Anuncios
Jaime Bruno.

¿Porque Joe Biden supera a Donald Trump?

Por Jaime Bruno
New York
Sencillo… Joe Biden es hombre!!
La verdad es que Mr. Biden ha comprendido que es mucho más fácil llevar a cabo una campaña prudente, cauta y serena cuando no confrontas, desafías o encaras a una cultura de aversión o rechazo hacia las mujeres.
En los medios se ha creado una narrativa alrededor de esta loca carrera presidencial: fluye a borbotones que el presidente Donald Trump está perdiendo porque con sus retoricas ha empeorado la crisis actual. Los ciudadanos norteamericanos y del mundo están desesperados por políticos competentes y de gran compasión. Sin embargo muchos son los que durante sus mandatos y campañas electorales han ofrecido narcisismo y división, y por esta razón están pagando el precio político.
Los innovadores, de alguna manera ven esta situación de forma satisfactoria, los medios definitivamente hacen ver  al presidente estadounidense como un payaso inepto. La ineptitud pudiera ser media cierta. La realidad es que la mala administración del manejo del coronavirus y en particular las protestas de Black Lives Matter (BLM) explican sutilmente por qué el presidente sigue mal en las encuestas. La punta de lanza y razonable explicación más perturbadora y estremecedora en torno a este fenómeno es que no está corriendo contra una mujer… esta vez no es la señora Clinton, sino un singular contrincante de su mismo sexo.
La pregunta sería ¿qué ha cambiado radicalmente en los últimos cuatro años?  Y ¿Por qué la Sra. Clinton era mucho más impopular en el 2016 que el Sr. Biden en estos momentos? Muchos aseguran de manera enfática que el género juega un papel clave. En esta etapa de las elecciones pasadas, Hillary Clinton no solamente era mucho menos popular que Joe Biden, sino que fue mucho menos popular que todos los candidatos demócratas masculinos desde el año 1992 hasta el 2016. Durante sus campanas electorales Hillary Clinton poseía siempre una desaprobación pública mayor que la de su esposo Bill Clinton, mayor que la de Al Gore, John Kerry, y de Barack Obama ni hablar.
Para las elecciones de 2016, los estadounidenses consideraron que Hillary era menos sincera que Trump y por el contrario, en esta ocasión en una encuesta realizada en el mes de Julio por Pew Research Center indica que los ciudadanos norteamericanos califican al Sr. Biden como más honesto que el Sr. Trump por 12 puntos. Algunos boletines sobre Personalidad y Sicología Social, indicaron que «Atribuir ambición al sexo masculino no perjudica su atractivo”; en cambio a la Sra. Clinton la calificaron de ambiciosa y el pueblo respondió con «sentimientos de indignación moral». Esta «indignación moral» explica por qué los estadounidenses creían que la Sra. Clinton era mucho más deshonesta de lo que realmente era.
La historia es totalmente diferente en esta ocasión. Actualmente la oficina del fiscal de distrito de Manhattan pudiera estar llevando a cabo una investigación más amplia de lo que se sabía anteriormente sobre las prácticas personales y comerciales del presidente Trump, además de liderar una investigación relativamente estrecha sobre los pagos silenciosos hechos a Stormy Daniels y Karen McDougal en el período previo a las elecciones presidenciales de 2016, de manera que todo esto favorece a su masculino contrincante. Colocar o  asignar apodos tanto a la Sra. Clinton («torcida») como a la Sra. Warren («Pocahontas») solo denotan engaño y reflejan su propia misoginia. Recientemente Trump se ha referido a Biden como «Joe corrupto». Sin embargo, durante la mayor parte de la campaña, simplemente lo apodó «soñoliento», al parecer esta estrategia se ha convertido en un boomerang.
Vale la pena recordar un refrán popular: “Camarón que se duerme se lo lleva la corriente”. Si el Sr. Biden continúa con su campaña cautelosa, inofensiva y en gran medida libre de errores, y no demuestra con dos o tres contundentes golpes quien es el jefe en el ring político, entonces podría ver reducida su cómoda ventaja al darle tiempo a Donald Trump para que convierta esa inofensividad en un impulso que lo catapulte a otro nivel.
Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.