Anuncios

Los diez mandamientos del adicto

Por David R. Lorenzo

En los libros de la Biblia de Exodo 20 y Deuteronomio 5, se narra la historia de cómo el Dios Jehová entregó a Moisés los 10 mandamientos en el Monte Sinaí. La principal de esas leyes dice que “Debes amar a Jehová tu Dios con todo tu corazón, toda tu mente, toda tu alma y toda tu fuerza”.

Mientras los diez mandamientos tratan la base de adoración y de la buena conducta del individuo, muchos de los que se apartan de esos principios, como los adictos, practican todo lo contrario.

Conociendo su patrón de conducta, apartado de los principios, la ley, la ética, la religiosidad y las buenas costumbres, he diseñado lo que a mi juicio son sus diez mandamientos del adicto, publicado en las páginas  73, 74, 75 y 76 de mi libro ·El adicto” , que describimos a continuación:

1) Amarás a tu adicción por sobre todas las cosas

La amarás con tu corazón, tu mente y toda tu fuerza. Ella es tu Dios que te sacó de la libertad, del confort de tu casa, del cariño de tus padres, de tus hermanos, de tu esposa, de tu esposo, de tu hijos, del camino del progreso y la esperanza y te lleva por la servidumbre, por sombras tenebrosas, hacia la aflicción, el llanto, el dolor, la pérdida de todo lo que tienes, tu destrucción total y probablemente hacia tu muerte espiritual o física.

 2) Tomarás el nombre de Dios en vano

Porque no te importarás que Dios no te tome por inocente si tomare su nombre en vano. Sólo a tu adicción bendecirás, alabarás y glorificarás.

 3) No santificarás las fiestas

No tendrás días de reposo para santificarlo, sino que consumirás y profanarás todos los días, porque así te olvidarás de Dios y te consagrarás más con tu adicción.

 4) Deshonrarás y destruirás a tu padre y a tu madre.

También a tu esposa, esposo, hijos, hermanos, novia, novio, amigos y amigas y todo el que esté cerca de ti, para que no se prolonguen tus días, que la adicción, tu Dios, de va a acortar, y para que te vayas mal sobre la tierra.

 5) No matarás

Pero si lo haces, más fácil y más rápido llegarás al infierno, que será tu morada final; un lugar de aflicción eterna y un lago de llamas donde arderá tu alma por siempre.

 6) Cometerás actos impuros

Porque la adicción te conducirá a cometer lujurias y todos los demás pecados de la carne, sin importar las consecuencias.

 7) Robarás

Engañarás, estafarás, hurtarás y tomarás las cosas que son de otros y harás mal uso de ellas, para mantener tu adicción, aunque pierda tu libertad.

 8) Dirás falsos testimonios y mentiras

No sólo contra tu prójimo, sino también frente a cualquiera, porque la mentira, el engaño y la manipulación formarán parte de ti. Perjurarás y solo cumplirás a tu adicción tus juramentos.

 9) Consentirás pensamientos y deseos impuros

Porque los malos pensamientos y deseos manchan el alma y conducen a indebidas acciones que alimentan tu adicción. Seguirás las ideas fijas y tenaces que perturban tu mente, de consumir y de continuar, y de tu corazón saldrán malas intenciones que originarán acciones perversas.

 10) Codiciarás los bienes ajenos.

Codiciarás la casa de tu prójimo y desearás su mujer, su siervo, su sierva, su buey, sus asnos, su casa, su dinero, su tierra y todas las cosas que tenga. Fomenta la pasión desordenada e inmoderada por la riqueza y el poder y arrebata cualquier bien que te permita alimentar tu adicción.

*Tomado de mi libro “El Adicto”

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.