Anuncios

Foto con Jorge Blanco muestra el cinismo de Joaquín Balaguer

Redacción El Motín.- Esta foto fue tomada la mañana de un domingo de 1986, en medio del proceso de transición para la vuelta al poder del ex presidente Joaquín Balaguer, quien había ganado las elecciones de este año derrotando en las urnas al candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Jacobo Majluta.

La fotografía fue tomada durante la visita que hizo a la casa de Balaguer el entonces presidente saliente Salvador Jorge Blanco, quien acudió a felicitarlo por su victoria electoral y hacerle entrega apresurada de documentos en los que se daba cuenta de la situación en que dejaba el gobierno que llegaba a su fin.

Balaguer, con sonrisa amplia, recibió a Jorge Blanco y a su esposa la Primera Dama, Asela Mera de Jorge. El líder reformista y presidente electo era todo cordialidad, sonrisas y simpatías.

Jorge Blanco, aunque sonreía, se veía algo apesadumbrado. El sentimiento de preocupación era extensivo a su mujer y el séquito que le acompañaba.

La preocupación de Jorge Blanco, que se evidencia en la foto, no era en vano. Meses después de este día y de la toma de posesión de Balaguer, Jorge Blanco sufriría una serie de penalidades sin cuento, incluidos exilio y la cárcel, como parte de una feroz persecución política impulsada por Balaguer.

Muchos piensan que si Jorge Blanco hubiese tenido valor y arrojo, frente a Balaguer, su desgracia no hubiese llegado a tanto. Balaguer odiaba a Jorge Blanco por razones que nadie supo claramente.

Algunos dicen que Balaguer le guardaba rencor porque se sentía ofendido por éste cuando desde el gobierno tomó medidas para impedirle viajar en su helicóptero para desarrollar su campaña presidencial.

Otros lo atribuyen a que el fenecido presidente Antonio Guzmán le había confesado su temor por la llegada al poder de Jorge Blanco. Las razones que empujaron a Balaguer a actuar contra Jorge Blanco a lo mejor sean reveladas en algún momento.

Pero esta imagen, que recoge el abrazo entre ambos, es un ejemplo del cinismo y la «máscara» que llevó Balaguer hasta la hora de su muerte.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.