Anuncios
El Motín

López Obrador carga con dureza contra el Instituto Electoral que multó a su partido

El País

Andrés Manuel López Obrador ha dado una rueda de prensa este viernes para hacer más evidente su distanciamiento con el máximo órgano electoral mexicano. El miércoles el Instituto Nacional Electoral (INE) multó a su partido, Morena, con 197 millones de pesos (10 millones de dólares) por el uso de un fideicomiso ilegal. Un fondo que, según su líder, fue creado para apoyar a los damnificados por los terremotos de septiembre del año pasado. El dirigente ha arremetido contra los miembros del organismo: “Sí existen elementos para sostener que están actuando de manera facciosa, de mala fe”.

Desde que el INE hiciera pública la multa histórica contra Morena, el futuro presidente de México ha sostenido reiteradamente que se trata de una ” vil venganza”. Este viernes ha reunido a la prensa para insistir en ese punto: “Se pasaron, se extralimitaron (…) Están actuando así porque los conservadores no aceptan la nueva realidad. Ya el pueblo de México decidió que se dé un cambio verdadero. No nos ven con buenos ojos”.

Todo comenzó el 25 de septiembre de 2017. El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador anunció la creación del fideicomiso Por los demás para ayudar a los afectados por los terremotos del 8 y 19 de septiembre, que castigaron duramente a la Ciudad de México y varios Estados. El hoy presidente electo afirmó entonces que el 50% del dinero público que recibiría para hacer campaña lo destinaría en su lugar a víctimas de los sismos. Y las alertas del INE y de sus rivales —la queja ha sido interpuesta por el PRI— se encendieron.

La autoridad electoral dijo en esas fechas que los recursos no podían ser destinados a ese esfuerzo, porque era ilegal. Morena anunció entonces que recaudarían la misma cantidad entre militantes y simpatizantes —alrededor de 100 millones de pesos— y la distribuirían a las víctimas a través de este fondo. La ley, no obstante, impide a los partidos políticos hacer donaciones para tal fin.

El proyecto elaborado por el INE está conformado por una robusta investigación que prueba una “trama de financiamiento paralela” basada en los movimientos de dinero de ese fideicomiso, según señaló el encargado de exponerlo, el consejero Ciro Murayama. El organismo detalla que Morena participó activamente en la constitución del fideicomiso que ingresó 78,8 millones de pesos, unos 4,1 millones de dólares, de los cuales un 56% fueron depósitos en efectivo y cuya procedencia se desconoce. Del total, fueron cobrados a través de cheques de caja 64,4 millones de pesos (3,4 millones de dólares). Y el 80% de ellos estaba a nombre de militantes de Morena que recogieron el dinero en efectivo en una sucursal.

“Ningún partido puede manejar dinero opaco, cuya fuente no sea conocida”, remarcó Murayama. En su exposición detalló que se encontraron con un “modus operandi irregular para llevar dinero de origen desconocido al fideicomiso. Se realizaron operaciones con diferencia mínima de segundos, en las que en siete días se ingresa el 44% de los recursos”, concretó sobre la investigación. “Estas aportaciones debían haber sido rechazadas”, señaló Murayama. Esta información ha sido compartida a la Fiscalía que investiga delitos electorales para su investigación.

López Obrador ha asegurado este viernes que el dinero que se recaudó en el fondo fue distribuido a los damnificados. “Nosotros jamás hemos pedido el voto. Nunca hemos entregado despensas o migajas. Somos distintos”, recalcó. Y agregó que se han repartido más de 27.000 apoyos por un valor de 65,4 millones de pesos a los Estados de Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla, Guerrero, Estado de México y la capital. Murayama señalaba: “Los partidos no son parte de la beneficencia. Llevar dinero o materiales a la gente se considera una dádiva, lo que está prohibido por la ley”.

Por su parte, Morena ha alegado que el fideicomiso es un fondo privado, que no está a nombre del partido. Pero pese a que rechacen los vínculos con este instrumento financiero, el INE ha logrado conectar los ingresos y egresos de Por los demás con militantes y candidatos de la formación a las elecciones del 1 de julio. El comité técnico del fideicomiso, por ejemplo, está conformado por seis personas, consejeros del partido, legisladores y coordinadores regionales de la organización. Entre ellos destaca Julio Scherer Ibarra, quien se convertirá en el consejero jurídico de López Obrador cuando asuma el cargo.

Lorenzo Córdova, el consejero presidente del INE, dijo el miércoles que existían “elementos suficientes” para probar la conexión del fideicomiso Por los demás con Morena. El órgano reconoció, no obstante, que no existen elementos para afirmar que el dinero haya sido utilizado para beneficiar las campañas políticas. La investigación solo explica un esquema que el partido pretendía ocultar sin dar parte a la autoridad electoral.

López Obrador ha insistido este viernes en que “acudirán a los tribunales” para recurrir lo que ha señalado como “una multa sin sustento jurídico”. Y ha lanzado una advertencia: “¿Qué pensaban, que me iba a quedar callado manteniendo una calumnia?”.

El líder de Morena ha anunciado también este viernes que no acompañará a Enrique Peña Nieto este fin de semana a la Cumbre del Pacífico, que se celebra en Puerto Vallarta (Jalisco). El motivo que ha dado es que “se ha retrasado la entrega de la constancia como presidente electo”. Y sin ese documento que acredite su cargo no puede asistir de manera oficial.

Anuncios