Anuncios
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Ómicron se expande a «un ritmo nunca visto», según la OMS

La nueva variante del virus del Covid-19 ya está presente en 77 países, a pesar de que la OMS considera que podría encontrarse en todo el planeta aunque no se haya detectado todavía. La entidad pidió no «subestimar» la variante.

La variante Ómicron del Covid-19 fue reportada por primera vez en Sudáfrica el 24 de noviembre. Tres semanas después, ya se encuentra presente en 77 países, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que podría estar “en la mayoría de los países» del planeta.

La advertencia la hizo este martes el director general de la entidad internacional, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien pidió no subestimar esta nueva variante: «la gente considera que la variante Ómicron está asociada a casos menos graves, pero ya hemos aprendido antes que subestimar este virus es peligroso».

El lunes 13 de diciembre se produjo el primer deceso de un paciente afectado por Ómicron en el Reino Unido, y el Primer Ministro Boris Johnson confirmó que 40 % de los casos de Covid-19 que se han registrado en Londres, la capital del país, son por esta variante.

Este martes, la directora del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, Rochelle Walensky, ofrecía un panorama menos desalentador, al asegurar que las pruebas de secuenciación genómica revelaban que Ómicron representa menos del 3 % de los contagios a nivel nacional, pero alcanza un pico de 13 % en Nueva York y Nueva Jersey.

¿Más contagiosa que la variante Delta?

La multiplicación de la nueva variante se da a pesar de las restricciones de viaje que muchos países pusieron en práctica para limitar el ingreso de personas procedentes de varios países del sur África. 

Adhanom Ghebreyesus advirtió que Ómicron se expande «a un ritmo que no habíamos visto en ninguna de las variantes anteriores», por lo que urgió a seguir practicando medidas de prevención como el uso de mascarillas, evitar las concentraciones y mantener la higiene de las manos.

La rápida diseminación del nuevo linaje podría atribuirse a la treintena de mutaciones que contiene de la proteína de espícula, que es el eslabón para la entrada del virus en el organismo.

«Incluso si Ómicron causa menos casos graves, un fuerte aumento de los contagios puede nuevamente colapsar sistemas sanitarios no suficientemente preparados», advirtió este Ghebreyesus, hablando desde Ginebra.

Ómicron fue declarada “variante de preocupación” por la OMS desde su detección, precisamente a raíz de esa capacidad de multiplicación, pero el consejero de la Casa Blanca sobre la crisis sanitaria Anthony Fauci, afirmó que era “prácticamente seguro” que no provocaba casos más graves que Delta.

La desigualdad en la vacunación, en la raíz de Ómicron

El informe presentado por Adhanom Ghebreyesus contradice la política de prevención de Ómicron que han adelantado muchos países del norte global: acelerar la administración de las dosis de refuerzo de las vacunas a la población general. 

La OMS reiteró su preocupación por la inequidad que se sigue observando en la distribución de las vacunas, y advirtió que, mientras hay países en fase de refuerzos, hay 41 naciones que no han logrado completar el esquema de inmunización ni al 10 % de su población, y otros 98 no han alcanzado el 40 %.

“Es realmente muy sencillo: la prioridad en cada país, y globalmente, debe ser proteger a los menos protegidos, no a los más protegidos”, afirmó el director general de la OMS.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.