Anuncios
Julio Iglesias ayudado por dos mujeres en la República Dominicana.

Julio Iglesias golpeado por secuelas de accidente y la vejez

Madrid.-La vida de Julio Iglesias, a diferencia de lo que cuenta en una de sus canciones más famosas, no sigue igual. Y es que las últimas imágenes que hemos visto de la estrella de 76 años en su playa privada han dejado a sus fans muy preocupados.

Fue el pasado 14 de de agosto cuando Nuria Marín daba pasó en ‘Sálvame’ a un vídeo que demostraba un evidente deterioro en la salud del icónico artista. Ayudado por dos mujeres para no caerse en su residencia de República Dominicana, así aparece Julio en las diferentes fotos difundidas por el programa de Telecinco. “A mí su entorno más cercano me ha dicho que está fatal, fatal de dolores», desveló Lydia Lozano. “El problema es de la pierna y de la espalda”, añadió la colaboradora.

Julio Iglesias, delgado y con vendaje en el tobillo.

Además, en las imágenes también observamos una venda en el tobillo izquierdo de Iglesias y unas piernas muy delgadas, detalles que también llamaron la atención de los tertulianos del espacio de Mediaset. También especularon sobre las acompañantes del cantante español más internacional: «Yo lo primero que he pensado que son chicas de rehabilitación que tiene que tener porque si no, no puede andar así»,subrayó Lozano, argumentando que podrían estar ayudándole con sus problemas de movilidad.

El día que Julio volvió a nacer

El 22 de septiembre de 1963, cuando todavía era canterano del Real Madrid, tuvo un accidente de coche en Majadahonda. Sin embargo, no fue hasta semanas más tarde cuando comenzó a sentir graves dolores en la espalda. «En Navidad Julio andaba con dificultad, lo hacía despacio y renqueando. Gritaba y lloraba sin descanso, aliviado puntualmente por la sobredosis de calmantes. El doctor Iglesias consolaba a su hijo como podía, pero después de haber visitado más de 50 médicos no había explicación científica lógica», explica Óscar García Blesa en ‘Julio Iglesias: La biografía’.

«Fue diagnosticado con osteoblastoma, un tumor benigno de células gigantes (…). Además, Julio sufría una paraplejia, así que su padre llamó al doctor Blanco Argüelles para encargarse del proceso de rehabilitación. (…) Su tenacidad y unas irrefrenables ganas de vivir fueron determinantes a la hora de lograr una mejora definitiva», cuenta García Blesa en dicho libro.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.