Anuncios
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea

Unión Europea anuncia medidas a nivel mundial por el COVID-19

La Comisión Europea y el Alto Representante han presentado las nuevas medidas adoptadas por la Unión Europea que busca apoyar los esfuerzos de los países socios por detener la pandemia de coronavirus.

La acción colectiva de la UE se centrará en abordar la crisis sanitaria inmediata y las necesidades humanitarias derivadas de ella, reforzar los sistemas sanitarios, hídricos y de saneamiento de los países socios y sus capacidades de investigación y preparación para hacer frente a la pandemia, y paliar el impacto socioeconómico. Para respaldar estas acciones, la UE garantizará apoyo financiero a los países socios por un importe de más de 15,600 millones de euros con cargo a los recursos de acción exterior existentes.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que “El virus no conoce fronteras. Este reto mundial requiere una intensa cooperación internacional. La Unión Europea está trabajando sin descanso para luchar contra la pandemia. Todos sabemos que solo juntos podremos atajar la propagación mundial del coronavirus”.

El alto representante y vicepresidente Josep Borrell añade que “la pandemia de coronavirus exige una respuesta mundial y unida. La Unión Europea y sus Estados miembros están desempeñando su cometido en la lucha frente a esta crisis sanitaria y sus graves consecuencias, tanto dentro como fuera de sus fronteras”.

“Se trata de una lucha mundial que ganaremos o perderemos juntos. La cooperación y los esfuerzos conjuntos internacionales, así como las soluciones multilaterales, son el camino a seguir, por una verdadera agenda mundial de cara al futuro”, recalcó Borrell.

Del paquete global de 15,600 millones de euros, se destinan 3,250 millones de euros para África, contando también 1,190 millones de euros para los países vecinos del norte de África.

La UE destina un total de 3,070 millones de euros para toda la vecindad: 2,100 millones de euros para los países socios de la vecindad meridional y 962 millones de euros para los de la oriental, además de 800 millones de euros para los Balcanes Occidentales y Turquía.

Además, el paquete global incluye otros 1,420 millones de euros en garantías para África y la vecindad con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible (FEDS).

La UE apoyará a las regiones de Asia y el Pacífico con 1 220 millones de euros; otros 291 millones de euros serán para la región de África, el Caribe y el Pacífico; 918 millones de euros de destinarán a ayudar a nuestros socios de Latinoamérica y el Caribe y 111 millones de euros, a apoyar a los países y territorios de ultramar.

“En cooperación con nuestros socios, estamos asegurándonos de que la sustancial financiación de la UE que ya se les ha asignado se centre en prestarles ayuda para afrontar el impacto del coronavirus”, especificó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

Las medidas adoptadas por la UE están orientadas a salvar vidas mediante la prestación de un apoyo rápido y específico a nuestros socios para hacer frente a esta pandemia. Esta respuesta combina recursos de la UE, sus Estados miembros e instituciones financieras, en particular el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, para apoyar a los países socios y satisfacer sus necesidades a corto plazo, haciendo también frente a las repercusiones estructurales a largo plazo sobre las sociedades y la economía.

El reajuste de los fondos será de la siguiente manera:

2,800 millones de euros para apoyar los sistemas hídricos, sanitarios y de investigación. La UE hará, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Apoyar a los países socios en la creación de sistemas sanitarios y de protección social resilientes y con capacidad de respuesta.
  • Apoyar los esfuerzos de comunicación y concienciación sobre las medidas básicas de protección y recomendaciones en materia de higiene para evitar la propagación.
  • Permitir que algunos fondos de la UE con cargo a iniciativas sanitarias mundiales como el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) y el Instrumento Financiero Mundial (Global Financial Facility) se utilicen para responder al coronavirus, garantizando al mismo tiempo la continuidad de los programas sanitarios vitales.
  • Apoyar la investigación sobre el diagnóstico, el tratamiento y la prevención, y una vez que se disponga de una vacuna, la aprobación acelerada y la subvención de vacunas y su suministro en los países vulnerables.
  • Apoyar la formación de expertos, la vigilancia epidemiológica y el refuerzo de las organizaciones sanitarias regionales de África, Latinoamérica y el Caribe, Asia y el Pacífico.
  • Acoger a los países candidatos de los Balcanes Occidentales en el Comité de Seguridad Sanitaria de la UE y reflexionar sobre la mejor manera de asociar a los países candidatos potenciales.
  • Apoyar la igualdad de acceso a los sistemas sanitarios para los migrantes, los refugiados y las comunidades de acogida.

502 millones de euros para acciones de respuesta de emergencia se destinan, entre otras cosas, a lo siguiente:

  • Prestar apoyo inmediato a los planes de respuesta de la Organización Mundial de la Salud y las Naciones Unidas, así como al llamamiento del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja para impulsar la preparación y respuesta a emergencias en los países con sistemas sanitarios más débiles y en los que sufren crisis humanitarias.
  • Prestar ayuda humanitaria inmediata a los países afectados, sobre todo en materia de salud, agua, saneamiento e higiene y logística.
  • Apoyar el aumento de la producción en Europa de equipos de protección individual y productos sanitarios para satisfacer necesidades urgentes en Europa y en los países socios.
  • Organizar la prestación de ayuda en especie a los países afectados a través del Mecanismo de Protección Civil de la Unión.
  • Aportar garantías e inyecciones de liquidez a los bancos locales a través de instituciones financieras internacionales e instituciones europeas de financiación del desarrollo, con el apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible.
  • Apoyar los esfuerzos mundiales por luchar contra las restricciones a la exportación y velar por que las cadenas de suministro se mantengan intactas, especialmente para los suministros médicos y los productos farmacéuticos esenciales.
  • Asociar a los Balcanes Occidentales a iniciativas de la UE como el Acuerdo de Adquisición Conjunta de equipos médicos y el sistema europeo de alerta rápida para las enfermedades transmisibles. Los países que estén negociando su adhesión también podrán acogerse al Fondo de Solidaridad de la UE.

12,280 millones de euros para abordar las consecuencias económicas y sociales. La UE hará, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Facilitar ayudas presupuestarias directas y financiación en condiciones favorables para que los países socios adopten reformas en favor del desarrollo socioeconómico y la reducción de la pobreza, y medidas que protejan a los trabajadores durante la crisis.
  • Movilizar ayuda macrofinanciera a los países de los Balcanes Occidentales y los países vecinos en colaboración con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
  • Apoyar al sector privado, especialmente a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y a los trabajadores por cuenta propia, a través de garantías, inyecciones de liquidez y asistencia técnica, y reorientar las garantías del Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible hacia el riesgo compartido a corto plazo de los préstamos.
  • Proporcionar préstamos del Banco Europeo de Inversiones al sector público, sobre todo para equipos y suministros sanitarios.
  • Colaborar con las organizaciones internacionales y las empresas europeas para crear cadenas de valor sólidas y resilientes en sectores estratégicos y velar por los derechos laborales y la responsabilidad social de las empresas.
  • Promover formas de reducción de la deuda consideradas por el FMI en los países afectados.

La Unión Europea seguirá adaptando su respuesta a la evolución de la situación y centrándose en los países más afectados que necesitan apoyo sanitario, como los países de la vecindad, de África, los Balcanes Occidentales, Oriente Medio y el Norte de África, y zonas de Asia, Latinoamérica y el Caribe. La respuesta de la UE se centrará en las personas más vulnerables, tales como los migrantes, los refugiados, los desplazados internos y sus comunidades de acogida, e integrará sus objetivos estratégicos establecidos en el Pacto Verde y la Agenda Digital.

Anuncios
Redacción

Redacción