Anuncios

Residentes en la Cordillera Central realizan cadena humana

Cordillera Central.-Agarrados todos de las manos, a la orilla de la carretera Padre Las Casas-Constanza y vistiendo sus mejores galas, los moradores de la cordillera Central realizaron una cadena humana para reclamar al Gobierno el arreglo de esa vía, que colapsó con las lluvias de septiembre del año pasado y que aún no ha sido reparada.

“Seis meses de olvido y de desatención son más que suficientes, ya está bueno”, proclamó Glenys Delgado, residente en la comunidad montañosa El Tetero, quien dijo que la zona está en estado de emergencia.

Los habitantes de la montaña también pidieron la construcción de escuelas en las comunidades El Gramazo, Vallecito, Los Rodríguez, Majaguita, Gajo de Monte, El Chocho y El Limón, y la reparación y ampliación del liceo del Distrito Municipal de Las Lagunas, deteriorado y desbordado por la cantidad de alumnos.

“No queremos seguir siendo invisibles para el gobierno ni para la sociedad dominicana”, dijo Delgado.

Aseguró que por el deterioro de la vía más de veinte comunidades se mantienen semi paralizadas y han ocurrido seis accidentes.

“Tenemos dificultad para bajar las cosechas, para trasladar los enfermos, para que lleguen los maestros y los médicos y para que nuestros hijos vayan a la escuela, y así como vamos a avanzar”, puntualizó.

“Un día –añadió- vimos morir a Lucilo Delgado, residente en la comunidad Gajo de Monte,quien, tras resultar herido, no pudo ser trasladado al hospital de Padre Las Casas, por las condiciones del camino”.

“Ya tenemos seis meses con el camino roto y nadie se ha querido dar por enterado. Lo que estamos viviendo en la cordillera Central es una verdadera calamidad”, puntualizóGlenysDelgado.

La carretera que une a Padre Las Casas y Constanza tiene 60 kilómetros. El ayuntamiento del Distrito Municipal Las Lagunas reparó en las últimas semanas tres kilómetros, a un costo de 227 mil pesos. Pero según la alcaldesa Mary de León, se le agotaron los fondos de su presupuesto trimestral y no pudieron continuar.

El Instituto de Recursos Hidráulicos (INDRHI) se comprometió a continuar la reparación de la vía, a través de la hidroeléctrica Los Toros, que funciona en la comunidad de Vallecito, en el corazón de la cordillera Central, pero hasta el momento los equipos no se han movido por falta de recursos.

“El Consejo de la Hidroeléctrica de los Toros se comprometió a hacer la carretera hasta la comunidad El Tetero, pero queremos solicitar formalmente que la reparación de la vía se lleve hasta Constanza y que se construya con sus cunetas para evitar que las lluvias lo vuelvan a deteriorar”, expresó la congregación del Cristo Crucificado, de Padre Las Casas.

La hermana AudeliaRodríguez, hablando a nombre de la entidad religiosa, recordó que el 24 de septiembre la monja hondureña Aida Girón Donaire, integrante de la congregación, se accidentó en un precipicio a la altura de la comunidad El Jobal, y quedó lisiada de la mano izquierda.

“La situación de la carretera –enfatizó la religiosa- ya es insostenible”.
Altagracia Fulcar, promotora de salud, reveló que en febrero pasado hubo un brote de cólera en los parajes Botoncillo y Gajo de Monte,y sacaron a los pacientes en condiciones deplorables.

“Daba pena ver a esos enfermos en animales, vehículos y parihuelas para llevarlos al hospital de Padre Las Casas para que no se nos murieran”, precisó.

Los moradores de la zona montañosa de Padre Las Casastambién reclaman la construcción de varias escuelas en la zona.

“Nos duele en el alma contemplar a niños y jóvenes recibiendo clases en escuelas que están en malas condiciones o que son insuficientes”, indicó la congregación religiosa.

Reveló que los centros en peor estado físico son los de El Gramazo, Vallecito, Los Rodríguez, Majaguita, Gajo de Monte, El Chocho y El Limón, así como el liceo del Distrito Municipal de Las Lagunas, que ha sido desbordado por una matrícula superior a sus posibilidades.

“En esta zona hay escuelas dando clases en pésimas condiciones, y otros centros que tienen que trabajar en iglesias y ranchitos prestados. Hay incluso una comunidad que se llama Sabina del Sur, donde los niños no están yendo a la escuela por falta de un centro”, precisó la congregación religiosa.

Observó que en el pasado reciente hubo un esfuerzo oficial para construir planteles pero que inexplicablemente el proyecto se detuvo.

Indicó que las comunidades de la montaña hacen un esfuerzo por salir adelante pero necesitan el apoyo de las autoridades.

Las comunidades que participaron en la cadena humana son Las Lagunas, El Chocho, El Limón, Las Lajas, Botoncillo, Gajo de Monte, El Jobal, Majaguita, elJobal, Las Cañitas, Los Auqueyes, Elechal, el Palero, La Paila, La Cienaga del Limoncito, Arroyo Naranjo, Los Cayetanos, Periquito, El Tetero, La Fortuna, El Roblito, Los Rodríguez, La Paila, Fundo Viejo, El Gramazo, Corralito y Sabina del Sur.

La cadena humana se extendió Las Lagunas hasta el rio Yaquecillo y Constanza.
Los moradores de Las Lagunas, apoyados de las religiosas de la Congregación de Cristo Crucificado, también piden la construcción de seis kilómetros de asfalto desde el puente sobre el río La Cueva hasta cruzar Las Lagunas.

Además, el mejoramiento de los sistemas de salud, apoyo a la producción agrícola, la construcción de acueductos y un programa de reforestación.

Anuncios
Redacción

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.