Anuncios
Pedro Castillo y Keiko Fujimori.

Con 94.91% actas: Pedro Castillo 50.28% y Keiko Fujimori 49.71%

En la recta final. La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) presenta -cada 30 minutos- un reporte oficial actualizado de la segunda vuelta entrePedro Castillo y Keiko Fujimori: El candidato de Perú Libre obtiene 50.28% de los votos válidos y la postulante de Fuerza Popular el 49.71%. Esto al 96.424% de actas procesadas y 94.916% de actas contabilizadas.

Total de votos hasta este momento:

Pedro Castillo 8′575,756 votos

Keiko Fujimori 8′477,744 votos

La diferencia entre ambos candidatos es de 98,012 votos.

El reporte de las 23:18 horas del lunes mostró los siguientes resultados:

¿Cuál es la diferencia entre actas procesadas y contabilizadas?

Las actas contabilizadas son aquellas que contienen votos, los cuales han sido sumados al cómputo general.

En cambio, las actas procesadas son las registradas en el sistema de cómputo electoral. Las actas procesadas se clasifican a su vez en: actas normales, observadas, con solicitud de nulidad o con votos impugnados.

Es decir una acta normal no presenta observaciones y debe ser contabilizada en el sistema de cómputo general. La acta observada es la que corresponde a las Oficinas Descentralizadas de Procesos Electorales (ODPE) y que no puede ser contabilizada en el sistema de cómputo electoral debido a los motivos siguientes: no contiene datos, se encuentra incompleta, contiene error material, presenta caracteres, signos o grafías ilegibles que no permiten su empleo para el cómputo de votos; o no presenta firmas.

Estas elecciones 2021 han estado marcadas por una muy baja participación electoral, en medio de un escenario de pandemia y desafección política. El pasado 11 de abril, casi el 30% de peruanos no acudió a las urnas, superando cifras de las últimas décadas.

Es la primera vez, en al menos los últimos 20 años, que la segunda vuelta muestra mayor participación. Las variaciones suelen ser cercanas al 1%, pero siempre con menor asistencia cuando se trata de elegir entre las últimas dos opciones presidenciales. Esta vez se ha visto un aumento de más de 6% entre la primera vuelta y el balotaje.

La primera vuelta se llevó a cabo en un momento crítico de la pandemia, en Perú y en muchas partes del mundo. Restricciones en países como Chile y Venezuela impidieron que un gran grupo de peruanos en el extranjero emitan su voto, y el temor al contagio contribuyó a reducir la participación. También hubo una alta desafección política, que ayuda a explicar las cifras de ausentismo.

El politólogo Mauricio Zavaleta considera que dicho incremento se debe a la manera en la que se polarizó la campaña. No obstante, afirma que los sectores movilizados no generaron un aumento muy significativo en la participación total.

“Ha habido una búsqueda de movilizar a los sectores para que se derrote a Castillo, desde el fujimorismo y sus aliados en segunda vuelta, pero a quienes han generado más incentivos para movilizarse no es en realidad un electorado muy grande. Me parece que es un fenómeno que estuvo entre el A, B y cierta parte del C”, explica Zavaleta.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
Anuncios