Anuncios
El Motín

Hispana conectada a respirador eléctrico muere durante apagón en Brooklyn

El Diario

Siete horas sin electricidad significa siete incómodas horas sin luz o aire acondicionado, pero en el caso del apagón del pasado domingo en el complejo residencial Spring Creek Towers, en Brooklyn, además pudo causar la muerte de una vecina hispana conectada a un respirador artificial.

Así lo aseguran al menos sus familiares, quienes culpan a las autoridades de la muerte de Elisabeth Ramos, de 57 años, que padecía una enfermedad respiratoria desde los 13, por lo que necesitaba un respirador eléctrico para sobrevivir.

Su hija dijo a NBC 4 que dormía junto a su madre cuando se fue la energía a las 5 a.m. y como su equipamiento sólo funcionaba con electricidad, intentó ayudarla con oxígeno de los tanques de reserva, pero no dio resultado.

El suministro de energía no regresó sino hasta las 10 a.m. Los familiares aseguran que los servicios de emergencia tardaron mucho en llegar desde que llamaron al 911.

El complejo Spring Creek Towers, también conocido como Starrett City, está compuesto por 46 edificios, 6,000 apartamentos y más de 14,000 residentes (muchos de ellos personas mayores). Cuenta con una planta de energía propia, independiente del suministro de ConEdison.

Complejo residencial Spring Creek Towers.

El Departamento de Bomberos (FDNY) informó que rescataron a decenas de personas de los más de 100 elevadores en el complejo residencial, pero para Ramos la ayuda no llegó a tiempo. El FDNY se limitó a afirmar que el suceso está bajo investigación.

Este complejo residencial ubicado en East New York es propiedad de Brooksville Company, que compró Spring Creek Towers en mayo de este año.

La compañía asegura que invirtieron más de $40 millones de dólares en un plan de energía, pero que las revisiones no comenzarán hasta septiembre. Afirman que la planta de suministro contará con generadores de reserva.

Anuncios