Anuncios
El Motín

Solicitan pena de muerte para los acusados del asesinato del crítico Jamal Khashoggi

El Mundo

El fiscal general de Arabia Saudí, Saud al Moyeb, ha solicitado la pena de muerte para las cinco personas que han confesado haber participado en el asesinato del crítico saudí Jamal Khashoggi. Sostiene que drogaron y descuartizaron al periodista de 59 años que colaboraba en el ‘Washington Post’.

En una rueda de prensa en Riad, el fiscal ha afirmado que hay en total 11 acusados por el crimen de Khashoggi, asesinado el pasado 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, al que había acudido para realizar un trámite administrativo para poder casarse con su prometida turca.

El fiscal asimismo ha asegurado que el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, no está implicado en el asesinato del periodista. Al Moyeb dijo que el príncipe se enteró del caso a través de los «informes falsos» que le presentaron los agentes responsables de la operación y «por los medios de comunicación».

Al Moyeb acusó al subdirector de los servicios secretos del reino, Ahmad Asiry, de organizar la operación, que tenía como objetivo «devolver» a Khashoggi a Arabia Saudí, y aseguró que la orden del asesinato partió del jefe de la delegación enviada a Turquía, cuyo nombre no citó.

El fiscal general ratificó la teoría que ya expresó hace unas semanas, al explicar que se produjo una «pelea» entre los agentes y Khashoggi en el consulado, y entonces, los sospechosos le sujetaron y le inyectaron una «dosis grande de un somnífero», lo que produjo su muerte.

«Después de asesinarlo, el cuerpo fue cortado en trozos por los asesinos y llevado fuera del consulado», dijo el fiscal general. Uno de los cómplices entregó el cuerpo del periodista a un «colaborador turco», que se deshizo de los restos posteriormente. El fiscal aseguró que se ha realizado un retrato robot de ese colaborador, según las descripciones de la persona que le entregó el cuerpo, y que ha entregado esas informaciones a las autoridades turcas.

Las declaraciones de la Fiscalía saudí, sin embargo, han sido calificadas de «insatisfactorias» por Turquía. «Quiero decir que encuentro algunas de las declaraciones [de la Fiscalía] insatisfactorias», dijo el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, a la agencia Anadolu.

El jefe de la diplomacia turca expuso varios puntos que le parecían contradictorios e insistió en que se trataba de un asesinato premeditado y planeado.

«El ministro de Exteriores de Arabia Saudí me llamó media hora antes de que la Fiscalía hiciera las declaraciones. Nos dicen que ahora hay 11 personas en prisión preventiva. Antes había 18. Para 5 de estos 11 se ha pedido la pena de muerte. A los otros ¿por qué los han puesto en libertad?», preguntó Çavusoglu.

«Se dice que todo ocurrió cuando esta persona se resistió a que lo llevaran de vuelta a su país, pero era algo planificado. Si no, no se entiende que descuartizaran el cuerpo. Llevaron de antemano los instrumentos necesarios para matarlo y descuartizarlo», subrayó el ministro turco.

«¿Dónde está el cuerpo de Khashoggi? Hay que hacer que salga a la luz el instigador, el que dio las instrucciones; no se puede cerrar el proceso así. Seguiremos el asunto», concluyó Çavusoglu.

Anuncios