Anuncios

David Ortiz, Edwin Encarnación y José Bautista, entre los más interesantes para 2016

El toletero dominicano David Ortiz, que jugará en 2016 su última temporada en las Grandes Ligas, será una de las figuras más interesantes del año, proyecta ESPN a través de un artículo de uno de sus principales escritores de béisbol, Jerry Crasnick.

A continuación la nota en la que también se mencionan a Edwin Encarnación y José Bautista.

El año calendario 2015 marcó los pasajes inevitables en el béisbol. Los miembros del Salón de la Fama Ernie Banks y Yogi Berra fallecieron, dejando atrás millones de fieles seguidores y muchas memorias inolvidables. Y los veteranísimos Tim Hudson, Torii Hunter, LaTroy Hawkins, Michael Cuddyer, Dan Haren, Aramis Ramirez y Barry Zito se dieron cuenta de lo inevitable y anunciaron su retiro del deporte.

Como nos muestra el campeonato obtenido por los Reales de Kansas City, las mejores historias pueden ser basadas en un equipo. Pero varios individuos sobresalieron sobre el resto en el 2015, y con toda probabilidad así volverá a ser en el año que recién comienza. ¿Cuáles jugadores, ejecutivos, managers y otros personajes de MLB capturarán nuestra atención y dominarán los titulares en el 2016. Aquí en ESPN Digital le echamos una mirada a las 16 personas más interesantes en el béisbol en el 2016.

1. Zack Greinke: Los Diamondbacks de Arizona lograron la sorpresa de la temporada baja cuando firmaron a Greinke con un contrato de seis años y $206.5 millones, alejándolo de sus rivales divisionales Dodgers de Los Angeles y Gigantes de San Francisco. Un par de días más tarde, cambiaron al ex primer seleccionado en el sorteo Dansby Swanson a Atlanta en un paquete por el abridor Shelby Miller para probar más allá de toda duda de que iran con todo en el 2016. Greinke, quien terminó segundo detrás de Jake Arrieta en la contienda por el CY Young de la LLN a pesar de su efectividad de 1.66, es conocido por su aversión a los medios. Pero tendrá mucho escrutinio encima como la figura central de nueve cifras para un equipo con serias aspiraciones en la postemporada. Los conocedores de pitcheo en el Oeste de la Nacional se darán un banquete al mirar a Greinke chocar contra Clayton Kershaw y Madison Bumgarner en los años por venir.

2. David Price: Aunque los equipos de Grandes Ligas han estado más reacios a darle contratos estratosféricos a los lanzadores en la agencia libre, las banderas amarillas de la precaución no pudieron detener a Boston de darle a Price un contrato record de siete años y $217 millones en noviembre. Durante su conferencia de prensa de presentación, Price reiteró su deseo de llegar al Salón de la Fama algún día. Se congraciaría con los fanáticos de Boston si mejora sus números de por vida contra los Yankees (13-7 con efectividad de 4.04 y WHIP de 1.30), llevando a los Medias Rojas a los playoffs y haciendo algo para enmendar su record de por vida en postemporada de 0-7 como abridor. Si Price anda en búsqueda de un reto, ha llegado al lugar correcto.

3. Jason Heyward: Se puede alegar por Arrieta, Kris Bryant, Joe Maddon, Theo Epstein, Anthony Rizzo o incluso Kyle Schwarber como la historia más entretenida en el Wrigley Field en 2016. Pero gran parte del enfoque se iran con el chico recién llegado, Heyward, quien acordó un contrato de $184 millones mientras Yoenis Céspedes, Justin Upton, Chris Davis y otros grandes bates en la agencia libre siguen disponibles en el mercado. Aunque Heyward es un defensor habilidoso, él será una desviación de la norma como un jugador de 6 pies 5 pulgadas y 245 libras de peso jugando el jardín central. Además llegó en el puesto 29 entre los jardineros de MLB (mínimo: 2,000 apariciones en el plato) con un OPS de .784 desde el 2010. Aunque usualmente Heyward no es de mucho hablar, si revolcó el ambiente en su conferencia de prensa de presentación cuando dijo que se fue de San Luis en parte por su preocupación por lo envejeciente del nucleo de los Cardenales. Añadió combustible adicional a la rivalidad entre Cardenales y Cachorros que no necesita mucho más.

4. Bryce Harper: Todo lo que Harper hizo fue convertirse en el cuarto JMV más joven en la historia y unirse a Babe Ruth, Lou Gehrig, Ted Williams, Barry Bonds y Carlos Delgado como los únicos jugadores en amasar 40 jonrones, 30 dobles, 110 anotadas, 120 boletos y OPS por encima de 1.100 en una temporada. Dicha actuación renovó los comentarios de Harper y Mike Trout como el Mantle y Mays de esta generación. Pero los Nacionales fueron una horrible decepción, y su temporada tocó fondo cuando el cerrador Jonathan Papelbon encaró a Harper en una discusión no muy amistosa en el escalón superior del dugout en septiembre. ¿Podrá Dusty Baker traer paz y harmonía al Nationals Park – y podrá Harper lidera a un enigmático equipo de Washington a una corrida extensa en la postemporada?

