Gobierno, para sentar las bases definitivas de una dictadura de corte trujillista’ (6).

El atentado conmovió a los más sensatos sectores de la sociedad dominicana, que entienden que a ningún ser humano se le debe arrebatar la vida por profesar ideas, sean éstas progresistas o reaccionarias. Dolió que extremistas sin escrúpulos dejaran desvalidas a su viuda y a dos niñas menores de edad, sin raíces familiares en República Dominicana.  A los ocupantes del carro placa 18581 no se les detuvo. Los autores no fueron descubiertos. No hubo castigo. Reinó la impunidad”.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.