Anuncios
El Motín

“Mi padre ordenó el asesinato de mi esposo”

BBC

El 14 de septiembre, Pranay Perumalla fue asesinado en frente de su esposa, Amrutha, en lo que se alega fue un crimen de honor.

Amrutha y Pranay fueron novios desde la secundaria en Miriyalaguda, una pequeña aldea en el sur del estado Telangana, en India. Fue ahí donde se conocieron.

Pero ahora el padre de la viuda ha sido arrestado por ordenar asesinarlo.

Amrutha, de 21 años, pertenece a una familia adinerada de casta alta, mientras que Pranay, que tenía 24, era un paria (conocidos antes como intocables).

Pero a pesar de las objeciones de sus padres los jovenes se casaron en abril de 2016. Y con cinco meses de embarazo, Amrutha ahora relata lo impensable.

“Mi padre mató a mi esposo porque él no pertenecía a la misma casta que yo”, le contó Amrutha a Deepthi Bathini, del Servicio Telugu de la BBC.

Pranay PerumallaDerechos de autor de la imagenAMRUTHA VARSHINI
Image captionSimpatizantes de la víctima encendieron velas frente a la casa de Pranay.

No hay datos oficiales, pero según un estudio, cada año, cientos de personas en India son víctimas de los llamados crímenes de honor, sólo porque se han enamorado o casado contra los deseos de las familias.

Muchas de éstas todavía prefieren los matrimonios arreglados dentro de su propia casta y religión.

A manos de sicarios

La policía arrestó al padre de Amrutha, Maruti Rao, y otros seis individuos, incluyendo el hermano de Rao y tres supuestos asesinos a sueldo, en relación al crimen.

El superintendente distrital AV Ranganath dijo a los periodistas que Rao supuestamente complotó con su hermano y otros dos hombres para matar a Pranay y que ellos lo ayudarona contratar a los sicarios por una suma de 10 millones de rupias (US$138.000).

Protesta de castasDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa diferencia entre castas sigue causando tensiones en India.

Añadió que el ataque, que sucedió frente a un hospital, fue el cuarto intento en quitarle la vida a Pranay.

Ranganath también informó que Rao había admitido las acusaciones y que le había dicho que su motivo fue porque Pranay era un paria y su familia no tenía dinero.

Sin embargo, Rao y los otros sindicados no han emitido una declaración independiente respecto a las acusaciones.

La BBC se comunicó con el abogado de Rao que dijo no tener comentarios.

La BBC también visitó la casa de Rao pero la encontró desocupada y ningún otro miembro de la familia ha ofrecido respuestas.

El ataque

El día del asesinato, Amrutha se despertó tarde. Le dolía la espalda, así que fue al hospital para una consulta. Pranay y su suegra la acompañaron.

Cuando salieron del hospital, Pranay la seguía unos pasos atrás y ella recuerda haberle hecho una pregunta. Cuando no le contestó, ella se dio la vuelta y lo vio tendido en el piso.

Pranay PerumallaDerechos de autor de la imagenFACEBOOK
Image captionParanay fue atacado con lo que parece ser un hacha.

El video de circuito cerrado de televisión del hospital, que ha sido trasmitido por los canales noticiosos nacionales, muestra un hombre siguiendo a la familia cuando salían por la puerta de rejas.

Primero impactó la parte superior del cuerpo de Pranay con lo que parece ser un hacha. Cuando Pranay cayó al suelo, lo golpeó otra vez.

Amrutha dice que su suegra alejó al hombre a empujones, mientras ella corrió al interior del hospital para buscar ayuda.

“Cuando llamé a mi padre a enfrentarlo, me dijo, ‘¿Qué quieres que haga? ¿Que lo lleve al hospital?'”, relata.

Relación clandestina

De niña, Amrutha afirma que su madre la disuadía de que hiciera amistad con niños de otras castas. Así que sus padres se opusieron a su relación con Pranay desde el momento en que supieron de esta. Pero eso no frenó a Amrutha.

“Siempre nos caímos bien. Solíamos hablar mucho por teléfono y luego nos enamoramos“.

