Anuncios

Los tratamientos de insulina triplican su coste en diez años

La insulina es una sustancia de la cual dependen las personas con diabetes, ya que reduce los niveles de azúcar en sangre.

En tan solo diez años el fármaco ha visto triplicar su coste, mientras que el de otros medicamentos dirigidos a diabéticos han bajado o se han mantenido igual.

Un artículo publicado en el ‘Journal of the American Medical Association’ ha puesto de manifiesto el aumento de los costos de insulina desde el año 2010. El estudio realizado en   Melbourne, Australia y Michigan han reflejado la cantidad de dinero que los pacientes y los planes de seguro pagaron por antiglucémicos desde el 2002 al 2013.

Los autores del estudio ­­consideran que es el momento de volver a examinar el efecto y la relación coste-eficacia de las terapias diferentes a la insulina. También señalan que no es probable que el precio de la insulina caiga por la competencia de la sustancia en modo genérico.

«En Estados Unidos, el aumento de más de tres veces en el coste de la insulina en la última década es alarmante. Es una carga para los pacientes y los pagadores y puede hacer que algunas personas no tengan acceso a una terapia que salva vidas», advierte William Herman, coautor e investigador de Michigan.

Un buen pronóstico a la hora de aplicar tratamiento

El estudio pone sobre la mesa la necesidad de centrarse en reducir los costos, así como aplicar un estudio exhaustivo a la hora de aplicar un tratamiento u otro.

Las inyecciones de insulina mantienen a las personas con diabetes tipo 1 con vida y se ponen múltiples inyecciones diarias comenzando a menudo en la infancia. En los adultos con diabetes tipo 2 avanzada, los médicos la prescriben para controlar el azúcar en la sangre y evitar daños devastadores en todo el cuerpo, por lo general después de la dieta y el ejercicio, y otras medicinas, no han logrado reducir los niveles de azúcar en la sangre de manera suficiente.

Un costo que triplica su precio inicial

En el periodo de tiempo estudiado, el costo total de la insulina más que se triplicó, pasando de 231 dólares (201 euros) al año a 736 dólares (646 euros) al año para cada paciente, en 2013.

El costo por mililitro de insulina casi se triplicó en ese mismo tiempo, desde 4,34 a 12,92 dólares. Y en el mismo lapso de tiempo, el uso promedio anual aumentó de 171 ml a 206 ml, ya que las dosis prescritas subieron.

Esto probablemente ocurrió debido al aumento de sobrepeso y obesidad, lo que eleva la cantidad de insulina necesaria por una persona, así como nuevas recomendaciones nacionales que hacen hincapié en los niveles de azúcar más bajos para todas las personas con diabetes.

Mientras tanto, el gasto por persona en todos los otros medicamentos contra el azúcar en la sangre era de 502 dólares en el 2013, por debajo de alrededor de 600 dólares (527 euros) en 2002.

El costo de estos medicamentos combinados se redujo durante los primeros nueve años, tocó fondo en 2011 y aumentó ligeramente desde entonces. El costo de la metformina, que está disponible como un medicamento genérico, cayó de 1,24 dólares por tableta en 2002 a tan sólo 31 centavos en 2013. Incluso, con la nueva clase de fármacos conocidos como inhibidores de la DPP-4, sólo fue un 34 por ciento más caro, cuando estos desembarcaron en el mercado en 2006 .

Los investigadores analizaron los datos de casi 28.000 personas que recibieron tratamiento para la diabetes en un periodo de 11 años.

Anuncios
Redacción

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.