Anuncios

Tony Castro “»Todos deben estar felices”

 

SAN CARLOS DE MATANZAS – Antonio ‘Tony’ Castro, vicepresidente de la Federación Cubana de Béisbol, dijo este jueves que la llegada de una nueva relación con las Grandes Ligas podría tener ramificaciones más allá de la actual gira de buena voluntad de los dignatarios y jugadores de las Mayores a la mayor de las Antillas..

«Todos deben estar felices, porque a través del béisbol estamos uniendo a los pueblos», dijo Castro, hijo menor del expresidente cubano Fidel Castro.

Castro ha sido una figura instrumental en la Federación Cubana de Béisbol para hacer realidad esta gira de buena voluntad de Major League Baseball y el sindicato de peloteros, la cual incluyó a cuatro peloteros nacidos en Cuba, José Abreu, Yasiel Puig, Brayan Peña y Alexei Ramírez, al igual que los posibles partidos de exhibición que se celebrarían en la isla el próximo mes de marzo.

Al abordar el tema de abrir las puertas a peloteros desertores, en particular Puig y Abreu, quienes abandonaron la isla de forma ilegal hace pocos años, Castro afirmó que todo lo que sea en beneficio del béisbol será más que bienvenido.

«Como todo cubano aficionado al béisbol, para mí tiene la misma importancia un niño que comienza a jugar béisbol y ama este juego, hasta los ya retirados como el Salón de la Fama Joe Torre, Dave Winfield, Isazi, Medina, Rodolfo Puente, que están aquí disfrutando de todo esto», dijo Castro. «Todos los que estén dentro de ese abanico, y que provoquen que a través del béisbol pasen estas cosas, toda persona será bienvenida».

«La voluntad de Cuba y Major League Baseball es que se está trabajando en una relación basada en respeto donde el idioma que se habla es el béisbol», añadió. «Es una relación nueva de trabajo, con la voluntad de los directivos de MLB y de la Federación Cubana para el bien y el desarrollo del juego».

Castro se negó a abordar cualquier conversación con su padre Fidel sobre el tema de la normalización de las relaciones gubernamentales con Estados Unidos, limitándose a decir «estamos hablando de pelota, él es un aficionado del béisbol».

«Estamos trabajando en una nueva relación de béisbol y esto todo forma parte dentro de esa nueva relación», agregó el ejecutivo abordar la eventual posibilidad del establecimiento de una vía legal para que los peloteros cubanos puedan jugar en Grandes Ligas.

«Cuando conversamos con los directivos y se creó la idea de hacer clínicas y de hacer juegos de béisbol, [se basa] en una nueva relación de trabajo, donde lo que todo se haga en el béisbol sea precisamente para eso, desarrollar el juego y unificar las naciones. Todo forma parte de una nueva relación. No nos apuremos, esperemos a ver qué pasa en el futuro. No somos Nostradamus».

Y en cuanto a alguna vez contar con un equipo unificado cubano, que incluya a peloteros de Grandes Ligas al igual que de las Series Nacionales, Castro se negó a comprometerse pero sí recalcó que no existe ninguna diferencia entre los peloteros nacidos en el país.

«La respuesta está en las gradas, en la mente de los niños, en la mente de todos los jugadores cubanos, todos. No me separen más a los jugadores cubanos, todos somos cubanos», sentenció.

«Este encuentro que hemos tenido y esta nueva relación que estamos empezando a transitar entre la Federación Cubana de Béisbol y la Major League Baseball y la Asociación de Jugadores forma parte de un conjunto de cosas que tenemos que hacer desde ahora hasta el futuro. Esto es sólo el comienzo, espero que algún día pudiéramos decir ‘Lo hemos hecho'».

El 17 de diciembre del 2015 será recordado por siempre en la provincia cubana de Matanzas por la histórica visita de la delegación de peloteros de MLB para celebrar una clínica deportiva en el Estadio Victoria de Girón, precisamente el día del primer aniversario del inicio de la normalización de los lazos gubernamentales entre Estados Unidos y Cuba. Las banderas de ambos países ondeaban juntas en la parte alta de la pizarra del estadio.

«Para todos tiene que ser un día feliz, pero trabajemos para que no nos detengamos en un solo día y decir, ‘éste es el día de este aniversario o de otro aniversario’, dijo Castro. «No trabajemos para celebrar aniversarios, trabajemos para vivir en un mundo que vivamos todos en paz a través del béisbol».

Marly Rivera

 

Anuncios
Redacción

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.