Anuncios

Castro pretende ser mejor ciudadano

Por Enrique Rojas

MESA, Arizona — En cinco temporadas en Grandes Ligas, Starlin Castro tiene tres invitaciones al Juego de Estrellas, lo que habla muy bien de las habilidades del dominicano para jugar béisbol. Sin embargo, en los últimos tres años, el torpedero de los Cachorros de Chicago estuvo involucrado en tres incidentes que levantaron banderas rojas acerca de su capacidad para manejarse fuera del terreno.

Castro, de 24 años, dijo a ESPNdeportes.com que está trabajando fuerte, no solamente para mejorar su juego y convertirse en el candidato al Jugador Más Valioso que muchos creen que puede llegar a ser, sino que además, y más importante, en un mejor ciudadano.

«Quiero ser un mejor ciudadano, alguien que sea reconocido por hacer bien las cosas dentro y fuera del terreno», dijo Castro, luego de un arduo día de trabajo en el complejo de entrenamientos primaverales de los Cachorros en Mesa, Arizona.

«Son cosas que pasan. Situaciones que Dios le pone a uno para que cambie, para que te recojas y recuerdes lo importante que eres, quien eres, y que lo que haces te afectan a ti, tu familia y al equipo», dijo.

Desde que irrumpió en las ligas mayores a los 20 años de edad en el 2010, Castro ha sido uno de los torpederos más productivos del juego. El quisqueyano conectó 207 hits en su primera temporada completa, en 2011, y batea .284 con 243 extrabases y 70 bases robadas en su carrera. En septiembre del 2012, cuando Castro tenía menos de tres años de servicio en Grandes Ligas, los Cachorros dieron al chico una extensión por siete años y $60 millones de dólares.

Pero fuera del campo de juego, los últimos tres años han sido un infierno para Castro, quien fue interrogado por la policía de Chicago por alegaciones de asalto sexual en enero del 2012 y por las autoridades de República Dominicana por dos tiroteos con armas de fuego en diciembre pasado. En el segundo incidente, por el cual fue detenido e interrogado, antes de ser dejado en libertad sin cargos, una persona murió y otras cinco resultaron heridas.

En todos los casos, el jugador fue descargado de cualquier responsabilidad, pero en el proceso fue afectada su imagen y, al menos en el segundo tiroteo– ocurrido la madrugada del sábado 27 de diciembre en un centro nocturno de Montecristi, el pueblo natal de Castro en el noroeste de República Dominicana– su vida estuvo en peligro.

Por sugerencias de los Cachorros y sus agentes, Castro decidió mudarse a Arizona en enero para comenzar a trabajar más temprano en su preparación y alejarse de los problemas. Sobre la decisión, Castro dijo a la prensa de Chicago durante una actividad de los Cachorros con sus aficionados que se estaba mudando a Estados Unidos porque «allá (República Dominicana) hay muchos problemas». Dos meses después, el pelotero admite que el problema podría estar en otro lado.

«Muchas personas han hablado conmigo, bien y mal», dijo. «Pero yo mismo me senté a recapacitar y a mirarme en el espejo y decirme: ´Wow, toda la lucha que cogí, todo el trabajo que tuve que pasar para llegar aquí no puedo echarlo a perder por simples cosas que puedo controlar’. Tengo que darme cuenta de que es bueno para mí y que no es bueno para mí», agregó.

«Por las cosas que me pasaron, pienso que ya es mandatorio. Debo cambiar y voy a cambiar. Tantos rumores y sucesos me obligan a cambiar», dijo Castro. «Tampoco planeo mudarme por completo de mi país, donde tengo mi familia y toda la gente que me quiere», dijo.

Los Cachorros, que movieron del campocorto al puertorriqueño Javier Báez y al dominicano Arismendy Alcántara y tienen en las ligas menores al súper prospecto Addison Russell empujando fuerte para llegar a las mayores, esperan que los incidentes de los tiroteos funcionen como una especie de advertencia para Castro. Mientras el gerente general Theo Epstein cree que el chico está comprometido con alejarse de los problemas, el nuevo manager Joe Maddon simplemente se siente feliz de poder tenerlo en su alineación.

«Estamos hablando de un chico extremadamente talentoso, que puede batear y jugar buena defensa. Es un tres veces Todos Estrellas y apenas tiene 24 años. Aún falta por ver lo mejor de Starlin», dijo Maddon.

Maddon aún no sabe en que posición de la alineación usará a Castro, quien ha mostrado en los entrenamientos que está completamente recuperado de la lesión en el tobillo izquierdo que lo mandó a lista de lesionados el último mes de la temporada anterior.

El jardinero Dexter Fowler casi seguro será el bateador abridor y Anthony Rizzo, Jorge Soler y Miguel Montero deberían estar en el medio de la alineación, haciendo que el segundo puesto luzca ideal para Castro, quien bateó de cuarto en 446 de sus 569 apariciones al plato el año pasado.

«Puedo hacerlo donde el equipo más me necesite», dijo Castro, quien tiene 1,103 apariciones como segundo bate, la mayor cantidad en cualquier posición dentro de la alineación durante su carrera.

«Me siento súper bien, especialmente saludable», dijo. «Estoy consciente de lo que esperan de mí. Los Cachorros me han dado apoyo desde el principio, siempre. No puedo fallarles», dijo.

Anuncios
Avatar

Bienvenido Carmona JR

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.