Anuncios

Un 59% escuelas no incorpora estrategias educación inclusiva

El Ministerio de Educación (Minerd), y El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) trabajan para lograr en el país una inclusión educativa de estudiantes con discapacidades en escuelas regulares, lo que significa un gran desafío para hacer cumplir los derechos a una formación con calidad y ofrecer igualdad de oportunidades a niños, niñas y adolescentes más vulnerables.

“Existe una voluntad política y lo sabemos. Este es el momento y conocemos de la necesidad”, expresó Rosa El Carte, representante en la Oficina de Unicef en el país, quien junto a Cristina Amiama, directora de Educación Especial del Minerd, y las expertas internacionales Paulina Godoy y Rossana Godoy, así como Lissete Núñez, oficial de Educación de Unicef, participaron en un coloquio con periodistas de diferentes medios de comunicación, a fin de analizar las necesarias reformas para avanzar en el requerido propósito

Desde hace años se habla en República Dominicana de la educación inclusiva y los retos y oportunidades que integra en su desarrollo. Cristina Amiama agradeció a Unicef el apoyo y, particularmente, la asistencia técnica internacional especializada en aulas regulares, mediante el desarrollo de una normativa curricular inclusiva, así como con las especificaciones pedagógicas en apoyo al docente que tenga en su aula a quien presente algún tipo de discapacidad.

“Venimos a dialogar con profesores y alumnos, para entregar nuestras observaciones posteriormente; pero, si algo podemos adelantar es que vimos cómo niñas y niños aman a sus escuelas y los profesores de manifiestan muy comprometidos”, expuso Rossana Godoy, ante interrogantes de la prensa.

Paulina Godoy añadió que la labor de ambas aquí se hallaba en un periodo inicial: “No toda la población está integrada; por eso se deben desarrollar campañas familiares, pues todos los hijos e hijas tienen derecho a la instrucción, no importa su condición”, subrayó.

Amiama precisó que el Ministerio ha realizado importantes esfuerzos para lograr que estudiantes con discapacidad puedan estudiar en igualdad de condiciones. “En el 2013 se realizó un levantamiento en el 87% de las escuelas públicas a nivel nacional, de estas, solo el 48% dijo tener estudiantes con alguna limitación; de ellas, un 59% no incorpora estrategias pedagógicas ajustadas a esta población y el 64% no dispone del personal especializado para lograr el aprendizaje y la permanencia escolar”, reveló la directora.

Para Lissete Núñez y el resto de quienes participaron en este importante coloquio, el camino es aún largo y difícil. El diagnóstico de las especialistas Godoy constituirá un grupo de pautas a seguir, porque, tal y como devino criterio común, la escuela debe contar con procedimientos y herramientas a la altura de estos: “La población es diversa y la evaluación debe contemplar esa diversidad”, dijeron.

Rosa El Carte hizo hincapié en recordar que la enseñanza inclusiva significa “educación para todos y todas en la misma aula, sin discriminación alguna, que puedan estudiar y jugar juntos; con discapacidad y sin ella, sin exclusión”.

Pese a que el gobierno del presidente Danilo Medina ha impulsado una Revolución Educativa, aún existen barreras. Amiama señaló el punto álgido que sigue en ciernes: la formación del profesorado y el fortalecimiento de sus capacidades, para que puedan responder a cada una de las necesidades del alumnado en condiciones especiales, o sin ellas; sin olvidar el esfuerzo conjunto de los padres y madres, así como de los actores sociales para lograr su efectividad.

Anuncios
Redacción

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.