Anuncios
El Motín

Una mujer más denuncia que el juez propuesto por Trump para la Corte Suprema la acosó sexualmente

Rt

En Estados Unidos otra mujer ha declarado que fue acosada sexualmente por el juez Brett Kavanaugh, candidato propuesto por Donald Trump para formar parte de la Corte Suprema, que está a la espera de la confirmación del nuevo nombramiento por parte del Senado.

Se trata de Deborah Ramírez, de 53 años, que estudió con Kavanaugh en la Universidad Yale y afirma que hace 35 años el actual juez se desnudó ante ella en una fiesta en una residencia y le puso en la cara su miembro viril, haciéndola tocarlo sin su consentimiento cuando ella intentó apartarlo, informa The New Yorker, que ha contactado con la mujer.

La propia Ramírez menciona que en aquella fiesta estaban jugando un juego de beber y ella se emborrachó rápido. Según su relato, uno de los estudiantes apuntó en su dirección un pene de plástico y momentos más tarde, cuando ya estaba en el suelo, se acercaron dos estudiantes más, y fue entonces cuando uno de ellos, Brett, la asaltó sexualmente.

Ramírez recuerda que alguien dijo que no era un pene de verdad y todos se echaron a reír ante su confusión, instando a que ella “lo besara“. “Alguien gritó en la sala ‘Brett Kavanaugh acaba de poner su pene en la cara de Debbie'”, comentó Ramírez.

Las acusaciones de Ramírez han llegado hasta las oficinas de al menos cuatro senadores demócratas, y al menos dos de ellas han iniciado las investigaciones. La mujer ahora insta a que el caso sea investigado por la FBI.

¿Campaña de desprestigio de los demócratas?

Por su parte, Kavanaugh ha declarado que la acusación en su contra es falsa y que va a testificar el próximo jueves para defender su “buen nombre” y reputación, que ha construido trabajando toda su vida, “ante estas alegaciones de último minuto“. “Este supuesto episodio de hace 35 años no ocurrió”, ha comentado el juez.

La portavoz de la Casa Blanca Kerri Kupec ha declarado que la Casa Blanca apoya al juez en esta causa y ha denunciado que la acusación de Ramírez “no corroborada” forma parte de una “campaña coordinada de desprestigio por parte de los demócratas que busca destrozar a un buen hombre”.

“Esta acusación es rechazada por todos los que estaban presentes, según se dijo, y totalmente inconsistente con lo que dicen muchas mujeres y hombres que conocían al juez Kavanaugh en el colegio en aquel tiempo”, ha señalado Kupec. Cabe señalar que Ramírez es demócrata, pero insiste en que sus acusaciones no están motivadas políticamente y lo que busca es justicia y cambio social.

Más acusaciones

El próximo 27 de septiembre Kavanaugh se presentará ante el Comité Judicial del Senado para testificar también sobre otras acusaciones de agresión sexual, provenientes de la profesora de California Christine Blasey Ford, que ha denunciado que Kavanaugh la asaltó sexualmente durante una fiesta en el verano de 1982, cuando ambos estudiaban en la escuela secundaria.

Ford, quien también va a testificar el jueves, afirma que Kavanaugh la empujó hacia el dormitorio, cerró la puerta, la empotró contra la cama y le cerró la boca con su mano para que dejara de gritar mientras intentaba quitarle la ropa. En aquel momento en la habitación supuestamente estaba un amigo y compañero de clase de Kavanaugh, Mark Judge, quien, por su parte, ha comentado a The New Yorker que no se acuerda de nada parecido.

Anuncios