Anuncios
El Motín

Doctor Rafael Antún exige disculpa pública a médicos

Rafael Antún.

El médico Rafael Antún, radicado en Miami, Florida, ha exigido una disculpa pública a los galenos dominicanos, tras ser tildados como un “cartel” por el periódico Diario Libre.

Al demandar una disculpa por parte del referido medio de comunicación, el doctor Antún precisó que aunque no ha ejercido su profesión en República Dominicana, “tengo todo el derecho de defender la clase a la que pertenezco”.

“Me siento dolido por haber visto en uno de los periódicos dominicanos llamar a la clase médica ‘cartel’, palabra que identifica el narcotráfico, lo cual está muy lejos de aquellas personas que hemos estudiado medicina en las universidades dominicanas, bajo las condiciones inhumanas que conocemos y que a lo largo del tiempo siguen existiendo en hospitales donde niños mueren, donde adultos no son atendidos, donde mafias controlan la compra de medicamentos en los departamentos de salud de nuestro pueblo”, apuntó el reconocido urólogo criollo.

Antún consideró que es una gran falta de respeto que ese periódico diga que la clase médica es un cartel, “quizás porque están defendiendo a sus miembros”, opinó.

“Llamar “cartel” a los médicos es una ofensa, un gran error, una falta de respeto; esa palabra no se puede escribir ni se puede mencionar. Usted, periodista que escribió ese artículo, usted señor director que selecciona los títulos de las primeras páginas deben revisarse. La clase médica en todas partes del mundo es especial. A nosotros, que hemos ido a las universidades, que nos exponemos cada día a enfermedades infectocontagiosas mortales para salvar vidas, para darle salud a nuestro pueblo no se nos puede llamar cartel.

Usted, señor director, se equivocó y creo que deben rectificar y pedir disculpas. Nosotros los médicos, y más en nuestros países pobres, sufrimos mucho cuando una vida se nos va por falta de equipos, por falta de medicamentos, como pasa en República Dominicana día a día. Vemos como son publicadas muchas muertes de recién nacidos en las maternidades del país y nadie dice nada. Quizás en República Dominicana sí existen muchos “carteles”, no solamente del narcotráfico y que ustedes como medio de comunicación, tienen miedo mencionar”, indicó.

En su escrito, el doctor Antún recordó que los médicos “no somos los que vendemos las medicinas al sector salud. Los médicos de República Dominicana no tienen que ver con la compra de los equipos que no están calificados en los hospitales dominicanos. No tenemos que ver con las construcciones que se han hecho en los hospitales dominicanos sobreevaluados; sin embargo, cuando un paciente se presenta a una emergencia, los médicos siempre estamos dedicados y dispuestos a hacer el mejor trabajo, siempre y cuando contemos con las herramientas necesarias”.

Espero que a quienes en ese medio de comunicación ofendieron a los médicos; Dios les de mucha salud, al igual que a sus familias, pero sí creo que ofender a la clase médica dominicana es un gran error. El medio debe pedir disculpa y le hablo como médico dominicano que ejerzo en el país más avanzado del mundo, pero que le debo ser médico a mi país y a mis profesores que todos ejercen en República Dominicana. Defiendo la clase médica, porque cada vez que se me acerca un dominicano le he dado la mano.

He participado en operativos médicos en el Club Mauricio Báez y en otros más y cada vez que puedo ayudar lo hago; contrario a muchos que se han beneficiado y que hoy llaman a nuestra clase médica “cartel”.

“Usted se equivocó, usted puede caer en manos de ese sector que usted se equivocó al llamar cartel, usted nos ha ofendido a todos, usted debe rectificar esa publicación pidiendo disculpas y la clase médica dominicana debe ponerse de pie, no tener miedo y reclamar que los cárteles que existen en el sector salud de República Dominicana no son médicos. Tengan el valor de mencionar cuáles son los “cárteles” que mantienen los hospitales con medicamentos que no sirven, los altos precios de las medicinas y la compra de equipos médicos que no sirven, la sobreevaluación en las construcciones de los hospitales y por qué se mueren los pacientes”.

Sostuvo que lo que gana de sueldo un médico en República Dominicana no le alcanza ni siquiera para comprar un estetoscopio, para escuchar el corazón de sus pacientes ni para comprar un libro de orientación médica; no les alcanza para adquirir una computadora para mantenerse al día, tampoco para ir a una conferencia y estar al día en la medicina.

¿Cuántos pagan los seguros a los médicos? Algunos, tengo entendido, que no alcanzan ni 200 pesos, que no equivale a 4 dólares, cuando los equipos médicos primarios para atender una emergencia cuestan mucho más que eso.

Los médicos dominicanos tienen un gran corazón y un gran sentido de servirle a su pueblo; los médicos dominicanos son héroes por trabajar en el medio ambiente que ofrecen los hospitales del Estado, y lo digo con orgullo y respeto a esa clase de personas, que ha ido a las universidades muchas veces sin desayunar a estudiar la carrera más difícil que existe.

Yo sí puedo hablar en nombre de mí clase, porque soy un médico dominicano que estuvo en esos hospitales e hice pasantía médica en los campos dominicanos; yo tengo exequátur para ejercer medicina en República Dominicana, porque nunca fui favorecido de ir a hacer pasantía médica a un sitio de privilegios.

Por eso y por muchas otras razones exijo una disculpa pública para la clase médica dominicana.

Anuncios