Anuncios

Manu Ginóbili cerca del retiro

LOS ÁNGELES — Entrar en el vestuario de San Antonio Spurs después de la derrota ante Los Angeles Clippers en el Juego 7 de la primera ronda de los playoffs (111-109) fue ver los rostros de la derrota. Kawhi Leonard (13 puntos y 10 rebotes) reflexionaba sentado esperando su turno para entrar en la ducha. Marco Belinelli salió de la misma con la mirada perdida y Manu Ginóbili aguantó el tipo como pudo. La experiencia es un grado.

Tras la derrota llegan tiempos de asimilación, descanso y reflexión. Cuatro jugadores clave del esquema de los Spurs pasarán a ser agentes libres este verano: Tim DuncanDanny Green, Belinelli y el propio Ginóbili, que confesó que se tomará dos meses para valorar su futuro junto a su familia. El argentino reconoció que se siente más lento, que los viajes le cansan cada vez más y que quizás esté llegando el momento de pasar más tiempo con los suyos. Su valoración tras disputar los siete partidos de la serie es que se sintió menos ágil.

«Me sentí lento. Creo que no estuve como suelo estar, pero eso es normal, llega un tiempo en que uno se da cuenta de que no soy el mismo de antes», confesó tras la derrota de los Spurs en el Staples Center. «Pop hizo bien en terminar partidos con Danny (Green) y Kawhi (Leonard) porque son mucho más atléticos y defensivamente dan mucho más de lo que puedo dar yo. De todas formas eso no es un problema, tengo que ver realmente si sigo disfrutando y los malos días terminan siendo más que los buenos días. Ahí estuvo parejo», explicó el ganador de cuatro anillos de la NBA, que logró ocho puntos y siete asistencias en el último juego. En total, alcanzó 7.8 ppj, 5.1 asistencias y 3.4 rebotes.

La última renovación de Ginóbili con la franquicia tejana llegó en la temporada 2013-14, cuando firmó un contrato de dos años y 14.5 millones de dólares que expirará este verano. Ahora llega el momento de tomar la decisión de colgar las botas o de continuar. El internacional argentino cumplirá 38 años de edad el 28 de julio.

«No tengo decidido que voy a hacer. Me voy a tomar un mes o dos ahora que terminamos antes de lo previsto y ahí veré si tengo ganas de seguir o no. Nunca hay que tomar decisiones tan importantes apresuradas. Me sentaré, pensaré con mi familia y veremos», esgrimió.

El peso de los partidos y los viajes están pasando factura al escolta tal y como apuntó después del encuentro. Reconoció sentirse cansado no sólo físicamente sino mentalmente.

«(Hay que pensar) En si tienes ganas de seguir jugando 82 partidos en 160 días o no. En el viajar por todos lados y descansando poco en lugar de disfrutar nuestras cosas como a todos alguna vez nos llega, de decir: ¿sigo haciendo esto o no?».

Ginóbili también valoró el último partido de la eliminatoria y la serie en general y optó por el factor suerte como uno de los elementos determinantes para que los Clippers acabaran saliendo victoriosos. «Un partido como muchos de esta serie que podría haber ido para cualquiera. Un par de jugadas dudosas, algún tiro increíble, otro errado y así se define el juego. Es una lástima porque los dos equipos hicieron méritos para pasar pero fue como tirar una moneda», afirmó. «El tiro de Paul entró, el de Leonard de antes no y pasaron un par cositas raras y sucede. Es así el basquet a veces te toca a favor y a veces te toca en contra».

A pesar de que el plantel mejoró la imagen con respecto a la cita anterior, al escolta le quedó la espina del Juego 6, un partido que los Spurs perdieron como locales después de una segunda mitad determinante de Chris Paul y Blake Griffin.

«Hoy sí hicimos un juego mucho mejor lo que queda es el seis más que el siete, ahí no tuvimos un juego muy inspirado muy atento. Ahí es donde más cometimos errores. Hay que levantar la cabeza, darle la mano al rival y a veces pasa. Sólo uno puede terminar festejando», agregó el todavía vigente campeón de la NBA.

Paul se erigió sin duda en el hombre del encuentro tras jugar con una distensión en el tendón de la corva de la pierna izquierda durante los tres últimos periodos. Aún así demostró su capacidad para adaptarse a las circunstancias y darle un giro a su juego prescindiendo de la velocidad que le caracteriza y apoyándose más en los lanzamientos a canasta y las asistencias. Anotó 27 puntos, varios de ellos clave, y brindó seis asistencias.

«Fue increíble, sabíamos que iba a ser un tirador en el segundo tiempo y aún así no pudimos frenarlo. No iba a correr igual que antes porque no tenía la misma explosividad pero así y todo encontró la forma de dañarnos. Es un equipo que no depende única y exclusivamente de Paul, si no le hubiéramos doblado y listo, sacamos el juego. Son un equipo muy bueno, que tiene jugadores que dan muchas cosas», sentenció Ginóbili.
Por Gonzalo Aguirregomezcorta 
 

Anuncios

Bienvenido Carmona JR

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
Anuncios