Anuncios

El cambio al horario de verano aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular

Más horas de luz indican que se acerca el verano. La alegría que provoca este hecho en algunos contrasta con los resultados que supone adelantar o atrasar una hora los relojes según un estudio de la Universidad de Turku, en Finlandia. Conocer el riesgo para la salud de las personas que suponen las interrupciones del ritmo circadiano es el objetivo del estudio, según publica The Telegraph.

El horario de verano aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular en un 8%, según el estudio. El adelanto y el retraso de los relojes al inicio y al final del verano podría estar vinculado a un mayor riesgo de padecer un accidente cerebrovascular isquémico de manera temporal.

Interrumpir el ritmo circadiano pone en riesgo la salud cerebral
El ictus isquémico, en el que un coágulo de sangre interrumpe el riego sanguíneo del cerebro, representa el 87% de todos los accidente cerebrovasculares, según investigaciones anteriores.

El doctor Jori Ruuskanen, de la Universidad de Turku, en Finlandia, es el autor de la investigación. «Estudios anteriores han demostrado que las interrupciones en el ritmo circadiano de una persona, también conocido como el reloj interno del cuerpo, aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, por lo que quisimos averiguar si el horario de verano estaba poniendo a las personas en situación de riesgo», declaró Ruuskanen.

Dos días después del cambio de hora el número de ictus isquémicos aumentó un 8%
Los investigadores observaron durante una década las figuras en Finlandia hasta dar con la tasa de accidente cerebrovascular.

Compararon la tasa de accidente cerebrovascular en 3.033 personas hospitalizadas durante la semana posterior a un cambio de horario al de verano con la tasa de accidente cerebrovascular en un grupo de 11.801 personas ingresadas en los hospitales, dos semanas antes o después de este cambio de hora.

Al examinar los resultados los investigadores dieron con el hecho de que la tasa global de istus isquémico fue un 8% más alto durante los dos primeros días después del retraso de la hora.

Mayores de 65 años y pacientes de cáncer tienen más probabilidades de sufrirlo
Los pacientes de cáncer tenían un 25% más de probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular después de cambiar los relojes al horario de verano.

Asimismo, las personas mayores de 65 años, poseían un 20% más de posibilidades de sufrir un derrame cerebral después del cambio de hora.

En 1907 William Willet creó el horario de verano para aumentar la productividad
El cambio de hora introducido por William Willett en 1907, fue diseñado para hacer uso del día y evitar el derroche a primera hora de la mañana durante el verano. El objetivo principal era aumentar la productividad.

«Es necesario realizar más estudios para comprender mejor la relación entre las transiciones horarias y el riesgo de accidente cerebrovascular con el fin de averiguar la manera de reducir ese riesgo», declaró el doctor Ruuskanen.

Anuncios
Redacción

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.