Anuncios

Barsa y Real Madrid triunfan

Barcelona.-Luis Suárez consiguió un triplete, Lionel Messi metió dos y el líder Barcelona humilló el sábado 8-0 al Córdoba, pero Cristiano Ronaldo respondió con otros tres goles en el triunfo del Real Madrid 3-2 sobre el Sevilla para mantener a los merengues a dos puntos de los azulgranas en la liga española.

Messi asistió en el primer gol de Ivan Rakitic a los 42 minutos, marcó a los 46 y 80 y vio como Suárez subía sus 14to, 15to y 16to tantos ligueros a los 45, 53 y 88 para el cuadro azulgrana, que abultó el marcador por vía de Gerard Piqué (65) y Neymar (85) de penal.

La victoria dejó al Barcelona con 87 puntos cuando restan tres fechas por jugarse.

El Madrid acumula 85 unidades gracias al triplete de Cristiano (36, 37, y 68) en cancha del Sevilla, que recortó dos veces por vía del 20mo tanto del colombiano Carlos Bacca (45) y Vicente Iborra (79), pero vio truncado su invicto de 34 partidos como local y marcha quinto con 69 puntos. El martes, el cuadro merengue se las verá con la Juventus por el choque de ida de las semifinales de la Liga de Campeones, mientras que el Barsa recibirá el miércoles al Bayern Munich. “Teníamos que tener paciencia, porque sabíamos que acabaríamos marcando. Estoy en un buen momento”, reconoció Suárez, autor de12 tantos en la racha de 11 fechas sin perder del conjunto azulgrana, que también celebró el 20mo partido con el arco invicto del chileno Claudio Bravo, nuevo récord del club en la liga.

La 40ta diana de Messi le permitió superar transitoriamente a Cristiano en la tabla de máximos cañoneros del campeonato, pero el portugués recuperó luego el trono y ya cuenta 42 goles.

“Tenemos que ganar los tres partidos que restan. La esperanza es lo último que se pierde”, dijo el timonel madridista, Carlo Ancelotti.

La jornada registró también el empate, 0-0, entre el Athletic de Bilbao y el vigente campeón Atlético de Madrid, actual tercero con 76 puntos, y se completó con la igualada 1-1 entre el Deportivo La Coruña y Villarreal. Jaume Costa (48) avanzó a los visitantes, pero el costarricense Celso Borges (50) rescató un punto por el cuadro coruñés con su tercer tanto liguero.

El Barsa jugó sin despeinarse y administrando esfuerzos bajo el sofocante calor en Córdoba. Terreno abonado para la inspiración de Messi, quien trazó su primera pincelada al recibir de su compatriota Javier Mascherano, colarse en al área sorteando a tres rivales y disparar raso a las manos de Juan Carlos Martín.

Retrasado al flanco derecho, el argentino combó luego una diagonal que Neymar remató, mordida y al poste, antes de que José Angel Crespo despejara frente al acoso de Suárez.

La jugada sirvió de boceto al genio, y Messi afinó poco después la asistencia para Rakitic, hábil para controlar con la diestra y empalma con el exterior del botín, lejos del alcance del arquero.

Con el descenso de categoría pesando sobre el cuadro local, el Barsa fue a por el segundo antes del descanso y lo encontró en un globo de Andrés Iniesta para Suárez, quien buscó la espalda de la defensa y empujó de derechas.

Los visitantes incrementaron su bagaje goleador en la segunda mitad, con el tercero de Messi, puntual cabeceador de un centro de Alves, antes de que Suárez subiera el cuarto, también con un testarazo picado servido por el lateral brasileño.

Había dejado de remar hace rato el Córdoba, y Piqué castigó la falta de tensión, nuevamente por vía aérea en tiro de esquina. Messi se apuntó a la fiesta al rebañar una jugada de Pedro Rodríguez y luego permitió que un desacertado Neymar anotara también de penal. Suárez, en zurdazo raso de auténtico cazagoles, cerró la paliza.

“La liga no está ganada porque en las tres competiciones estamos a un partido de perderlo todo”, avisó Mascherano.

El Madrid no cejó en su empuje en cancha del Sevilla, donde Cristiano se estrelló en el arquero Sergio Rico antes de marcar a la tercera, cuando aprovechó la prolongada ausencia de Grzegorz Krychowiak, atendido en la banda por un golpe, para cabecear a gol un excelente cruce desde la izquierda de Isco Alarcón.

Consumada la celebración, el portugués empujó el segundo, originado en un centro del colombiano James Rodríguez que prolongó el mexicano Javier “Chicharito” Hernández.

Pero un innecesario penal de Sergio Ramos a Aleix Vidal permitió a Bacca acercar al Sevilla, y el segundo tiempo siguió igual de intenso con el ingreso de Gareth Bale, asistente en el tercero de Cristiano, magistral finalizador de cabeza al ángulo más lejano.

El tanto de Iborra le puso pimienta al final, en que Iker Casillas debió intervenir para salvar el triunfo visitante.

Anuncios

Redacción

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.