Anuncios
Claudio Caamaño lanza una bomba lacrimógena sin medir consecuencias.

El clan familiar Caamaño en el gobierno

Por Leonel C. Junior

Contra Jheyson Castillo, dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en Boca Chica, se mantiene una agresiva campaña para tratar de invalidarlo y despojarlo del derecho de ocupar la curul que por razones diversas dejó vacante su madre, la ex legisladora  Josefa Castillo,  en la Cámara de Diputados.

Se le pretende sacar de juego sin consideración ninguna y sin sopesar su trayectoria política como miembro de la Comisión Política del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y de presidente en funciones del Frente de Juventud del Partido Revolucionario Dominicano (JRD), de la que además fue su secretario general.

El primer argumento que se plantea para intentar frustrar la posibilidad de que sea escogido es que dizque proviene  de una familia con notable presencia e influencia en el gobierno del presidente Luis Abinader.

Por el suelo se quieren tirar  sus años de servicio y entrega a favor de la estructuración y el crecimiento de su partido, sobre todo cuando nadie creía en este proyecto y Claudio Caamaño Vélez brincaba de un partido a otro tratando de enganchar con una candidatura victoriosa que siempre se le alejó por su pésimo comportamiento, falta de trabajo y visión política.

Mientras Jheyson invertía tiempo, recursos, puesto que también es emprendedor, y talento para que el PRM se consolidara, Caamaño Vélez acudía como candidato a diputado del partido Alianza País, siendo derrotado en las elecciones de 2016.

A pesar de que nunca hizo nada para que el PRM llegara al poder, Claudio Caamaño Vélez pretende dar el salto de garrocha para caer sentado sobre una curul a la que no tiene el mínimo derecho y para cuya tarea no reúne los méritos ni las condiciones reflexivas que deben adornar a todo congresista.

Claudio Caamaño Vélez, sacado en vilo por la policía luego de violentar una protesta frente al Palacio Nacional.

Basta examinar su hoja de revoltoso, traspiés y su constitución muchas veces en turba cuando no puede imponer por la razón algunos de sus alucinantes planteamientos.

Aunque algunos comunicadores de peso se han unido a su causa creyéndola justa, porque con sus desaguisados, como en el reciente en que Claudio lanzó una bomba lacrimógena desde un auto en marcha, ha adquirido el papel de víctima, su fuerte reside en la presencia y gravitación familiar que posee en el gobierno.

Claudio Caamaño Vélez es sometido a la obediencia luego de perder la cordura en una protesta pacífica.

En este recuento tenemos que entre los familiares de Claudio Caamaño Vélez nombrados con buenos cargos en el gobierno figuran:

Rossy Walkiria Caamaño Orozco, viceministra del Ministerio de Energía y Minas, renglón Hidrocarburos; Fátima Virginia Caamaño de Altuna, encargada del Departamento de Evaluación y Estudios del Ministerio de Hacienda y Raisa Evangelina Caamaño Díaz, encargada del Departamento de Recursos Humanos de la Oficina Nacional de Estadística.

También,  Susana Elizabeth Cornielle Caamaño, encargada de Planificación y Desarrollo del Consejo Nacional de la Discapacidad y Román Ernesto Caamaño Vélez, director general del Instituto de Aviación Civil.

Líos de Claudio Caamaño Vélez

 Si hay un rasgo que se destaca en la personalidad de Claudio Caamaño Vélez, es su predisposición para hacerle un “rebú” a cualquiera en el lugar y en el momento menos esperado. Las cosas comienzan bien, cuando él está presente, pero se pueden ir de las manos y terminar mal. Así de inestable es éste chico.

Las primeras muestras de este anárquico comportamiento datan de cuando encabezó la ocupación de un cubículo en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), en el área donde operaban las oficinas del Programa Solidaridad y Esperanza, en el edificio Asdrúbal Domínguez. Esto ocurrió el 9 de noviembre de 2011.

 Castigado por la FED

 Claudio Caamaño Vélez fue sancionado con medidas disciplinarias por el Comité Ejecutivo de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), junto a Ismael Acevedo, acusados de violar normas internas y procurar beneficios particulares.

Expulsado por el FELABEL

El Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL) expulsó a Claudio Caamaño Vélez por violar normas internas y tratar de dividir la organización. “El comportamiento personalista de Claudio Caamaño lo llevó a desconocer la línea estatutaria del Felabel, conspirar para dividir al grupo y tratar de asaltar su Dirección”, dijo Omar Bidó, secretario general, en rueda de prensa.

La bomba lacrimógena

Claudio Caamaño Vélez despojó de una bomba lacrimógena a un agente policial (Casco Negro) durante una protesta contra la inauguración de la Terminal de Autobuses del Este, que hacía el ex presidente Danilo Medina. Huyó en un automóvil y la lanzó desde el auto en marcha.

 

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.