Anuncios
Joe Biden.

Biden presenta plan de billones de dólares para crear millones de empleos en EE UU

El primer golpe del presidente Joe Biden fue un plan de choque para superar la pandemia, un paquete de estímulos de 1,9 billones de dólares ya aprobado por el Congreso. El segundo es un programa de reconstrucción y modernización de infraestructuras, presentado este miércoles en Pittsburgh, con inversiones a ocho años por valor de dos billones de dólares que generarán millones de empleos. El objetivo es remediar déficits en servicios esenciales como carreteras, puentes, aeropuertos o red eléctrica, muchos de los cuales datan de los años cincuenta, y modernizar el país para afrontar mejor el cambio climático. Pero la ambición última es apuntalar la supremacía de EEUU ante la competencia de rivales como China.

El denominado Plan de Empleo Estadounidense -“el mayor plan de inversiones desde la Segunda Guerra Mundial, que creará millones de empleos bien remunerados; el plan de una generación”, ha dicho Biden- tiene por delante un camino tan largo como tortuoso, política y legislativamente hablando. La viabilidad de la financiación, que la Casa Blanca espera lograr gracias a un aumento del impuesto de sociedades del 21% actual al 28%, y la oposición de los republicanos por el intervencionismo del Estado auguran un trámite inclemente. Algunos demócratas también formulan críticas al plan, por insuficiente, mientras los grandes empresarios consideran que dificultará la recuperación pospandemia por el sobreesfuerzo fiscal. “No podemos esperar” para modernizar las infraestructuras, les ha respondido Biden desde Pittsburgh. “No tengo nada contra los millonarios”, ha añadido, en alusión a la prevista financiación.

La iniciativa prevé destinar 620.000 millones de dólares al sector del transporte para modernizar más de 32.000 kilómetros de rutas y autopistas y reparar unos 10.000 puentes en todo el país. Según la asociación de ingenieros civiles, el 43% de las vías están en malas condiciones, mientras el 42% de los 617.000 puentes tienen al menos 50 años. Un 7,5% de ellos son estructuralmente deficientes.

El país más rico del mundo baja al puesto 13º cuando se valora la calidad de sus infraestructuras, como consecuencia de la caída del 40% de la inversión pública desde los años sesenta. “El Plan de Empleo Estadounidense invertirá en el país de una forma no vista desde que construimos las autopistas interestatales y ganamos la carrera espacial”, subraya la Casa Blanca. Además de la red vial, contempla modernizar la red eléctrica, el suministro de agua o el acceso asequible a la banda ancha de internet; también reconstruir dos millones de casas y edificios, escuelas y guarderías; potenciar la economía de los cuidados, con la creación de empleos mejor pagados que nivelen desigualdades de clase y de raza; revitalizar la industria manufacturera, garantizar el suministro de componentes esenciales e invertir más en I+D.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
Anuncios