Anuncios

Jueves Santo: Última Cena, Eucaristía, Sacerdocio y Amar unos a otros

Por María Hernández

La Iglesia Católica conmemora este Jueves Santo la Última Cena de Jesús con los apóstoles, en la cual reveló sería traicionado y entregado a sus verdugos. 

Hoy se inicia el Triduo Pascual : Pasión,  Muerte y Resurrección de Jesucristo, marca también el fin de la Cuaresma. 

Este encuentro representa una especie de «despedida» del Señor y así lo manifiesta cuando dice a sus discípulos 

«Yo me voy y me buscaréis, y moriréis por vuestro pecado. Donde yo voy no podéis venir vosotros».

En esta Última Cena, quedó  instituida la  Eucaristía y el Orden Sacerdotal, tal como lo recoge San Pablo en su carta a los Corintios Capítulo 11 Versículos 23-26 :   

Que el Señor Jesús, en la noche en que iban a entregarlo, tomó pan y, pronunciando la acción de gracias, lo partió y dijo: «Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía.» Lo mismo hizo con el cáliz, después de cenar, diciendo: «Este cáliz es la nueva alianza sellada con mi sangre; haced esto cada vez que lo bebáis, en memoria mía.» 

Asimismo,  en ésta Última Cena, Jesús manda a ser humildes, tener vocación de servicio,  dar en lugar de recibir, como lo precisa el evangelio de San Juan Capítulo 13 Versículos 1-15, cuando lavó los pies a sus apóstoles. 

«¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis «el Maestro» y «el Señor», y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis.»

Una  revelación importante  que hizo Jesucristo esa noche fue la traicion de Pedro, como lo señala el evangelio de San Juan Capítulos 13,21 versiculos 33.36-38:

– «¿Con que darás tu vida por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo antes de que me hayas negado tres veces».

Mientras que  el evangelio de San Mateo Capítulo 26 Versículos 14-25 nos relata otra traición: la de Judas,  que lo entregaría por treinta monedas.

«El que ha mojado en la misma fuente que yo, ése me va a entregar. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él; pero, ¡ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido.»

Entonces preguntó Judas, el que lo iba a entregar: «¿Soy yo acaso, Maestro?»

Él respondió: «Tú lo has dicho.»

Como podemos ver el Jueves Santo reúne los acontecimientos más sobresalientes en la conmemoración de la Pasión,  Muerte y Resurrección del Señor,  al tiempo que  invita a reflexionar sobre la importancia de vivir reconciliados con los demás y cumplir los mandamientos del Señor.

Anuncios

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
Anuncios