Anuncios
El Motín

Soon Yi rompe su silencio para defender a Woody Allen y carga contra su madre, Mia Farrow

El Mundo

Aunque el caso llevaba casi dos décadas cerrado tras una investigación policial que determinó que no había pruebas suficientes para sostener una acusación de semejante calibre en su contra, el director de cine Woody Allen no pudo evitar que su nombre volviera a salir a la luz en el marco del aluvión de escándalos sexuales que, a finales del año pasado, acabaron con la carrera de algunas de las figuras más poderosas de Hollywood: todo ello con el resurgimiento de aquellos testimonios que, en 1992, ya le vinculaban a la sórdida teoría de que había abusado sexualmente de su hija Dylan cuando esta solo tenía nueve años.

Ahora, para sorpresa de propios y ajenos, la esposa del cineasta, Soon-Yi Previn (47), quien por lo general se ha mantenido ajena al debate público y, por tanto, en un discreto segundo plano, acaba de salir a la palestra para defender no solo el honor de Woody, sino para atacar con dureza a la mujer que le adoptó cuando solo era una niña.

La esposa de Allen, ha negado esas acusaciones de Mia Farrow, ex pareja del director y madre adoptiva de la propia Soon-Yi, en las que aseguraba que el cineasta abusó sexualmente de su hija adoptiva Dylan Farrow en 1992 y ha asegurado que Mia está usando el movimiento #MeToo para dañar la reputación de su Allen.

En una entrevista con la revista Vulture, del New York Magazine, Soon-Yi ha roto el silencio que guardaba desde hacía décadas para defender al director: “Nunca me interesó la idea de escribirle una carta abierta a Mia, del tipo ‘Queridísima mamá’, pero lo que ha pasado con Woody es muy injusto y cruel. Mia ha estado utilizando a Dylan y la ha presentado como una víctima para aprovecharse de tirón del movimiento #MeToo. Y en estos momentos tenemos a toda una nueva generación de personas que están escuchando una versión sesgada de la historia que no deberían haber conocido nunca”, relata la intérprete, que contrajo matrimonio con Allen en 1997.

La relación de Woody Allen y Mia Farrow se rompió en enero de 1992, cuando la actriz descubrió algunas de las fotos de desnudos que el director había hecho a Soon-Yi. “Recuerdo la llamada telefónica cuando encontró las fotos”, rememora Previn. “Recuerdo cuando [Mia] me llamó por teléfono después de que encontrara las fotos. Simplemente me dijo: ‘Soon-Yi’… Con esa voz tan fría y tétrica que tiene. Sabía que tenía las horas contadas y tenía muy claro, por su tono de voz, de que se había enterado. Cuando llegué a casa, me preguntó por ello y yo, por instinto de supervivencia, lo negué todo. Cuando me respondió ‘Tengo fotos’, sabía que me había atrapado. Por supuesto, me pegó un bofetón y luego llamó a todo el mundo para contarle su historia”, ha rememorado Soon-Yi en la misma entrevista. cuenta a Vulture.

Previn cuenta ahora que las circunstancias fueron muy diferentes a como Farrow las contó: “No fui una pequeña flor retrasada y menor de edad que fue violada, molestada y mimada por un malvado padrastro”. El propio Allen participad en este punto de la conversación de su esposa con el reportero de la revista: “Soy un paria. La gente cree que yo soy el padre de Soon-Yi, que la violé y que me casé con mi hija menor de edad y retrasada”.

Otra defensa

Soon-Yi es el segundo miembro de la familia Farrow-Allen que sale en defensa del director: el pasado mes de mayo, Moses, otro de los hijos que fue adoptado por el matrimonio, compartió un escrito en redes en el que también aseguraban que los abusos de los que había sido acusado el cine eran falsos. “Ya no podía permanecer en silencio, ya que [Allen] continúa siendo condenado por un crimen que no cometió”.

De hecho, Moses acusó a la estrella de Hannah y sus hermanas de orquestar las acusaciones contra el cineasta y alega que fue ella quien le dijo a Dylan qué tenía que decir. También asegura que Mia despidió al terapeuta de Dylan y presionó a la niñera de la familia para que renunciara después de que cuestionara las acusaciones.

Anuncios