Anuncios
El Motín

Muere el dramaturgo estadounidense Neil Simon

ABC

Cuando se habla de la historia del teatro estadounidense del siglo XX, no puede olvidarse a Neil Simon, quizás el mayor talento para la comedia que ha dado recientemente la escena estadounidense, lo que significa también la internacional. Le bastaría con una de sus obras, «La extraña pareja», para tener un lugar destacado en el medallero dramatúrgico. Nueva York, la ciudad en la que nació y vivió, le puso incluso hace más de treinta años su nombre a uno de sus teatros. Y en Nueva York ha muerto, a los noventa y un años, Marvin Neil Simon, nombre completo del dramaturgo. Una complicación en una neumonía ha sido la causa de su muerte en el hospital Presyterian de Manhattan. En Broadway, los teatros apagaron ayer las luces de sus marquesinas, según la costumbre, por uno de los hombres que con más frecuencia hizo reír a sus espectadores. Entre 1960 y 1990, raro era no ver en la cartelera neoyorquina una obra de Neil Simon, que tenía el récord de tener en cartel al mismo tiempo cuatro funciones en Broadway. Un crítico teatral de su ciudad dijo en una ocasión, recuerda Reuters, que no solo era una persona exitosa dentro del mundo del espectáculo, sino también una institución». Tres de sus obras -«La extraña pareja», «Biloxi Blues» y «Perdidos in Yonkers»- obtuvieron el Tony, el máximo galardón del teatro estadounidense, y logró un cuarto por su contribución al teatro americano. La ligereza que algunos achacaron a sus comedias fue dando paso, con el tiempo, a una mayor profundidad en sus personajes y situaciones.

Alternó las comedias con los libretos para musicales, que se sostenían fundamentalmente en la solidez de sus historias. Fue precisamente con una revista musical compuesta a base de sketches escritos por Simon, «Catch a Star!», con la que subió en 1955, por primera vez a un escenario en Broadway. Había nacido en el Brox neoyorquino el 4 de julio -día de la Fiesta Nacional de su país- de 1927. Estudió en las Universidades de Nueva York y de Denver antes de servir en el Ejército. Junto a su hermano mayor Danny empezó a trabajar en la década de los cuarenta en distintos sketches para el locutor radiofónico Goodman Ace. Pasarían después a trabajar en la televisión junto a nombres como Sid Caesar, Phil Silver, Jackie Gleason, Mel Brooks o Woody Allen.

«Come Blow Your Horn» (1961) fue su primera incursión como autor dramático en Broadway. En 1963 estrenó «Descalzos en el parque», de la que se ofrecieron más de 1.500 representaciones. Los años sesenta fueron los más fecundos, con obras como «La extraña pareja», «Sweet Charity», «Plaza Suite» y «The Last of the Red Hot».

Su último trabajo original -las reposiciones de sus obras son constantes- fue «45 Seconds From Broadway»-, una comedia estrenada en Nueva York el 11 de noviembre de 2001, exactamente dos meses después de los atentados de las Torres Gemelas. La ciudad necesitaba reírse, y ahí estaba Neil Simon para ofrecer su humor.

El cine no desaprovechó su talento, y además de las adaptaciones de sus obras firmó guiones originales como los de «Un cadáver a los postres» o «California Suite». «La extraña pareja» -sin duda el mayor de sus éxitos- ha resultado un filón para la televisión: no solo se han hecho adaptaciones para este medio, sino también un río de series basadas en los antagónicos y cómicos compañeros de piso.

Contaba Neil Simon que cuando era niño se subió a una roca para ver una película de Charlie Chaplin que echaban en un cine al aire libre, y que de la risa se cayó y se abrió la cabeza. «Mi máxima aspiración cuando escribo una comedia -aseguraba- es que todo el público se caiga al suelo, retorciéndose y riéndose tanto que algunos incluso se desmayen».

Anuncios