Anuncios
Alberta Vivaldo exige protecciones inmediatas a inquilinos.

Angustia entre inquilinos Nueva York donde vence moratoria de rentas

Este martes 31 de agosto vence la moratoria de rentas en el estado de Nueva York, donde se estima que unas 830,000 familias han tenido algún tipo de atraso en el pago de sus alquileres, debido a la crisis de la pandemia del COVID-19, y la angustia reina entre miles de inquilinos morosos de los cinco condados de la ciudad de Nueva York.

El gran temor es que terminen siendo llevados por sus caseros a las cortes de vivienda para iniciarles procesos de desalojo y, eventualmente vayan a parar a la calle, si la Legislatura estatal y la Gobernación no declaran medidas prontas para dar un nuevo respiro a los arrendatarios.

Así lo confiesan inquilinos como Alberta Vivaldo, quienes han sufrido las ‘verdes y las maduras’ con la crisis del COVID, y quien tiene el corazón en un hilo, sabiendo que 36 horas antes de que venza la moratoria de rentas no hay ningún pronunciamiento concreto sobre lo que será el futuro de familias vulnerables como la suya.

“Esta situación ha sido muy dura y lo que esperamos es que el Estado haga lo correcto y nos tienda la mano con protecciones, porque somos muchas familias las que hemos estado afectadas sin ingresos. Yo con mis dos hijos estamos en mucha incertidumbre”, comentó la madre mexicana, quien vive en El Bronx.

En medio del clamor y la exigencia de líderes, activistas, políticos e inquilinos neoyorquinos para que Albany extienda inmediatamente la moratoria de desalojos, por lo menos hasta el verano del próximo año para tener tranquilidad, las esperanzas están puestas en la gobernadora Kathy Hochul, quien ha mostrado su intención de proteger a familias contra una crisis de vivienda y desamparo mayor que la que ya existe en Nueva York.

Y es que la recién posesionada mandataria estatal ha estado en conversaciones con legisladores de la Asamblea y el Senado estatal para llegar a un acuerdo que evite la eventual estampida de desalojos, por lo que hará un anuncio pronto.

Así lo reveló Jim Urso, vocero de la Administración Hochul, tras advertir que desde antes de su primer día en el cargo, la Gobernadora ha estado adelantando discusiones con la Legislatura estatal, los líderes de ambas cámaras y sus equipos, y de manera “ininterrumpida” durante todo el fin de semana y este lunes, por lo que un anuncio sobre los próximos pasos a seguir para favorecer a los inquiilinos, se hará “muy pronto”.

Gobernadora promete una solución

La sucesora del saliente gobernador Cuomo dejó ver lo urgente que para ella significa proteger a los arrendatarios y arrendadores y tras confirmar que será necesaria una sesión extraordinaria en la Legislatura, insistió en que debido al golpe asestado por la Corte Suprema a la moratoria federal, el poder político neoyorquino llegará a una solución.

“Estamos trabajando para intentar encontrar una solución global. La conversación ha continuado sin parar desde la decisión de la Corte Suprema. Estamos comprometidos con la Legislatura estatal, los líderes, sus equipos, fuertemente integrados con mis equipos”, dijo Hochul. “La escandalosa decisión de la Corte Suprema realmente ignoró las necesidades de miles de neoyorquinos y en todo el país, de personas que, sin culpa suya, perdieron ingresos, perdieron la capacidad de pagar el alquiler y se atrasaron. Necesitábamos un poco más de tiempo”.

Y mientras avanzan las reuniones en Albany, la Gobernadora hizo un llamado urgente a todos aquellos inquilinos de Nueva York que deben rentas, a que apliquen al programa de Emergencias de Rentas (ERAP), pues advirtió que con ello, no solamente garantizarán que sus pagos pendientes sean hechos por el Estado al casero correspondiente, sino que además se logra una protección de un año adicional por saldos impagos.

“Debemos asegurarnos de que todas las personas elegibles puedan postularse para el programa (de alivio de rentas) (…) cualquier persona que sea elegible para este programa, el programa de alivio de alquiler, debe presentar una solicitud ahora, porque una vez que reciba su solicitud y la solicite y califique, hay una moratoria de un año automáticamente, basada en la forma en que la ley del estado de Nueva York está estructurada”, advirtió Hochul, quien informó que aunque un total de $800 millones del fondo de alivios de rentas ya están comprometidos actualmente, hay $1,000 adicionales para ayudar a más inquilinos. “La mayoría de la gente no sabe eso, y los propietarios también tienen que ser encontrados, y tienen que dar un paso al frente. Este dinero está destinado para ellos”.

