Anuncios
Manny Ramírez se desliza con fortaleza en la antesala, luego de conectar un batazo de triple mérito en el partido que ganaron ayer las Aguilas al Licey con marcador de 7-5 en el estadio Quisqueya

Licey se aleja de la clasificación

Las Águilas Cibañas propinaron un severo golpe a los Tigres del Licey, al vencerlos 7-5, en el partido celebrado en el parque Quisqueya.El partido se vio demorado por casi una hora a causa de la lluvia.

El intermedista Derek Dietrich pegó par de oportunos triples y Manny Ramírez agregó otro, mientras Wandy Rodríguez tuvo un buen debut y Tony Peña Jr cerró espectacularmente para que las Águilas Cibañas vencieran a Los Tigres.

La victoria de las Águilas (26-18), que dejaron en silencio el parque Quisqueya anoche, ahora comparten la segunda posición con los Gigantes del Cibao (26-18) y se colocan a dos juegos del primer lugar que ocupan las Estrellas Orientales (28-16). Mientras que el Licey (17-27) tienen otro traspié en su afán de alcanzar un puesto para el round robin y pese a que los Toros del Este perdieron su partido ante los Leones del Escogido, ahora el número mágico de los Tigres se reduce a tres el número mágico con relación a los romanenses que ocupan el cuarto lugar con marca de 21-23, cuando restan por jugar seis juegos a cada uno de estos equipos.

La oportuna ofensiva de Dietrich que pegó su primer triple en la segunda entrada para remolcar la primera carrera y otro batazo clave de tres bases en el octavo episodio que remolcó otras dos, además de triple productor de dos vueltas de Manny Ramírez en el tercer inning, fueron determinantes para que las Águilas sellaran la victoria.

De otro lado, el debutante Wandy Rodríguez trabajó bien las primeras tres entradas en las que aceptó dos hits, una carrera, dio una base y ponchó a tres, mientras que el también debutante Juan Carlos Oviedo (1-0), en labor de relevo laboró una entrada perfecta con un ponche y se anotó el triunfo. Otros cinco relevistas completaron el trabajo para las Águilas que terminaron con T.J. Peña en el box y que enfrentó a Domingo Santana en el noveno sellando el triunfo con un ponche y anexándose su tercer salvamento del torneo.

El importado Mitch Atkins fue el pitcher abridor por el Licey y se mantuvo en el montículo a lo largo de 6.0 entradas en las que permitió seis indiscutibles y tres carreras y ponchó a ocho y dio paso a a otros cuatro relevistas incluyendo a Warner Madrigal (2-2) quien resultó el perdedor.

El partido tuvo lleno de emociones desde el inicio hasta el final. Con Atkins en el box, los azules comenzaron bien retirando los primeros cuatro hombres de las Águilas por la vía del ponche, pero a partir del segundo acto le descifraron sus pitcheo y poco a poco fueron produciendo anotaciones hasta tomar ventaja. El Licey luchó hasta el final pero no pudo concretar en el cierre del noveno porque sus cañoneros fallaron.

Anuncios
Redacción

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.