Anuncios

Ortega asume nuevamente la presidencia, aislado de la comunidad internacional

Pocas delegaciones están confirmadas para asistir a la toma de posesión de Daniel Ortega tras su reelección en las elecciones de noviembre pasado, consideradas «ilegítimas» por buena parte de la comunidad internacional. 

Una festejo agridulce. Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, jurará este lunes 10 de enero nuevamente como presidente del país centroamericano en medio de un aislamiento de la comunidad internacional que lo acusa de realizar elecciones «ilegítimas» y encerrar a sus contrincantes para ganar su tercera reelección consecutiva. 

Con esta investidura, Ortega suma 26 años en el poder y se convertirá en el mandatario nicaragüense con mas años en la silla presidencial, superando incluso al dictador Anastasio Somoza, a quien la guerrilla sandinista derrotó en 1979.

Ortega asumirá su quinto mandato de cinco años, cuarto consecutivo y el segundo junto con su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta del país. Lo harán en una tarima con delegaciones de pocos aliados internacionales, ya que los últimos acontecimientos lo han aislado de la comunidad internacional. La Organización de Estados Americanos, OEA, La Unión Europea, Estados Unidos y otros 40 países han considerado de «ilegítimas» las elecciones donde Ortega resultó reelegido junto a su esposa. 

Según Urnas Abiertas, una organización independiente que dio seguimiento a las cuestionadas elecciones, solamente participó el 18,5 por ciento de los 4,9 millones de convocados a votar, aunque el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua afirma que la participación fue del ​​65 por ciento de la población, y que Ortega ganó con el 75,87 % de los votos frente a sus contrincantes, caras poco conocidas en el país. 

Desde junio de 2021, el mandatario arrestó a 36 líderes de la oposición, incluidos 7 precandidatos presidenciales, acusándolos de delitos como lavado de dinero o traición a la patria, lo que generó una ola de sanciones económicas a varios funcionarios de su gobierno por parte de países como Canadá, Estados Unidos y Reino Unido. Tras las elecciones, su gobierno fue felicitado por aliados como Bolivia, Corea del Norte, Cuba, Irán, Palestina, Rusia, Siria, Venezuela y Vietnam.

Las delegaciones que acompañaran a Ortega en su nombramiento

Para este lunes, delegaciones de China, Corea del Norte, Irán, Rusia y Siria confirmaron asistencia, según el gobierno nicaragüense. Así mismo Belarús, Bolivia, Cuba, México, Argentina, Turquía, Venezuela y Vietnam también enviarán una representación oficial a la toma de posesión, que hasta ahora no confirma la asistencia de ningún mandatario. 

«El próximo 10 de enero en todo el país, en cada vecindario, en cada comarca, en cada hogar, en primer lugar, vecindario, municipio, distrito, comarca, barrio y comunidad, vamos a estar reunidos, conectándonos al acto central y desde la Plaza de la Revolución, nos va a tomar juramento a todos», declaró Rosario Murillo.

«Estamos a la espera de la confirmación de la persona que asistirá en representación de la Argentina. Asistirá alguien del ámbito del gobierno, pero no podría confirmar quién será la persona», aseguró a la Prensa Daniel Capitanich, embajador de Argentina en Managua. Pero al día siguiente el diario argentino ‘El Clarín’, citando a una fuente de Cancillería, desmintió al embajador, asegurando que él sería el único asistente. 

Según Murillo, en la delegación China estará representada por Cao Jianming, vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular, en calidad de enviado especial del presidente Xi Jinping.

Recientemente Nicaragua rompió relaciones con Taiwán, uno de sus principales donantes, para alinearse con China y ésta sería la primera visita oficial tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas. Según la comunicación oficial, el resto serán representantes de partidos políticos, movimientos sociales, activistas y periodistas de diferentes países del mundo. 

La presencia de mandatarios en la toma de posesión de Ortega ha disminuido considerablemente desde la primera vez que celebró el acto público. En 1985 fueron tres mandatarios quienes lo acompañaron, entre ellos Fidel Castro de Cuba. En 2007 figuras como Álvaro Uribe de Colombia, Hugo Chávez de Venezuela y Felipe Calderón de México fueron algunos de los 13 líderes de Estado que asistieron. 

Pero a medida que Ortega se ha consagrado en el poder, menos presidentes lo han acompañado. En 2012 solamente asistieron nueve y en 2017 fueron seis. Para este lunes varios diplomáticos esperan la asistencia de Nicolás Maduro de Venezuela, de ser así, sería el único jefe de Estado apoyando la reelección del mandatario nicaragüense de 76 años. 

Opositores rechazan juramento de Ortega

Este domingo la Asamblea Nacional juramentó en el cargo a los diputados que fueron electos en los comicios de noviembre pasado. Brenda Rocha, presidenta del Consejo Supremo Electoral, los juramentó en un acto televisado para el período legislativo 2022-2026, mientras en países como España, Panamá y Costa Rica, decenas de disientes se manifestaron para rechazar la toma de posesión de Ortega. 

«La dictadura no ha dado ningún mensaje de flexibilidad en su rumbo dictatorial y dinástico, y más bien ha endurecido su posición en las semanas recientes», declararon las organizaciones opositoras como la Unidad Nacional Azul y Blanco, UNAB, el Movimiento Campesino, la Articulación de Movimiento Sociales. 

Los opositores demandan la liberación de 170 prisioneros políticos, el regreso de los organismos internacionales de derechos humanos, la devolución de los medios de comunicación confiscados por el gobierno desde 2018 y la asistencia de garantes internacionales de organismos como la OEA, UE y Naciones Unidas, entre otras cosas. 

Los familiares de los presos políticos emitieron un comunicado denunciando las pésimas condiciones de los detenidos, entre los que figuran empresarios, exguerrilleros, líderes de partidos políticos y movimientos sociales. 

«Sus causas no aparecen aún reflejadas en el sistema del Poder Judicial con el objetivo de invisibilizarles y mantener su indefensión. Aún no se les ha permitido reunirse con sus defensas técnicas y se continúan practicando interrogatorios en ausencia de sus abogados. Todas las peticiones presentadas por sus abogados son denegadas o no resueltas», cita la comunicación. 

Varios de los detenidos son personas de la tercera edad con padecimientos crónicos. Casos como el de José Pallais, un ex canciller de la República, que según sus familiares ha perdido más de 90 libras de peso y sufre desmayos constantes. 

Mientras que la opositora Violeta Granera, de 70 años, perdió sus dientes en prisión, «se le dificulta comer y tiene manchas rojas en la cara por falta de sol», dicen los familiares. Aunque otros más jóvenes como el abogado Roger Reyes, a quien mantienen en una celda de aislamiento, sufre psicosis de forma transitoria y está perdiendo la memoria, según denunció su esposa. 

En este contexto, los partidarios de Ortega se reunirán en la popular Plaza de la Revolución para festejar la continuidad del mandatario a cargo de Nicaragua por otros cinco años. Aunque para algunos será un festejo, para otros, es una sentencia al silencio o al exilio. 

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.