Anuncios

Gran Mancha Roja de Júpiter: “Es un monstruo”

Un grupo de científicos de diversas nacionalidades publicó un estudio en el que devela datos desconocidos de la Gran Mancha Roja que se encuentra sobre el planeta Júpiter. Gracias a los datos proporcionados por la sonda espacial Juno de la NASA, los investigadores descubrieron que esta mancha es una tormenta de dimensiones tan profundas que podría engullirse por completo a la Tierra. “Es directamente un monstruo”, aseguró una de las coautoras del estudio.

De acuerdo con la investigación que fue publicada el pasado jueves en la revista Sciencela Gran Mancha Roja tiene una profundidad de entre 300 y 500 kilómetros. Aunque los científicos afirman que esta extensión se esta reduciendo, estas dimensiones son formidables.

El dato reciente de la profundidad de este fenómeno se suma a lo que ya se sabía de él, y es que se trata de una tormenta que posee un ancho de 16.000 kilómetros. Con estas medidas, se puede ver en nuevas imágenes 3D del planeta que la Gran Mancha Roja se ve como un “panqueque gordo”.

Scott Bolton, del Instituto de Investigación del Sudoeste de San Antonio, Estados Unidos, dijo que podría no haber un límite como tal en el fondo de la tormenta. ”Probablemente se esta desvaneciendo gradualmente y sigue bajando’’, comentó Bolton en una conferencia de prensa.

Científicos de diferentes nacionalidades pudieron establecer la profundidad aproximada que tiene la mancha roja que se encuentra sobre el planeta Júpiter (NASA/)

La investigación también señala que la Gran Mancha Roja es probablemente la tormenta joviana de mayor altura medida hasta la fecha con los instrumentos de microondas y de mapeo de gravedad de Juno, explicó Bolton.

Arqueólogos descubren una colosal fábrica de vino de 2700 años de antigüedad en Irak

El científico contó también que miles de tormentas azotan al planeta más grande del sistema solar en todo momento. Remolinos hermosos y coloridos, nubes y filamentos que cubren todo el planeta, tal y como se ven en la nave espacial.

Hasta hace una década, la mejor manera de estudiar cualquier fenómeno sobre Júpiter era verlo desde la distancia. Se podían utilizar el telescopio espacial Hubble de la NASA, en órbita alrededor de la Tierra o telescopios terrestres. Con ellos, se había podido establecer el ancho de la Gran Mancha Roja, pero la profundidad del fenómeno era objeto de especulaciones en el ambiente científico.

“Algunos de ellos especularon con que iba a ser muy, muy poco profundo, como si estuviéramos hablando de decenas de kilómetros. Otros pensaron: ‘Bueno, en teoría, podría llegar tan profundo como el núcleo de Júpiter”, dijo al sitio estadounidense sobre tecnología The Verge Marzia Parisi, coautora del estudio y científica del Laboratorio de Propulsión a Jet del Instituto Tecnológico de California.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.