“Teníamos que vernos clandestinamente. Pero a mí no me importaba su casta o cuánto dinero tenía su familia. La que era importante es que nos amábamos”.

Pranay y AmruthaDerechos de autor de la imagenFACEBOOK
Image captionAmrutha enviudó cuando tenía cinco meses de embarazo.

En una ocasión, en abril 2016, Amrutha afirma quesu padres la encerraron en casa. “No tenía manera de hablar con Pranay, pero lo que me mantenía era mi amor por él”, asegura. Finalmente, logró escapar.

Se casaron en enero de 2018 y se pasaron a vivir con los padres de Pranay, que habían aceptado su matrimonio.

Amrutha señala que estaban planeando mudarse a Canadá cuando se enteró de que estaba embarazada. Decidieron esperar hasta el nacimiento del bebé.

Les contó a sus padres sobre su embarazo esperando que recapacitaran su postura. Pero, para su horror, su padre le pidió que abortara. Y se lo siguió repitiendo cada vez que le habló después.

“Vivíamos siempre con temor, pero nunca pensé que mi padre recurriese a tal crueldad”, expresa.

Abandonada por la familia

Nadie de su familia la ha llamado desde la muerte de Pranay, ni siquiera su madre, que solía hablarle por teléfono frecuentemente.

“Pensaba que me llamaba porque estaba preocupada”, recuerda Amrutha. Ahora, no puede dejar de imaginar que su madre le estaba informando a su padre sobre sus intenciones, tal vez sin darse cuenta de sus intenciones.

Grupos de parias protestan contra el asesinato de PranayDerechos de autor de la imagenFACEBOOK
Image captionGrupos de parias han salido en apoyo a Amrutha.

Entretanto, los padres de Pranay y Amrutha han recibido mucho apoyo.

Varios grupos defensores de los parias y organizaciones femeninas han visitado la casa para expresar solidaridad. En el porche está la foto de un Pranay sonriente, rodeado de pétalos y velas encendidas. Mientras Amrutha habla, se alcanzan a oír los gritos de “viva Pranay” desde el porche de la casa donde los simpatizantes se han congregado.

Al escucharlos, la madre de Pranay, Hemalatha, se echa a llorar. Amrutha, que también empieza a llorar, la consuela. “Culpo a toda mi familia. No regresaré con ellos. Los padres de Pranay son mis padres ahora”, asegura.

Acaba de empezar una página en Facebook, Justicia para Pranay, que ha atraído a más de 112.000 seguidores en unos pocos días. Y varios otros sitios con el mismo nombre han surgido, todos expresando indignación y pidiendo justicia.

Kauslaya ShankarDerechos de autor de la imagenNATHAN G
Image captionEl esposo de Kausalya, Shankar, fue asesinado por su familia en 2016 por que se casó con ella.

Ha estado muy activa en Facebook, publicando fotos de manifestaciones y mensajes de apoyo, así como imágenes suyas y de Pranay. En una de las fotos, aparecen más jóvenes bajo el pie de foto: “Nacidos para estar juntos para siempre”.

También ha compartido una fotografía de un oficial de policía escoltando a su padre con el texto: “No liberen a mi padre”.

El pedido de justicia de Amrutha llamó la atención de Kausalya, otra mujer de casta alta cuyo esposo, Shankar, fue asesinado por que se casaron. Ella ha comparecido en contra de sus padres y continúa haciendo campaña en contra de los crímenes de honor y casta.

“El asesinato de Pranay me recordó de mí y Shankar”, expresó al Servicio Tamil de la BBC. “Su amor por él la hará fuerte. Ella dice que se va a enfrentar al sistema de castas y que obtendrá justicia para Pranay. Estaremos respaldándola”.

Amrutha dice que Pranay siempre le mencionó que la casta no bebería ser un obstáculo al amor.

“Ambos decidimos luchar por nuestro amor. Ahora, lucharemos por justicia”, declara. “Pero me preocupa que mi padre trate de hacerle daño a mi bebé y a mis suegros”.

Anuncios