5. Rob Manfred: El nuevo comisionado de béisbol ya comenzó a dejar su huella en el 2015. Manfred tuvo que lidiar con problemas de ritmo de los partidos, hizo buena su promesa de intentar llegar a la juventud de EEUU, y decidió el destino de Pete Rose en diciembre. Este año, la atención de Manfred se volcará hacia la seguridad de los fanáticos, los choques en el medio del cuadro interior y las negociaciones hacia un nuevo acuerdo colectivo para mantener el momentum que ha ayudado al béisbol a consolidarse como una industria de $9 mil millones-$10 mil millones anuales. En una nota de más alto perfil, Manfred tendrá que decidir en los casos de violencia doméstica que involucran a Aroldis Chapman, Yasiel Puig y José Reyes. Él tiene la autoridad de imponer castigos como crea conveniente bajo la nueva política de MLB. Como descubrió el comisionado de la NFL Roger Goodell, para su decontento eterno, esa responsabilidad viene con una gran dosis de adivinación.

6. David Ortiz: La temporada de despedida de Ortiz marcará el momento de retiro más celebrado desde… bueno… la salida de Derek Jeter en el 2014. Prepárense para tributos en video, el desfile usual de sillas mecedoras y pinturas en óleo y (más probable) un despliegue de respeto a regañadientes cuando Big Papi haga su aparición final en el Yankee Stadium a finales de septiembre. Ortiz entra a su temporada final con 503 jonrones, nueve apariciones en Juegos de Estrellas y un OPS de por vida (.925) mayor que el de Mike Piazza, Mike Schmidt y Ken Griffey Jr. en sus carreras. Si los Medias Rojas pueden recuperarse y llegar a los playoffs luego de conseguir apenas 78 victorias y llegar en el sótano en el Este de la LA, Ortiz tratará de añadir números a su abultado resumé en postemporada que será punta de lanza para su caso al Salón de la Fama.

7. Barry Bonds: Luego de ocho años como un paria en el béisbol, Bonds estará de vuelta en un uniforme al ser contratado como coach de bateo para Don Mattingly en Miami. ¿Podrá el viejo y áspero Bonds ser reemplazado por un Barry más paciente y cuidadoso? ¿Podrán sus enseñanzas ayudar a Giancarlo Stanton, Christian Yelich y otros para maximizar la producción de la joven alineación de los Marlins? O et al and coax maximum production from a young Marlins lineup? ¿O se dará cuenta Bonds, como le ocurrió a George Brett, Jeff Bagwell y otros grandes ligamayoristas que se convirtieron en coaches de bateo, que las incontables horas de lances y movidas en la caja de bateo minan su entusiasmo por su trabajo? A medida que se inicia un nuevo capítulo en la vida de Bonds, estará por quinta vez en la boleta de votación del Salón de la Fama. Mark McGwire ha fallado en beneficiarse de la publicidad que acompañó su regreso al terreno de juego, pero Bonds espera que el aumento en la exposición le dé a su candidatura un impulso.

8. Carlos Correa: Desde que los Astros lo seleccionaron en el primer turno del sorteo del 2012, Correa ha sido alabado por su madurez parecida a la de Jeter y ética de trabajo. El intermedista de Houston José Altuve estaba al frente de la curva en marzo cuando bautizó a Correa como el mejor jugador del equipo en los entrenamientos primaverales. Los Astros convocaron a Correa desde Triple en junio, y demostró la certeza de los comentarios sobre él al batear .282 con 19 jonrones para ganar el premio de Novato del Año a los 21 años. El guardarropa de diseñador de Correa y los 15 sombreros de ala son testamento de su sentido del estilo y la elegancia, y es complaciente en las entrevistas con los medios. Como una estrella joven y bilingue en uno de los equipos en ascenso en el béisbol, Correa tiene el potencial de ser el sueño de los encargados de mercadeo y una de las mayores atracciones en el juego.

9. Aroldis Chapman: Como una prueba temprana a la eficiencia de la nueva política del béisbol contra la violencia doméstica, Chapman habría sido un pararrayos para la controversia si se hubiese quedado en Cincinnati. Ahora que es un Yankee, la atención y la reacción negativa del público podrían aumentar de forma exponencial. Si los Yankees se mantienen apegados a su plan de mejorar la parte trasera de su bullpen, Chapman, Andrew Miller y Dellin Betances tendrán oportunidad de suplantar a los “Chicos Malos” de Cincinnati y el contigente de Kelvin Herrera-Wade Davis-Greg Holland en Kansas City como el trío de bullpen más dominante en la historia. En el interín, los Yankees tendrán que lidiar con una posible suspensión de Chapman y algo de reacción negativa de parte de grupos contra la violencia doméstica. “Ciertamente hay aquí algunos asuntos serios que atender”, dijo el gerente Brian Cashman al anunciar el cambio. “Reconozco que esa es una de nuestras preocupaciones”.

10/11. José Bautista y Edwin Encarnación: Josh Donaldson es el actual JMV, y el nuevo presidente del equipo Mark Shapiro tiene un gran reto en sus manos al sustituir al ejecutivo del año Alex Anthopoulos y tratar de construir sobre la base del primer boleto a postemporada de los Azulejos desde 1993. Pero gran parte de la atención en Toronto se enfocará en Bautista y Encarnación, quienes se combinaron para conectar 79 jonrones y 225 impulsadas y ayudaron a asustar a los lanzadores visitantes en el Rogers Centre en 2015. Ambos toleteros serán elegibles para la agencia libre en noviembre, y su futuro será tema de muchas historias en este verano en Toronto. Desde ya los rumores apuntan a que uno de los dos terminará en Boston como heredero del trono de Ortiz en el Fenway.

Anuncios
Avatar

Amaurys Florenzán

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.