Anuncios

Trabajar embarazada no es cómodo

¿Hay empleos que indiscutiblemente no convienen a una embarazada, por más saludable que parezca?

Claro que existen empleos no aptos para embarazadas por resultar peligrosos para su salud y la del bebé, como por ejemplo: los expuestos a químicos, las médicas expuestas a anestésicos o rayos x y las azafatas expuestas a cambios de presión y tormentas de radiación, entre otras.

¿A qué molestias, inconfundibles de la gestación, le temen más las embarazadas en sus lugares de labor?

Trabajar durante el primer trimestre con molestias como náuseas, vómito y mareos hacen del trabajo bastante difícil. Esto suele pasar en el segundo trimestre, pero en el último mes también el lugar de trabajo se torna en una gran dificultad, pues la carga física por el peso del bebé lleva a dolores de espalda y piernas, además de la presión en el periné por el encajamiento (descenso) del bebé en la pelvis, entre otras más que cualquier gestante puede padecer.

El estar de pie al final del embarazo empeora el edema (hinchazón) de los pies y también hace insoportable el final del día. Según el experto Fabio Quijano, médico ginecobstetra: “a pesar del incremento en semanas de licencia de maternidad, aún nos quedamos cortos en los tiempos ideales que necesita una madre, pues a mi modo de ver, todas deberían estar con trabajo pero en casa desde la semana 35. En muchos sitios no hay una protección para la mujer embarazada, e incluso a veces les incrementan la presión laboral. Debería existir una legislación en ese sentido”, indicó.

Además el especialista nos da unos tips para manejar de la mejor forma algunas de las contrariedades recurrentes en el embarazo, tales como las náuseas, el sueño, los dolores musculares y articulares.

Las náuseas pueden aliviarse si la mujer se alimenta con base en una dieta fraccionada, es decir aproximadamente 6-7 porciones pequeñas de alimentos al día, preferiblemente fríos. Se ha demostrado que algunos complejos vitamínicos con alto contenido de vitamina B6 mejoran los síntomas.

– El sueño. Para manejar este tipo de molestias se permiten máximo dos bebidas estimulantes al día. Pero estos los síntomas de sueño deben mejoren a partir de semana 14.

– Actualmente la ACOG (Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia) recomienda, para aliviar molestias musculares y articulares, realizar algún tipo de ejercicio, como yoga, pilates o natación al menos tres veces por semana durante 30 minutos. En caso de persistir los síntomas, el único medicamento que se aconseja es acetaminofén. En casos más severos es preciso consultar con su médico.

 

 

 

Anuncios

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.