Anuncios
El Motín

El NHC cancela todos los avisos de tormenta por el paso de Isaac

El Nuevo Día

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) descontinuó, en su boletín de las 5:00 p.m., todos las vigilancias y advertencias de tormenta tropical para el área del mar Caribe luego que la tormenta tropical Isaac continuó con su patrón de debilitación y desorganización.

El fenómeno atmosférico, que entró a la zona del mar Caribe en la mañana de hoy, jueves, ahora ostenta vientos sostenidos máximos de 40 millas por hora y se mueve a 16 millas por hora en dirección oeste.

La cercanía del sistema a Puerto Rico provocará un aumento en los aguaceros y condiciones marítimas peligrosas. Prevalece aún el pronóstico de que estas condiciones se sentirían hasta, por lo menos, el próximo domingo, informó el meteorólogo Ian Colón Pagán, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan.

El deterioro de las condiciones del tiempo que se ha registrado hasta el momento provocó que el SNM emitiera a esta hora una vigilancia de inundaciones repentinas para la mitad este de Puerto Rico hasta las 8:00 p.m. de mañana, viernes.

A las 11:00 p.m., el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) informó que Isaac continuaba su rumbo hacia el oeste a 16 millas por hora y con vientos de 40 millas por hora. Sin embargo, los pronósticos apuntan a que el fenómeno atmosférico se debilitará aún más en los próximos días y que, inclusive, podría convertirse en una onda tropical.

Específicamente, se encontraba en la latitud 14.9 grados norte y la longitud 64.4 grados oeste, a 195 millas al sur de Saint Croix y a 440 millas de Santo Domingo, República Dominicana. Tenía una presión de 1,006 milibares y sus vientos se extendían a 105 millas del centro.

Los meteorólogos han augurado que Isaac pasará más cerca de Puerto Rico de lo que se había proyectado. Colón Pagán precisó que sería entre 100 a 150 millas al sur de Ponce. Ayer se promedió que sería entre 150 a 175 millas al sur de ese municipio.

No obstante, se espera que la tormenta continúe debilitándose y que la extensión de su área de cobertura disminuya. Por tal razón, Colón Pagán resumió que el efecto global de Isaac para Puerto Rico sería fuertes lluvias, vientos en ráfagas de entre 25 a 35 millas por hora, oleaje de hasta 14 pies y un riesgo de corrientes submarinas alto.

Se espera que la intensidad de la lluvia aumente gradualmente durante el día, cuando incrementaría la probabilidad de lluvia de un 40% a un 70%. Ya para mañana, el SNM ha anticipado un 90% de probabilidad de aguaceros para toda la isla.

Además, en su boletín de las 11:00 a.m., el NHC aumentó los promedios de lluvia que se esperan, de media pulgada a pulgada y media. También se elevó el pronóstico a entre dos a cuatro pulgadas de lluvia en el sureste de Puerto Rico, aunque en zonas aisladas pudieran caer hasta seis pulgadas. Para el resto de la isla, entre una a dos pulgadas de lluvia, con hasta tres pulgadas en zonas aisladas.

El informe especifica que esta cantidad de aguaceros pueden causar “inundaciones peligrosas”.

Además, se indicó que la marejada ciclónica también pudiera ocasionar inundaciones costeras.

El SNM exhortó a la ciudadanía a no transitar por zonas inundables para no poner en riesgo su vida.

Por otro lado, la agencia federal promedió que el sistema se degradaría para el próximo lunes a depresión tropical.

En su recorrido por el Caribe, se espera que la humedad asociada se quede en la región. Por tal razón, Colón Pagán indicó que se auguran aguaceros sobre la isla hasta el próximo domingo.

“Contribuirá al desarrollo de aguaceros y tronadas, principalmente en el interior y oeste de Puerto Rico en horas de la tarde. En esa zona serán más los numerosos o intenso del día”, dijo el experto sobre la lluvia del fin de semana.

En cuanto a las condiciones marítimas, el meteorólogo informó que una advertencia para operadores de pequeñas embarcaciones está en efecto para todas las aguas circundantes, debido a que se esperan olas hasta 10 a 12 pies, con probabilidad de que en ocasiones aumente hasta 14 pies, así como vientos de hasta 30 nudos.

Otra advertencia de resacas fuertes se emitió, porque se esperan olas rompientes de hasta 14 pies.

También se ha emitido un comunicado para alertar a los bañistas a que no entren a nadar a las playas. Esto se debe a que las corrientes que se registran pueden arrastrarlos hacia mar afuera y provocar su ahogamiento.

Colón Pagán indicó que se espera que las condiciones marítimas mejoren gradualmente, una vez Isaac se aleje de la zona.

Por otro lado, el centro de Isaac pasó esta mañana entre medio de Dominica y Martinica.

Hasta el momento, no hay informe de los daños ocasionados por este sistema a estas islas.

Anuncios