Anuncios

FNP respalda propuestas rechazo aborto y matrimonio gay

El candidato presidencial de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Pelegrín Castillo, respaldó las posiciones de las iglesias evangélica, de rechazar el aborto y el matrimonio gay en el país, y dijo que las posiciones de esa organización no son coyunturales ni fijadas en ocasión del proceso electoral.

Sostuvo que son  posiciones históricas impulsadas y defendidas por décadas en el Congreso Nacional y otras instancias gubernamentales y que tiene plena conciencia en que la lucha que se está librando en estos momentos, aunque no se despliegue en el campo político electoral, tiene un carácter nacional y patriótico, y en gran medida, es dispersada para preservar el alma nacional.

Manifestó que está de acuerdo sobre la necesidad de contar con una ley de financiamiento de las iglesias como la sugerida por el señor Porfirio López Nieto. Entiende que este instrumento u otras son necesarios para garantizar y fomentar la libertad religiosa en la República Dominicana.

En relación al compromiso de rechazo a la LGBT, Castillo reiteró su rechazo y la definió como expresiones de un imperialismo cultural que impulsan en muchas partes del mundo algunas élites globales desde una cultura materialista, hedonista, consumista y relativista.

Señaló que  esta fomenta una trama de negocios lucrativos, busca controlar las poblaciones del mundo y barrer los obstáculos socioculturales y religiosos a la siniestra  implantación de las biotecnologías de reproducción artificial de la especie en el mundo.

Igualmente, la FNP rechaza el enfoque que han adoptado algunos sectores políticos que han expresado que en República Dominicana “no estamos preparados” para asimilar esos modelos de familias y matrimonio mal llamado igualitarios.

Castillo indicó que aceptar ese enfoque es partir de la falsa idea de que esas formas culturales representan un avance progresista, cuando de verdad constituyen expresión de crisis y decadencia de civilización.

Expresó que tiene la convicción de que la vida es don de Dios y que nadie tiene derecho a suprimirla y mucho menos se trata de un ser indefenso e inocente, del cual dependen todos  los demás derechos y libertades.

“El aborto y la cultura antivida que lo acompaña es uno de los factores que más contribuyen a deshumanizar  las sociedades”, sustentó el aspirante a la Presidencia de la República.

No obstante, expresó que está consciente de que muchas veces el fenómeno del aborto está asociado a graves problemas y desajustes sociales y familiares, por lo que no basta con resistir en el plano legislativo los intentos de legalización.

Entiende que se debe trabajar proactivamente con un programa de defensa de la vida, que abarque desde la protección especial a las mujeres embarazadas en riesgo o sometidas a presiones de aborto.

Anuncios
Redacción

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.