Anuncios

Así sería hoy Maddie McCann a los 17 años

ABC

La vida de Praia da Luz ya nunca ha vuelto a ser igual desde que desapareció sin dejar rastro en 2007 la niña británica Madeleine McCann, entonces con solo cuatro años. Y ahora esta idílica localidad del Algarve portugués se vuelve a sobresaltar con las novedades que llegan desde Alemania, porque un nuevo sospechoso ha puesto de nuevo el extraño caso en primer plano.

La gran incógnita se mantiene: ¿Sigue viva la pequeña? La respuesta está en el aire, con un reguero de pistas desconcertantes que apuntan en una u otra dirección.

Pero, si continúa en pie aquella rubita con aspecto angelical, ¿cómo sería hoy? ¿qué aspecto ofrecería? Suponiendo que se encuentre en alguna parte, Maddie tendría 17 años, de modo que el misterio puede desembocar en nuevos giros bajo la hipótesis de que transcurran los meses y alcanzara la mayoría de edad.

A la izda, aspecto de la criatura cuando desapareció. A la dcha. otra recreación
A la izda, aspecto de la criatura cuando desapareció. A la dcha. otra recreación – AFP

De momento, las policías británica y alemana se han basado en las fotografías que se hallaban en su poder de aquella encantadora criatura para aplicar un innovador algoritmo que desarrolla un modelo de fisonomía virtual pero muy creíble. El resultado es que se difunden así unas imágenes de cómo estaría hoy físicamente la que todo el mundo recuerda como la frágil McCann.

Llamamiento a la población

Si alguien en Reino Unido, en Alemania, en Portugal o en España cree haber visto a esta joven, solo tiene que dirigirse a la policía y relatar lo que haya observado. Porque cualquier indicio (altura, ropa, similitudes) puede contribuir a resolver uno de los enigmas más complejos del mapa de las investigaciones policiales en la Unión Europea.

De nuevo, regresa la pesadilla para los padres de la niña, Kate y Gerry, quienes han acudido recientemente al Tribunal de Estrasburgo. Lo hicieron en febrero, con el Brexit ya consumado, pero considerando que los antecedentes los autorizaban a recurrir otra vez a la justicia para interponer una demanda contra el inspector portugués Gonçalo Amaral, que fue apartado del caso y se lanzó a escribir un polémico libro titulado «La verdad de la mentira» (traducido al español y publicado por la editorial Esquilo) para defender la tesis de que el señor McCann es el responsable de la desaparición de su propia hija.

Una teoría derivada de sus pesquisas personales mientras estuvo al frente del espinoso asunto. Y una teoría que ningún responsable policial ha vuelto a divulgar ni siquiera por asomo.

Amaral desató una verdadera oleada de sorpresa, pero hoy se preserva completamente al margen de una controversia que quedó sepultada por todo tipo de reconstrucciones y detalles posteriores.

Anuncios
Avatar

El Motín

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.