Anuncios
El Motín

El mundo rechaza al Boeing 737 MAX: ¿Qué pasará ahora con el gigante aeronáutico?

RT

Dos catástrofes aéreas mortales protagonizadas por aeronaves Boeing 737 MAX 8 en menos de cinco meses han impulsado a las líneas aéreas y autoridades en todo el mundo a suspender el uso de estos modelos de aviones hasta esclarecer las causas de los siniestros ocurridos en Indonesia y Etiopía.

Mientras que algunos especialistas suponen que podrían haber sido provocados por el fallo del nuevo sistema informático de los Boeing 737 MAX 8, denominado ‘MCAS’, la propia compañía constructora insiste en que sus aeronaves son seguras.

Al mismo tiempo, ante la situación y el rechazo masivo de estos modelos de Boeing, la empresa ha apoyado la “suspensión temporal” de las operaciones de los 737 MAX a nivel mundial, ya que “la seguridad es un valor fundamental” para la compañía y “siempre lo será”. Además, el presidente y director ejecutivo de Boeing, Dennis Muilenburg, ha detallado que sus empleados colaboran con “los investigadores” y hacen “todo lo posible” para identificar la causa de los siniestros.

El gigante aeronáutico ha tomado la decisión de apoyar la suspensión de la operación de los 737 MAX tras consultas correspondientes con la Administración Federal de Aviación de EE.UU. (FAA, por sus siglas en inglés), la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de EE.UU. (NTSB) y “las autoridades de aviación y sus clientes de todo el mundo”. Pero a estas alturas, ¿a qué consecuencias se enfrenta Boeing?

Caída de acciones

El anuncio de la suspensión de los vuelos de los aviones Boeing 737 MAX 8 y MAX 9 en EE.UU. se ha reflejado inmediatamente en una caída de más del 2% de las acciones de la compañía en la Bolsa de Nueva York.

Si al principio de la jornada el precio de una acción de la compañía era de 378,43 dólares, a las 14:50 (hora local) su valor bajó hasta los 363,33 dólares. Cabe mencionar que para el cierre de operaciones el precio subió de nuevo hasta los 377,14 dólares, lo que incluso presenta un aumento del 0,46% en comparación con la jornada anterior.

Sin embargo, esta brusca caída del valor en medio de la jornada ha demostrado la existencia de una alta sensibilidad del mercado en relación con el desarrollo de la situación con los 737 MAX, lo que no descarta la posibilidad de otra pérdida de valor de las acciones de Boeing en dependencia de los resultados de las investigaciones de las catástrofes.

Pérdida de mercados importantes

A decenas de países que suspendieron el uso de los aviones Boeing 737 MAX o hasta cerraron su espacio aéreo a estas aeronaves, este 11 de marzo se ha sumado China, y esta decisión podría afectar bastante a la compañía. Resulta que la constructora de aviones estadounidense se mostraba muy optimista con las posibilidades comerciales que ofrece este gigante asiático, ya que el mercado de la aviación chino pronto se convertirá en el más grande del mundo.

Así, según pronóstico de la compañía el país necesitará 7.690 aviones nuevos por un valor de 1,2 billones de dólares en las próximas dos décadas. Eso representa un aumento del 6% de las proyecciones que Boeing hizo hace un año y se debe a que la clase media de China continúa creciendo y aumenta la demanda de viajes aéreos. “El futuro de la aviación comercial en China es muy emocionante”, cita Bloomberg la declaración de septiembre pasado del vicepresidente de marketing de Boeing, Randy Tinseth.

Ceremonia de la primera entrega de un Boeing 737 Max a Air China en Zhoushan, China, 15 de diciembre de 2018 / Thomas Peter / Reuters

Por ello, la decisión del regulador de la aviación de China de suspender el uso del avión Boeing 737 MAX tras la reciente tragedia en Etiopía representa una amenaza directa a los planes comerciales de la compañía. Es que esta economía asiática, de 12.200 millones de dólares, es la mayor fuente de viajeros salientes del mundo y un mercado crucial no solo para Boeing, sino también para Airbus, que podría fácilmente aprovechar la situación actual y realizar una expansión en el mercado chino.

En este caso Boeing podría perder bastante dinero, ya que por ejemplo el año pasado China representó aproximadamente el 13% de los ingresos de la empresa.

Posibles demandas e indemnizaciones

La perspectiva de que las aerolíneas presenten a Boeing reclamaciones debido a que no pueden usar los 737 MAX por razones de seguridad ya cuenta con el primer precedente. Así, la compañía noruega Norwegian ya anunció que no operará sus 18 aviones Boeing 737 MAX tras la tragedia en Etiopía y que la constructora de aviones estadounidense debería cubrir sus pérdidas resultantes.

“Vamos a emitir a Boeing una factura. Norwegian no debería incurrir en pérdidas porque no puede usar un avión completamente nuevo”, declaró este 13 de marzo el vocero de la línea aérea, Lasse Sandaker-Nielsen. Norwegian no precisó la suma de sus reclamaciones a Boeing, al detallar que el total depende del tiempo de la suspensión de los vuelos, que a su vez está relacionado con la duración de la investigación.

De los resultados de la investigación de los accidentes en Etiopía e Indonesia también depende si los familiares de las víctimas presentan demandas contra Boeing en los tribunales. Por ejemplo, si se confirma la versión de que los siniestros fueron provocados por el funcionamiento incorrecto del sistema MCAS, los familiares de los fallecidos en estas catástrofes tendrán una causa probable para acudir a los juzgados.

Anuncios