Anuncios
El Motín

Acusan a 5 personas de abuso infantil tras encontrar a 11 niños desnutridos en un remolque en Nuevo México

El mensaje, enviado por un detective en otro estado a 2.400 kilómetros de distancia de la oficina del sheriff del condado de Taos en Nuevo Mexico, fue directo: “Estamos muriendo de hambre y necesitamos comida y agua”, dijo en parte.

Aparentemente, provenía de alguien dentro de un complejo improvisado escondido en el condado de Taos, y se dirigió a la oficina del sheriff a través de otra persona que lo recibió y lo envió a la Policía en Georgia.

Fue suficiente para desencadenar una redada el viernes por parte de los agentes del sheriff del condado de Taos que descubrieron un remolque “asqueroso” escondido debajo de láminas de plástico. En el interior había 11 niños desnutridos con edades comprendidas entre 1 y 15 años, junto con tres mujeres que las autoridades creen que son las madres de los niños, dijo el sherill del condado de Taos, Jerry Hogrefe.

Dos hombres fuertemente armados, identificados por las autoridades como Lucas Morten y Siraj Wahhaj, fueron arrestados en el lugar. Ellos y las tres mujeres enfrentan 11 cargos de abuso infantil.

Wahhaj, de 39 años, era buscado por el secuestro de su hijo de 3 años, Abdul Ghani Wahhaj, en Georgia, dijeron las autoridades. Sin embargo, el chico no estaba en el complejo cuando la Policía llevó a cabo una orden de allanamiento allí. La oficina del Sheriff dijo que Abdul Ghani cumple 4 años este 6 de agosto.

“Las condiciones de vida más tristes”

“La única comida que vimos fueron unas patatas y una caja de arroz”, dijo Hogrefe después de la operación policial en el lugar.

“Pero lo más sorprendente y desgarrador fue cuando el equipo localizó a un total de cinco adultos y 11 niños que parecían refugiados del tercer mundo, no solo sin comida ni agua dulce, sino sin zapatos, sin higiene personal y básicamente con trapos sucios como ropa”.

Los niños fueron puestos bajo custodia de las autoridades y luego entregados al Departamento de Familias, Niños y Jóvenes de Nuevo México.

“Todos les dimos a los niños nuestra agua y los tentempiés que teníamos: eran las condiciones de vida y la pobreza más tristes que he visto”, contó Hogrefe.

La incursión

Ocho miembros del Equipo de Respuesta del Sheriff del condado y cuatro miembros de la unidad de Investigaciones Especiales del estado participaron en la ejecución de la orden de búsqueda en el complejo, el viernes, dijo Hogrefe.

La incursión se llevó a cabo sin sobresaltos, aunque, cuando encontraron a los dos hombres detenidos acusados, estos al principio se negaron a seguir las instrucciones de los agentes, según contó el sheriff. “Wahhaj estaba fuertemente armado con un rifle AR15, cinco cargadores de 30 cartuchos y cuatro pistolas cargadas, incluyendo una en el bolsillo”, detalló.

Cargos por abuso

En un comunicado el domingo, la oficina del Sheriff del condado de Taos dijo que las investigaciones habían continuado durante el fin de semana. Informó que los cinco arrestados se enfrentan a “11 cargos de abuso infantil”. “Cada cargo es un delito de tercer grado”, agregó.

La oficina dijo que Morten y Wahhaj habían sido acusados mientras estaban en el Centro de Detención para Adultos de Taos. No quedó claro inmediatamente si tenían abogados. Todavía no han hecho sus primeras apariciones en la corte.

La oficina del sheriff nombró a las tres mujeres como Jany Leveille (35), Hujrah Wahhaj (38) y Subhannah Wahhaj (35).

Una investigación de dos meses

La orden de allanamiento ejecutada el viernes llegó tras una investigación de dos meses con el condado de Clayton, Georgia, los investigadores y el FBI sobre el paradero del hijo de Wahhaj, dijo Hogrefe.

El sheriff dijo que el FBI “recientemente había proporcionado información y vigilancia en este lugar, pero ellos (el FBI) no creían que hubiera suficiente causa probable para entrar en la propiedad”.

Después de ver el mensaje, aparentemente enviado por alguien en el recinto pidiendo comida y agua, Hogrefe dijo que sentía que tenía que actuar. Pensaban que el hijo del hombre estaría allí también, pero no se encontró en el lugar.

Niño desaparecido

Ninguno de los adultos declaró nada sobre el paradero del niño, dijo Hogrefe después del operativo, pero “se creía razonablemente que él estuvo allí hace unas semanas”.

Según la afiliada de CNN WGCL-TV, la madre de Abdul-Ghani denunció su desaparición el 17 de diciembre, diciendo que había visto por última vez a su hijo el 1 de diciembre, cuando salía para ir al parque con su padre.

No se presentaron cargos criminales ya que no hubo un problema de custodia, dijo WGCL-TV.

El padre y su hijo fueron vistos por última vez juntos el 13 de diciembre después de que el vehículo en el que estaban estuviera involucrado en un accidente en Alabama, informó WGCL-TV. La cadena dijo que el vehículo estaba registrado en Morten y que, de acuerdo con la Policía, cinco niños y dos adultos más viajaban con Wahhaj y su hijo.

La Policía de Alabama aseguró que les dijeron que el grupo iba a acampar en Nuevo México, según la cadena.

Anuncios