Anuncios
Última foto del doctor Pablo Ulloa.

Hermano de doctor arremete contra vacacionistas: «Murió por cuidar de imbéciles como ustedes»

«Espero se hayan tomado bonitas fotos en la playa y las guarden. Está fue la última foto en vida que vi de mi hermano, médico que murió por cuidar de imbéciles como ustedes», así de contundente fueron las palabras del hondureño Daniel Enoch Ulloa, dirigidas a todas las personas que salieron de vacaciones en los días de la Semana Santa.

Junto a la publicación, compartió una foto del doctor Pablo Ulloa, quien se encuentra en una cama de hospital y con un tubo de oxigeno conectado a la nariz. El médico, perdió la vida en agosto del año pasado, fue parte de la primera línea de profesionales de la salud que atendieron a los pacientes con COVID-19.

Según informó El Heraldo de Honduras, Pablo, quien era originario de San Isidro, en Santa Cruz de Yojoa, perdió la vida a causa de la neumonía que le provocó el virus el cual contrajo en el Hospital Escuela.

El médico tenía 55 años y era padre de dos hijos, de 23 y 26 años. Su muerte generó un gran impacto en su país, pues fue de las primeras bajas médicas causadas por la pandemia.

Gloria Ulloa, hermana del doctor, explicó al citado medio que Pablo estuvo orientado a toda su familia para que se cuidaran del virus, pues detalló que era un profesional muy comprometido, «Mi hermano era un médico increíble, un supermédico, investigaba, trataba a la gente, no le importaba el pago».

Por eso el mensaje de su hermano Daniel Enoch se ha hecho viral, pues arremetió contra quienes se fueron de vacaciones, cuando el peligro de la pandemia aún sigue latente y pese a las advertencias de la posible llegada de una nueva ola de contagios.

Para el 10 de febrero de este año, las autoridades hondureñas tenían un registro de 70 doctores muertos por el SARS-CoV-2, a eso se suman 38 enfermeras que igualmente murieron porque se contagiaron cumpliendo su labor.

En una entrevista  Suyapa Figueroa, presidenta del Colegio Médico Hondureño , comentó que una gran cantidad de profesionales de la salud habían enfermado porque el gobierno de su país nunca les dio el equipo de protección personal indicado para atender durante la emergencia sanitaria.

La funcionaria también denunció que las condiciones laborales a las que han sido sometidos los doctores son injustas, pues incluso llegan a trabajar 24 horas seguidas, «Es un trato inhumano al que fue sometido y sigue siendo sometido el personal, en su mayoría médicos jóvenes que fueron contratados a través de una especie de becas de un programa que se llama Código Verde, que labora en las áreas covid-19 de los centros asistenciales públicos del país».

Aun con el personal de salud mermado, la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (CONAPREMM) de Honduras, reportó que en la Semana Santa se movilizaron 600,000 turistas.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.