Esteban Girón, de la organización defensora de inquilinos Crown Heights Tenant Union, se mostró optimista sobre el hecho de que la Administración Hochul extenderá la moratoria de desalojos, pero aseguró que además de ello, urge que haya cambios en el Programa de Asistencia de Emergencia de Alquielres manejado por la Oficina de Asistencia Temporal y Asistencia por Discapacidad del Estado de Nueva York (OTDA), que empezó el 1 de junio y sigue a paso de tortuga. Esa oficina no ha asignado sino una décima parte de los fondos disponibles en alivios de rentas y de 158,000 solicitudes recibidas, menos de la tercera parte han sido aprobadas, es decir, 46,000 y muchos de esos pagos siguen pendientes.

Masiva marcha de inquilinos

El activista, quien anunció que este martes habrá una masiva manifestación desde la calle 38 hasta la oficina de la Gobernación en la Tercera Avenida en Manhattan para exigir protecciones inmediatas contra desalojos para los inquilinos, aseguró que el panorama más positivo hace pensar que líderes de Albany someterán a votación la extensión de la moratoria este miércoles 1 de septiembre. Aunque la movida será muy útil, el haberse tardado en declararla, permitirá que entre el martes a la media noche, cuando vence la actual moratoria y la declaratoria de la eventual nueva medida (si es que se da), hará que caseros aprovechen para ir a las cortes a levantar casos de desalojo contra inquilinos.

“Estamos esperando un anuncio de la Gobernadora, pero parece que va a haber alguna extensión tras el regreso a una nueva sesión en Albany, pero desde ya pedimos que sea una extensión universal, es decir, para todos los que adeudan rentas incluso antes de la pandemia y que se extienda al menos hasta junio del 2022 para no estar en poco tiempo otra vez con esa angustia”, dijo el líder comunitario, advirtiendo de paso una posible crisis de salud pública. “La Gobernadora y la Legislatura deben entender que no extender la moratoria y permitir los desalojos sería algo además grave para la pandemia, pues con más inqulinos en las calles, habrá mayores riesgos de contagios”.

Girón dijo además que un problema grave que enfrentarían las familias con casos de desalojo en las cortes de vivienda es que muchos jueces de dichos tribunales son antiguos abogados representantes de la industria inmobiliaria, por lo que estarían más del lado de los caseros, y contradijo a la Gobernadora sobre el presunto beneficio de moratoria que significaría aplicar para el plan de alivio de rentas.

“Hay que advertir que lo que la Gobernadora dice no es una protección total que reemplace a una moratoria. Eso solo es la posibilidad de que un inquilino al ser procesado por desalojo pueda presentar esa defensa, pero el fondo de rentas no garantizar que no se abran casos de desalojo”, dijo el activista. “En esos casos todavía habría que ir a la corte y convencerlos. Por eso lo único que sirve de verdad es una extensión de la moratoria universal hasta el 2022”.

Activistas exigen medidas amplias

Jennifer Hernández, organizadora de la organización Se Hace Camino Nueva York, criticó que faltando pocas horas para que venza la moratoria de rentas, el Estado no haya tomado pasos certeros para proteger a sus inquilinos, y exigió medidas amplias y no simples pañitos de agua que extiendan alivios solo por un par de meses.

“Es injusto que los inquilinos en nuestras comunidades estén a riesgo de ser desalojados durante una pandemia. Estamos a un día de que expire la moratoria de desalojos, y después del fallo de la Corte Suprema, es crucial que la nueva Gobernadora y los legisladores del Estado tomen decisiones rápidas y permanentes que protejan a los inquilinos”, dijo la activista.

“Esto incluye extender la moratoria de desalojo por lo menos hasta junio 2022 y asegurarse que las personas que aplicaron al programa de asistencia de renta reciban la asistencia que merecen. Nuestras comunidades no pueden seguir viviendo de moratoria en moratoria, preocupadas por sí podrán permanecer en sus hogares”, agregó Hernández.

Y a las voces de presión de las comunidades se han sumado también líderes políticos de peso en Nueva York, como los congresistas latinos Nydia Velásquez, Ritchie Torres, Adriano Espaillat y Alexandria Ocasio-Cortez, quienes con otros políticos demócratas de Nueva York mandaron una carta a la gobernadora Hochul presionándola para que extienda la moratoria.

Los líderes neoyorquinos urgieron a Hochul “tomar las medidas necesarias” para proteger a miles de inquilinos de posibles desalojos, especialmente ahora que el año escolar está a punto de comenzar, lo que haría un daño terrible a los niños y sus familias.

“Con el fuerte aumento de los casos de COVID-19, el comienzo del año escolar y los problemas continuos asociados con esta pandemia global, es imperativo que los neoyorquinos puedan quedarse en sus casas”, dijeron en su misiva los legisladores federales neoyorquinos. “Una extensión de la moratoria de desalojo permitiría que cientos de miles de hogares elegibles soliciten [el Programa de Asistencia de Emergencia para el Alquiler] y reciban pagos para actualizar su alquiler mientras los mantienen en sus hogares”.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.