Anuncios
Bill Gates

Sale a la luz un nuevo escándalo de Bill Gates con otra empleada de Microsoft

Hace más de una década, ejecutivos de Microsoft descubrieron que Bill Gates enviaba correos electrónicos fuera de lugar a una empleada de nivel medio en la empresa, cuando él todavía era presidente de la junta y estaba casado con Melinda.

En los correos, Gates coqueteaba con la empleada, le hacía propuestas inapropiadas y la invitaba a quedar con él fuera de la oficina, según contaron personas relacionadas con el tema a The Wall Street Journal.

El entonces jefe de recursos humanos informó a Brad Smith, que era asesor general, y a Lisa Brummel, jefa de personal. Ambos se reunieron con Gates, quien no negó los correos, y le pidieron que parara.

Los ejecutivos informaron a otros miembros de la junta, se creó un comité para analizar el tema, y se concluyó que no era necesario tomar ninguna otra acción porque «no hubo interacción física».

«Aunque [los correos] tenían insinuaciones seductoras, no eran abiertamente sexuales, pero sí se consideraban inapropiados», dijo el portavoz de Microsoft, Frank Shaw, quien agregó que la empleada nunca hizo una queja sobre el incidente.

La portavoz de Gates, Bridgitt Arnold, dijo en un comunicado que «las afirmaciones son rumores falsos, reciclados de fuentes que no tienen conocimiento directo, y en algunos casos tienen importantes conflictos de intereses».

Gates, una de las personas más ricas del mundo, estuvo envuelto en una polémica similar cuando una carta de 2019 destapaba una presunta aventura suya con una ingeniera, antes de dejar la junta directiva de Microsoft Corp. el año pasado.

Cuando Gates renunció, un comité de la junta directiva había contratado a un bufete de abogados para investigar la carta de 2019 sobre la relación con la ingeniera, que no era la misma empleada de los correos electrónicos.

Gates renunció a su puesto en la junta después de que algunos directores decidieran que debía renunciar, pero antes de que se completara la investigación. Su portavoz reconoció que él había tenido una aventura hacía 20 años, pero que terminó de manera amistosa y que la revisión de la junta no influyó en su renuncia.

Maria Klawe, directora de Microsoft de 2009 a 2015, dijo que no tenía conocimiento de ninguna queja sobre Gates, pero admitió que ella sentía que él se comportaba como si las reglas no se aplicaran a él.

«Ciertamente daba la impresión de que él sentía que tenía una posición que le daba un conjunto de derechos que otras personas no tendrían», dijo Klawe.

Además de los correos electrónicos de 2007 y la carta de 2019, al menos un miembro de la junta de Microsoft tuvo conocimiento en 1992 de una relación romántica de Gates, que en aquel momento era el CEO, con una ejecutiva de Microsoft que no era Melinda.

Bill y Melinda se conocieron en 1987 cuando ella trabajaba en Microsoft, se casaron en 1994 y dos años después ella dejó la empresa. En 2021, presentaron una solicitud de divorcio tras 27 años de matrimonio, pero se mantienen codirigiendo la Fundación Bill y Melinda Gates, una de las organizaciones filantrópicas más grandes del mundo.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.