Anuncios
La crisis política le cuesta el cargo a Laurent Lamothe

Renuncia el primer ministro de Haití

Puerto Príncipe.- El primer ministro haitiano, Laurent Lamothe, dijo en la madrugada de este domingo que renunciará a su cargo, después de que el presidente Michel Martelly se manifestara favorable a la recomendación de la Comisión Consultiva de su destitución para superar la crisis política que afronta el país.

«Dejo el cargo de primer ministro con la sensación del trabajo realizado», sostuvo al dirigirse a la nación a las 2:00 de la madrugada hora de Haití (7:00 GTM).

El primer ministro se excusó a través de la red social Twitter pasada la 1:00 hora local (6:00 GTM) por el retraso que se produjo en la emisión del discurso.

«Nuestras disculpas por el retraso en la emisión del discurso debido a algunas dificultades técnicas», expresó.
Lamothe, quien fue primer ministro desde mayo de 2102, se dirigió al pueblo haitiano a través de la televisión nacional para anunciar que cesará sus funciones en el Gobierno.

El presidente haitiano Michell Martelly en un discurso dirigido a la nación dijo el viernes pasado que el primer ministro Laurent Lamothe estaba listo para renunciar, respondiendo así a un informe de la Comisión Consultiva, un organismo integrado por diferentes sectores y creado por Martelly, que recomendó el pasado martes la destitución de Lamothe.

Además, el grupo pidió a Martelly la sustitución del presidente del Consejo Superior del Poder Judicial (CSPJ), Anel Alexis José, así como la destitución de los jueces del Consejo Electoral Provisional (CEP).

La Comisión Consultiva también pidió la liberación de los «presos políticos», y solicitó a los senadores haitianos sancionar las enmiendas a la ley electoral, planteadas en el diálogo nacional, con el fin de facilitar la celebración de las elecciones en el país.

A comienzos de año la mayoría de los partidos políticos firmaron, con la mediación de la Iglesia Católica, unos acuerdos que allanaron el camino para la celebración de los comicios, demandados por la comunidad internacional y especialmente por Estados Unidos.

Sin embargo, las elecciones previstas para el pasado 26 de octubre quedaran de nuevo pospuestas ‘sine die’, pues para su celebración era necesario un marco legal, la ley electoral, que se encuentra bloqueada en el Senado.
El presidente Martelly dijo ayer que el lunes próximo se sentará con los sectores implicados en las recomendaciones de la Comisión Consultiva.

«Vamos a hacer todo lo posible para que se renueve el personal político del país para que todo vaya bien», expresó el mandatario.

Asimismo, consideró que si las recomendaciones de la Comisión van a permitir que todo vaya bien en el país, «no me puedo oponer a ellas».

El discurso de Martelly tuvo lugar después de que concluyera una visita a Puerto Príncipe del consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, quien se reunió con el primer mandatario, y otros actores principales del país, en momentos de agitación por protestas de la oposición.

Según dijo la embajada estadounidense en Puerto Príncipe, Shannon valoró el compromiso con el futuro de Haití de todos los dirigentes con los que se reunió, entre ellos el primer ministro haitiano, Laurent Lamothe.

El alto cargo estadounidense también sostuvo encuentros con los líderes del Parlamento (bicameral), los partidos políticos de la oposición y la comunidad internacional, según destacó la legación de su país.

Las diferencias entre el Ejecutivo y el Legislativo del país más pobre de América han aplazado durante años el proceso democrático, la última vez el pasado 26 de octubre.

Haití se encuentra sumido en un período de agitación liderado por la oposición, que reclama casi a diario en las calles las renuncias de Martelly y Lamothe, a quienes también acusan de encabezar un gobierno corrupto.

Las movilizaciones callejeras también demandan la libertad inmediata de varios dirigentes de la oposición detenidos en manifestaciones realizadas en octubre pasado.

Las elecciones del Senado se han retrasado desde 2011 y los mandatos de un tercio de los senadores expiraron en mayo de 2012, dejando a esa Cámara con solo dos tercios de sus miembros, y también las elecciones locales y municipales debieron celebrarse en 2010.

A ello se suma que en enero de 2015 vencerá la legislatura de un segundo tercio de los senadores y de la Cámara de Diputados, por lo que Martelly podría gobernar y convocar las elecciones por decreto.

Anuncios
Redacción

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
Anuncios