Anuncios
Luis Rafael Delgado Sánchez.

«Guerra» soterrada entre el Contralor de la República y el Tesorero Nacional degenera en cancelaciones y renuncias forzosas

Una “guerra” soterrada entre el Contralor General de la República y el Tesorero Nacional, Catalino Correa Hiciano y Luis Rafael Delgado Sánchez, respectivamente, ha provocado enfrentamiento entre dirigentes de la cúpula del oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM), llegando hasta cancelaciones y renuncias forzosas en ambas instituciones del Estado.

Catalino Correa Hiciano.

Vinculados a Delgado Sánchez denuncian a viva voz que Correa Hiciano querría echar atrás  disposiciones adoptadas por el ahora Tesorero Nacional.

Ese mismo colectivo afirma que la reciente destitución  del licenciado  Luis Delgado de la Contraloría General de la República  fue instigada supuestamente por el señor Catalino Correa  Hiciano, que siempre ha soñado con esa posición.

El Motín   tuvo acceso a varias cartas de cancelaciones y renuncias forzosas, entre ella la de Carlos Manuel Ventura Mota, quien es secretario general del Frente Sectorial de Contadores y subdirector nacional de Contraloría y Presupuesto del PRM.

Ventura Mota, que además es fundador de esa organización política y parte del equipo de elaboración de sus estatutos, complació la petición de renuncia del puesto de Desarrollo Normativo que le hizo el Contralor General de la República.

En la misiva le señala que fue su impronta, sanear y fortalecer el sistema de control interno, a los fines de evitar sean mal utilizados los recaudos e inversiones públicas.

“Aprovecho la ocasión para desearle a usted y a su equipo de experimentados servidores, con una aquilatada experiencia de servicio del Estado, desde los gobiernos de los ex presidentes Leonel Fernández Reyna y Danilo Medina, conspicuos dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana que la población quiso expulsar de la dirección del gobierno”, expresa.

La renuncia.

Viene de lejos

El enfrentamiento entre los funcionarios viene de lejos, porque el 18 de marzo de este año, fueron intercambiados en sus posiciones por el presidente de la República, Luis Abinader.

Correa Hiciano era el Tesorero Nacional, y Delgado Sánchez, al frente de la Contraloría General de la República. Mediante el decreto 180-21, las posiciones fueron invertidas.

De acuerdo con las páginas web de las instituciones, Correa Hiciano es contador público, con una maestría en Contabilidad Tributaria, y varios cursos, congresos y seminarios.

En tanto que Delgado Sánchez, es graduado en Economía y Derecho. Posee un técnico Tributario con especialidad en Política Tributaria, otro en Evaluación de Entidades Financieras, así como maestrías en Economía, en Ciencias Políticas y en Diplomacia y Derecho Internacional.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.