Anuncios

El “padrote”, en vez de ayudar a víctimas de acoso sexual organizaba “fiestas de sexo” para superiores

TEXAS – No cabe duda de que Fort Hood tiene su lado oscuro.

Hace menos de una semana se descubrió el cuerpo del soldado Gregory Morales, quien desapareció en agosto del 2019. La búsqueda por la soldado Vanessa Guillén se ha intensificado luego de que desapareció de la base militar hace un poco más de dos meses.

Las alegaciones de asalto sexual se multiplican en las redes sociales y la historia del lugar no es la más limpia.

Un caso bien marcado es el del sargento de 1ra. clase Gregory McQueen, pero de clase no tenía nada.

McQueen formaba parte del equipo SHARP, una agencia del Ejército asignada a responder a casos de acoso o asalto sexual en Fort Hood. La unidad estaba designada para apoyar a víctimas de acoso o asalto sexual, pero McQueen aprovechó su posición para convertirse en un predador.

McQueen estaba asignado a prevenir el acoso y los asaltos sexuales en su batallón, pero terminó organizando una red de prostitución y los detalles de la investigación son perturbadores.

McQueen se convirtió en el “padrote” de Fort Hood. “Tengo una soldado que por $75 dólares, hace lo que quieras en la cama”, le dijo McQueen a un soldado que testificó en su contra.

En los documentos de la corte se informa que McQueen planeaba “fiesta de sexo” para oficiales superiores en Fort Hood y reclutaba mujeres soldados de la base para su red de prostitución.

Durante los testimonios en corte se revelaron mayores detalles de la operación clandestina de McQueen.

McQueen intentó reclutar a una soldado diciéndole que podría “hacer dinero fácil” si lo dejaba presentarla a superiores de Fort Hood para que tuvieran sexo con ella a cambio de dinero. El sargento le tomó fotos desnuda para mostrárselas a sus clientes potenciales, según documentos de la corte y datos publicados por el armytimes.com.

En corte a la mujer se le refirió como “Jane”, quien fue mandada a un hotel para tener sexo con un superior de la base militar luego de que McQueen la reclutó.

“Jane” luego ayudó a McQueen a reclutar otras mujeres soldados para su operación sexual en Fort Hood.

Según reportajes de AP en el San Antonio Express News el reclutamiento de McQueen incluía mujeres casadas. En uno de sus textos presentados en corte, McQueen le envió detalles a una soldado casada en Fort Hood sobre la organización de una “orgía”. El sargento insistió en que no se llevaran celulares al lugar porque estarían participando oficiales superiores del Ejército.

En otro caso McQueen invitó a otra soldado, quien él sabía había sido asaltada sexualmente por un sargento el año anterior a una de sus fiestas de sexo.

En los archivos se indica que McQueen utilizaba tácticas de intimidación y trataba de controlar a sus víctimas con drogas y alcohol.

En marzo del 2015 el sargento fue encontrado culpable de 15 de los 21 cargos que enfrentaba y sentenciado a 24 meses de prisión, degradado de su rango y dado de baja deshonrosamente.

Ningún otro superior fue sentenciado a cárcel en el caso.

En marzo del año corriente autoridades desmantelaron una operación de tráfico humano que resultó en el arresto de 14 personas. Según la Policia de Temple los sospechosos operaban una red de prostitución.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.