Anuncios
Kobe Bryant

Kobe jugó como Kobe ante Pacers

Los  Ángeles.- La victoria de Los Angeles Lakers sobre Indiana Pacers (88-87) fue una cuestión de requerimientos. Byron Scott le requirió a Kobe Bryant que fuera un poco más atrevido a canasta. No mucho.

No tanto como antes de que ambos se dieran cuenta de que el agotamiento del jugador de 36 años de edad estaba propiciando un balance anotador muy por debajo de lo esperado (6.8/19.4 -34.8 por ciento- en diciembre y 9.4/24 -39.0 por ciento- en noviembre, con respecto a los 5.7/12.2 -46.7 por ciento- en los últimos cuatro partidos que ha disputado).

Kobe está tirando menos y mejor. Está adaptando su juego a la realidad de sus circunstancias. Desde los tres juegos de descanso ante Golden State Warriors, Chicago Bulls y Dallas Mavericks, está siendo el máximo anotador de los suyos con 17.0 ppj, el que mayor rebotes está agarrando (8.5 rpj) y el que más asistencias está brindando (8.0 apj). El dorsal número 24 sigue atendiendo a los requerimientos de su coach y confidente con la comprensión que merecen.

«Le dije que lo intentara un poco más», afirmó Scott antes de que comenzara la cita.

Ese «poco más» significó que siete de los primeros 11 puntos de su equipo fueran obra de la Mamba Negra. También que se convirtiera en el artífice de los nueve últimos, los que verdaderamente recuerda una afición lagunera que celebró su quinta victoria de la temporada en el Staples Center. En total, Kobe anotó 20 unidades, y para enmarcar, un triple vital a falta de dos minutos para la bocina final que le dio una ventaja de dos puntos a los Lakers, una diferencia que nunca más cedería. Atrás quedan las críticas por su falta de acierto a canasta en los momentos decisivos, algo que, según el propio Kobe, no le quita el sueño.

«No me preocupo mucho por ello. Ya metí muchas en su día. La ciudad de LA está un poco consentida con esto», declaró. «Me siento normal, esto es lo normal», puntualizó sobre la responsabilidad de lanzar y acertar canastas claves.

Kobe se mostró cómodo, plenamente consciente de que le quedaban por delante dos días de descanso. Antes del encuentro ante los Pacers, Scott le dijo a su pupilo que no formaría parte de la expedición que partiría a Portland el lunes a las 10.30 de la mañana para medirse en la noche a los Trail Blazers. El coach quería que su estrella estuviera lista para medirse a Los Angeles Clippers el miércoles, y Kobe recibió de buen grado la noticia. Era el momento de que la Mamba mostrara una versión más agresiva, enseñó los dientes y propinó veneno a sus rivales en momentos clave.

«Estamos intentando mantenerle sano, tenerle en la marca de los 32 minutos», subrayó Scott. «Me gusta el hecho de que parezca que tiene más energía. Obviamente tiene sus piernas. Está descansado y si hace falta, está capacitado para remolcarnos en el último cuarto», confesó el coach.

Nick Young, quien lideró a la segunda unidad con 22 puntos (4/12 en tiros de campo y 2/5 en triples, además de un balance perfecto desde la línea de tiros libres con 12/12), puso la nota cómica cuando mencionó la capacidad de Kobe para amoldarse a las diferentes situaciones según el momento.

«Sienta bien, especialmente cuando yo le digo a Kobe que tiene que ser genial. Al final él hace lo que le digo y acaba haciendo las cosas que él hace: meter canastas», bromeó Young.

Los 88 puntos que los Lakers anotaron a Indiana supusieron la menor cantidad que alanzaron en una victoria durante esta campaña. Además, la banca volvió a anotar más puntos que los titulares (46-42), algo que ha sucedido en cuatro ocasiones esta temporada.

Sin embargo hubo un aspecto preocupante en la ajustadísima victoria de los Lakers ante los Pacers: la poca solidez a la hora de agarrar rebotes. Los laguneros sufrieron de lo lindo en ese aspecto (50-37 a favor de los visitantes) y dejaron escapar demasiados rebotes ofensivos (16-5), algo que contribuyó a que fueran vapuleados en los puntos de segundas oportunidades (26-2).

Este hecho casi les cuesta un partido que finalmente se decantó a su favor.

Anuncios
Avatar

Amaurys Florenzán

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.