Anuncios
Víctor Manuel Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida)

Conavihsida exige iglesias respeten derechos de la mujer

El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), doctor Víctor Manuel Terrero, llamó a las iglesias a que respeten la vida de las mujeres dominicanas.

El médico se refirió al debate que ha generado la observación hecha por el presidente Danilo Medina al Código Penal, en los artículos que imponía fuertes sanciones para la suspensión de un embarazo sin hacer excepción en los casos en que la vida la madre esté en peligro.

“Ninguna mujer quiere embarazarse para luego abortar, además nadie puede querer más a un bebe que su propia madre”, precisó Terrero.

No obstante, Terrero recordó que la encuesta Gallup del año 2009 consigna que el 80% de los encuestados opinó que una mujer debía abortar cuando su vida estuviese en peligro a causa de un embarazo problemático o cuando estuvieran de por medio una anomalía fetal, una violación o un incesto.

Asimismo, afirmó que el proceso de legalización del aborto es irreversible en todo el mundo, sobre todo cuando está en riesgo la vida de la madre.

Terrero manifestó que los estados deberán adoptar una actitud sincera frente a ese problema social que actualmente cobra millares de vida de mujeres, debido a que la ilegalidad lleva a que ese proceso médico se practique en condiciones precarias e inadecuadas.

“Personalmente como ginecólogo no haría nunca un aborto por un capricho de nadie, pero ello no nos impide ver que éste es un grave problema sanitario, con una compleja urdimbre de variables que incluyen el peligro de muerte para la mujer y circunstancias en las cuales es ella quien debe decidir sobre un embarazo en condiciones no deseadas o impuestas por la vía de la violación o el incesto “afirmó el galeno.

El especialista argumentó que el delito, en esos casos, corresponde al violador o al incestuoso, no a la mujer que resulta ser una doble víctima de este problema social.

El director de Conavihsida destacó que las iglesias no deben presionar a los poderes públicos para que su visión teológica sea impuesta a toda una población que necesariamente no obedece a esos principios eclesiales.

“El tema del aborto es de Salud Pública. Las mujeres dominicanas pagan todos los años un precio muy alto en vidas e índices de salud, deterioradas y afectadas de por vida. Es una situación dramática que no tiene nada de cristiana”, sostuvo Terrero.

El funcionario aseguró que el presidente Danilo Medina hizo lo correcto al observar el nuevo Código Penal y
entiende que los legisladores deben favorecer el aborto terapéutico, ya que con esta medida se está buscando proteger a la madre en algunos casos especiales.

Anuncios
Redacción

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.